Rícar: “El día uno de comenzar nadie habría pensado que los contratos que había eran una mala operación”

El director deportivo de la Cultural Leonesa, que jugó en aquel Córdoba de Tercera en la década de los ochenta, conoce bien que "la toma de decisiones en el mundo árabe cuesta en los primeros años", en su caso con Aspire Qatar, pero "mantienen estabilidad", por lo que "en ese sentido son increíbles, transmiten confianza en las personas a medio plazo" | Para él "no sería ninguna sorpresa que Juanito continuara"

Ricardo Pozo Gálvez 'Ricar' durante posando en uno de los jardines de María la Judía en su vuelta a Córdoba tras su tercer año en León.

Ricardo Pozo Gálvez 'Ricar' durante posando en uno de los jardines de María la Judía en su vuelta a Córdoba tras su tercer año en León.

Tras los encuentros con Juan Luna Eslava y Rafael Ruiz ‘Coco’, llega la tercera entrevista con uno de esos cordobeses y cordobesistas que jugaron en aquel Córdoba CF de Tercera División. Es el turno de un Ricardo Pozo Gálvez ‘Rícar’ que en la actualidad es el director deportivo de la Cultural Leonesa, el club que pertenece a la Academy Aspire Qatar, y donde continuará un año más para sumar su cuarta temporada en León. Por ello, como Coco, su trayectoria le avala en el fútbol actual incluso con el plus de saber lo que es trabajar en un club con capital árabe, que como los bareiníes de Infinity Capital son propietarios de otros clubes como por ejemplo el Leed United inglés.

“Llegaron a León hace seis años y allí siguen”, comentó Rícar precisamente tras volver a su Córdoba después de dejar esta semana cerrada la planificación del próximo curso en la Primera RFEF. “Ya tenemos el presupuesto general y se cumple al céntimo. La toma de decisiones del mundo árabe es lenta, cuesta más en los primeros años”, apostilló, para justificar así los que ocurrió en esta primera temporada al completo de Infinity en el Córdoba, y precisamente estas dos semanas sin respuestas desde Baréin para el cordobesismo.

La estampa de Ricar con sus dos etapas en el Córdoba CF.

La estampa de Ricar con sus dos etapas en el Córdoba CF.

Rícar señaló que “siempre hay aspectos negativos, pero también positivos. Por ejemplo mantienen estabilidad”, por lo que “transmiten confianza en las personas a medio plazo”, de manera que para él “no sería ninguna sorpresa que Juanito continuara”. Para ellos “la viabilidad económica es la base y la persona de enlace, allí es Felipe Llamazares -su director general- y aquí Javier González Calvo”. “Es verdad que los dueños están lejos, pero si la persona de enlace es ágil, no es un problema”.

“Adelantar un día en el mundo del fútbol es importante”

El cordobés comentó que sus inversiones los áreles son “procesos que entienden a medio y largo plazo. No sólo se basan en los resultados, también en las personas. Transmiten confianza y creen que el objetivo se puede conseguir en tres o cuatro años. En ese sentido son increíbles”. Eso sí, Ricar reconoció que en la toma de decisiones “adelantar un día en el mundo del fútbol es importante”.

La caída del Córdoba CF a la Segunda RFEF

Tras disertar la forma de trabajo de los fondos de inversión procedente del Golfo Pérsico, Rícar valoró la caída del Córdoba a la cuarta categoría nacional, que “no era previsible, pero si hay una temporada en la que puede asumirse era la de este año”. “Todos los clubes se encontraron este camino por el Covid y un formato para el que nadie estaba preparado, sobre todo el jugador”. Los futbolistas están  “hechos a 38 partidos y ésta liga era de partido“.

Reflexionó sobre dos cuestiones importante, y es que de los cuatros clubes que bajaron de Segunda A, Dépor, Numancia, Extremadura y Racing, ninguno jugaron el play off y tres se clasificaron para la Primera RFEF en la segunda fase”. El otro curioso dato, igualmente real, es que de los dieciséis equipos que empezaron el play off, “sólo el Amorebieta paró por el Covid”, lo que viene a evidenciar que “pasó mucha factura”, porque “entrenar en casa es jodido”. Paradójicamente en el Córdoba no se paró, porque sólo tuvo el positivo de Mario Ortiz.

Rícar mostrando la camiseta del Córdoba en su regreso a casa para iniciarse en la secretaria técnica en 2003.

Rícar mostrando la camiseta del Córdoba en su regreso a casa para iniciarse en la secretaria técnica en 2003.

En su opinión a los clubes importantes “les pudo la tensión y presión del campeonato”. Todo ello dentro de una “competición terriblemente dura, sin margen de erro, para los favoritos”, entre los que también se encontraba la Cultural Leonesa. “Todos se jugaron en un año subir dos categorías o perder dos”, y esto último fue lo que le pasó al Córdoba.

Muchas más cosas que los contratos heredados

En el caso del club de su tierra, no rehusó a responder al argumento tan utilizado desde la casa blanquiverde sobre los contratos heredados como razón del descenso. “El día uno de comenzar nadie pensaría que los contratos que había eran una mala operación. Ahora pasadas las circunstancias puedes pensar otra cosa, pero eso no es tangible. La realidad es que no consiguió sus objetivos con tres entrenadores de nivel. Son muchas más cosas que los contratos, quizás ser más humildes, respetar a clubes como los clasificados Linares, Algeciras. No se puede hablar de una sola razón”.

Rícar aseguró que “ese día uno todos contemplaban al Córdoba con envidia, había jugadores que nosotros tratamos de ficha y no llegábamos”. De ahí que tras no conseguir ninguno de sus objetivos apuntara que “las cosas no salieron con una plantilla con experiencia como se le catalogó, eso era más positivo que negativo, aunque luego en el transcurso de la temporada haya algo que se transmite como la ilusión y la frescura. Todos creíamos que no sólo iba a estar para ascender, sino el primero. Yo veía la plantilla compensada, dos por puestos, con dos porteros increíbles. No veía error”.

Dos caminos para ascender

Tras el batacazo no queda otra que levantarse para ascender, y “ahora hay dos caminos, dos paralelos o uno solo. Por un lado salir de la categoría en un año, porque tiene poder adquisitivo y los jugadores querrán venir. El otro camino es de construcción”. El primero se hace “fichando a quince futbolistas todos los años o hacerlos con un perfil de jugador que no sólo me valga para un año. Hay que estudiar en qué club y ciudad estás. Será el candidato número uno y tendrá los jugadores, pero el cómo lo tiene que marcar el club y es lo más importante“. “Hay que construir con base y no cada año algo diferente, no se puede adelantar si no hay proceso en la cantera”.

Rícar comentó que “el problema de ser el candidato número uno es llegar a serlo, que es más difícil”. Fueron muchos los que fallaron, y luego están los casos del Badajoz y el Ibiza, sus dos favoritos, que “llegaron porque tenía un base de la temporada anterior”. De ahí que sea de la idea de “crear para que en los malos momentos puedas salir. ¿Cómo? Con cantera, personalidad, compromiso y jugadores con hambre, que los hay con 16 y 38 años. El futbolista tiene que estar en el sitio que quiere y pensar que es el club de su vida”.

Ricar, arriba a la izquierda, en aquel once del Córdoba ante el Mestalla Valencia del primer partido del play off de 1985.

Ricar, arriba a la izquierda, en aquel once del Córdoba ante el Mestalla Valencia del primer partido del play off de 1985.

Echando la mirada atrás, a aquel ascenso desde la Tercera División del Córdoba, Rícar recordó que “en el 84 que hubiera tantos cordobeses en el equipo fue una necesidad. Fue una idea bonita y preciosa pero obligada porque no había dinero”. “Ahora es diferente, la entidad y los futbolistas son diferentes”. Desde su prisma “siempre creí en la idea de un proceso de trabajo con un desarrollo de jugadores de 15 años para llegar al primer equipo”.

“Ahora la afición es más fiel y en las malas responde”

Luego está el papel de la afición en una temporada que será dura. “No me gusta ser populista, soy de Córdoba, y es una locura que cuando los cordobeses se enganchan y lo hacen en las malas. Puede viajar a ver a Finito en Madrid o tomar Elche. La masa social cambió una brutalidad y la gente es del Córdoba por encima de los dueños, las categorías y los directores deportivos. Si algo creció en los últimos años es la masa social, que es más fiel, y en las malas responde”. “Aquí vimos descender al equipo a Segunda B contra el Valladolid y sacar a hombros a Juan Carlos Rodríguez como entrenador”.

Camino de los 54 años, Rícar intentará ascender la próxima campaña a la Cultural con el ex-cordobesistas Ramón González como entrenador. Tras colgar la botas en el Granada en 2001, poco después se enroló en el Córdoba, del que salió en 2005. Posteriormente, como Coco, pasó por múltiples clubes. La secretaria técnica del Orihuela de 2005 a 2008 dos temporadas. Luego fue segundo de Pepe Murcia en el Celta (2008-09), para al curso siguiente estrenarse como primer entrenador del Zamora. Volvió a las secretarias técnicas en el Valencia con Brauilo Vázquez (2012-13), para seguir en Osasuna (2016-17) y Sporting de Gijón (2017-18) con distintas colaboraciones. En verano de 2018 Llegó a León como primer espada, y desde entonces trabaja allí bajos los designios cataríes.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | cordobeses por España | Cultural Leonesa | Excordobesistas | Rícar | Segunda B | Segunda RFEF |

One Comments

  • GAUSS53 23 / 05 / 2021 Reply

    Aqui se piensa en la subida administativa y en cambiar de equipo cada vez de que abre el mercado,pase lo que pase la bomba explota y nos encontramos en el ultimo sotano como resultado

Deja una respuesta