Únicamente la mitad de la plantilla del Córdoba tiene contrato más allá de junio

Los otros once jugadores que forman el grupo de 23 desde el comienzo acaban su vinculación en seis meses, aunque siete de ellos firmaron en su momento con una campaña más opcional y podrían mantenerse en la entidad

Una estampa de la plantilla cordobesista en el encuentro copero ante el Sevilla

Una estampa de la plantilla cordobesista en el encuentro copero ante el Sevilla

El 1 de enero de cada año abre una situación diferente dentro del mercado de fichajes. Todo jugador con sólo seis meses más de vinculación con su club tiene la libertad de poder negociar su futuro sin cometer ninguna ilegalidad, aunque ésta sea una situación que muy pocas veces se da con tanto tiempo y que menos aún suele trascender a la opinión pública de una manera fehaciente. De entrada, el nuevo año comienza con doce jugadores blanquiverdes con su continuidad por contrato asegurada para el curso 2022-23, aunque luego raro es el verano en el que no hay algún traspaso y sobre todo alguna rescisión.

En el Córdoba 2021-2022 se da una situación un tanto diferente a la de otros años, por ejemplo por el corto número de cedidos hasta el 30 de junio. Tanto que sólo hay uno, Visus (Real Betis). Curiosamente fue uno de los pocos jugadores que se mantuvieron en el club en verano tras el fracaso de la temporada 2020-21, ya que fueron muchas las caras nuevas que llegaron, aunque con realidades diversas.

Una buena parte firmaron por dos campañas y, pensando en que el equipo pueda ascender, tienen vinculación hasta 2023 para poder seguir en una hipotética Primera RFEF. Son Felipe Ramos, José Cruz, José Alonso (con una tercera opcional en su caso), Ekaitz Jiménez, Omar Perdomo (también con otra más opcional), Simo (igual) y Antonio Casas.

Siete más podrían quedarse

Pero otra de las diferencias a otras temporadas es que varios jugadores más podrían ir asegurando su presencia en la nueva plantilla. O al menos ganar un año entra de contrado. El meta Carlos Marín, el lateral José Ruiz, los mediocentros Toni Arranz, Álex Bernal y Viedma y el delantero Adrián Fuentes firmaron según informó el club en su web en su momento hasta 2022, pero con otra opcional. Cabe pensar que dependerá en gran medida de los partidos jugados en este ejercicio, con situaciones variopintas al respecto. José Ruiz y Adrián Fuentes están siendo bastante utilizados, como Toni Arranz, mientras Álex Bernal perdió el ritmo por su lesión muscular. Viedma en cambio ha tenido menos opciones.

En cuanto a jugadores que estaban en el club desde antes, la mayor parte de los casos son de jugadores que tienen firmado también un año más tras el presente. Bernardo Cruz firmó hasta 2023 cuando regresó al club en 2020, mientras que también llegan a esa fecha tanto los jóvenes que dieron el salto al primer equipo, Puga y Luismi, como los que renegociaron su contrato rebajándose el salario para seguir, Javi Flores y Willy. La excepción es Miguel de las Cuevas, que renovó por esta campaña tan sólo con una opción de renovar por partidos jugados. Es el séptimo jugador en duda.

Mientras, acaban contrato los dos lesionados de larga duración, Samu Delgado y Álex Meléndez, a los que se les darán todas las facilidades para su recuperación incluso más allá de su contrato si debían buscar un nuevo equipo. La entidad anunció que no les renovaría sin saber su estado. También acabaría en 2022 Julio Iglesias, con ficha del filial pero miembro del grupo de la primera plantilla a todos los efectos.

Etiquetas

CCF | contratos | Córdoba CF | CórdobaCF | plantilla | renovaciones |

One Comments

  • ancaza57 02 / 01 / 2022 Reply

    Ufffffffffffffff, pues genial no???. Yo pensaba que la mayoría cumplían ya en enero/22. Al final se tendrán que ir los que se tengan que ir algunos querrán irse y otros no…., imcluído este nero/22, y se quedarán los que se tengan que quedar…, en fin…, nada nuevo bajo el sol aunque ya sea 2022. Saluditos.

Deja una respuesta