Tarde sin premio para ARS y Cajasur CBM

Los palmeños no pudieron dar continuidad a su victoria de la pasada semana y cayeron derrotados frente al Alcobendas (24-30), mientras los cajistas cedieron casi por el mismo marcador (30-25) ante el potente Villa de Aranda

Jugar en casa sigue siendo un suplicio esta temporada para los palmeños. Foto: ARS / Lorena Cuevas

Jugar en casa sigue siendo un suplicio esta temporada para los palmeños. Foto: ARS / Lorena Cuevas

No fue propicia la tarde para los equipos cordobeses en la División de Honor Plata Masculina, ya que ambos cosecharon sendas derrotas en sus partidos. El ARS no pudo dar continuidad a su victoria de la pasada semana y cayó derrotados frente al Alcobendas (24-30), mientras que el Cajasur CBM cedió casi por el mismo marcador (30-25) ante el potente Villa de Aranda.

 

Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda 30-25 Cajasur CBM

No pudo sacar nada positivo el cuadro cajista en su visita a la pista del segundo clasificado, que fue dominando a lo largo y ancho del partido y ya llegó al descanso con cuatro goles de renta. Los de Jesús Escribano lo intentaron, pusieron voluntad y dejaron buenas sensaciones, pero no les dio para llegar a poner en aprietos mayores a una escuadra burgalesa que está lanzada en las últimas jornadas.

Los primeros diez minutos de la primera parte fuero muy extraños porque el Villa de Aranda pareció salir como una apisonadora a la pista, y su ímpetu, unido a algo de desconcentración granate, le puso pronto en ventaja con un 4-1 de partida. Lo que quizá no entraba en el guion arandino era la reacción granate, con cuatro tantos consecutivos que le pusieron por delante. Alberto Suárez tenía un cabreo monumental y solicitó ya su primer tiempo en el minuto ocho.

La verdad es que no se veía nada incómodo al cuadro de Escribano sobre la pista, con Nazario canalizando el ataque, pero llegó una fase de desconcierto granate y en ese momento Aranda no perdonó. El Cajasur se atascó en el séptimo tanto y la escuadra burgalesa olió sangre para distanciarse nuevamente (11-7) en el minuto dieciocho. Escribano pidió un tiempo muerto.

El 6-0 defensivo arandino se atragantaba a la ofensiva cordobesa, que no conseguía superar el muro rival, y eso imposibilitaba reducir la renta. Lo mejor era que Aranda tampoco estaba muy entonado, y el partido no se terminaba de romper. Kiko Padilla entró en pista a siete para el descanso debutando con los cajistas, pero tampoco pudo contribuir a estabilizar algo una desventaja que fluctuaba entre los tres y cuatro goles, llegándose al descanso con victoria local por 15-11.

La segunda mitad se inició con una tónica similar al del final del primer acto. El intercambio de goles en ambas áreas no favorecía a un cuadro de Escribano que seguía estrellándose contra la aplicada defensa local. Los balones a Filipe Martins fueron la mejor opción para concretar la ofensiva, aunque la desventaja no se reducía y no había atisbo de poder puntuar.

Todo porque, a pesar de la aceptable defensa granate, en las filas burgalesas el brasileño Matheus y el pivote Javi García se las apañaban para mantener al Cajasur a raya, especialmente el fornido jugador de la cantera de Ademar, que sacaba mucho petróleo en sus acciones desde los seis metros.

Sin opciones de meterse en el duelo, los minutos pasaron para los granates con un quiero y no puedo ante una afición local que nunca vio peligrar la victoria de los suyos, porque el Cajasur nunca logró bajar la desventaja de los cuatro goles, incluso intentándolo a la desesperada con una defensa muy abierta. Al final, 30-25 en la pista del segundo clasificado, pero quizás con mejores sensaciones que las dejadas en otros partidos, como pudo ser el de Zamora.

FICHA TÉCNICA

30.- BLASGON Y BODEGAS CERES VILLA DE ARANDA: De Vega, Nico (1), Gabriel, Juande (3), Matheus (11), Abajo, Megías (4), Llorens (2), Del Val (1), Kilian, Abdella, Lucas, Javi García (6), Elustondo (1) y Pombo (1).

25.- CAJASUR CBM: Ramón Fuentes, Aitor Gómez (1), Alberto Requena, Esteban López (3), Nano (2), Antonio Hidalgo (3), Filipe Martins (5), Nazario (8), Padilla (2), Carlos León (1), Jota, Raúl Pavón, Domingo, Castro, Antonio Fernández y Kiko Padilla.

ÁRBITROS: Estellés y Montero. Descalificaron directamente al local Llorens (m. 58). Excluyeron por el Villa de Aranda a Abdella y Llorens (2); y por el Cajasur a Esteban, Domingo, Aitor, Jota y Antonio Fernández.

MARCADOR PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 4-1, 5-5, 8-7, 11-8, 13-9, 15-11 (descanso); 18-13, 20-15, 23-18, 26-20, 28-23 y 30-25.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de liga en la División de Honor Plata, disputado en el Príncipe de Asturias de ante unos 700 espectadores

 

ARS Palma del Río 24-30 BM Alcobendas

Guion parecido al de otras tardes el vivido este fin de semana en Palma del Río, con una primera parte igualada (12-13) y una segunda en la que el rival se marcha en el marcador dejando al ARS sin puntos. Los palmeños quedan muy descolgados y tienen un duro 2020 por delante.

El encuentro arrancó con iniciativa ligeramente de Alcobendas en los primeros minutos (2-3, m. 7), aunque rápidamente el ARS, con grandes paradas de Pepe Martín, llegó no sólo a mandar en el partido sino a acumular una jugosa renta de hasta tres goles (8-5, m. 16) con aportaciones de Ángel Povedano o Adrián Salas.

Sin embargo, los madrileños, hasta con un gol de su portero, Adrián Eceolaza, reaccionaron y colocaron un parcial 1-5 que les devolvió la iniciativa (9-10, m. 22). Un tiempo de Víctor Montesinos sirvió para que el cuadro palmeño se reorganizara y tras un tanto al final de la primera parte de Álex Plaza la renta se quedó ahí (12-13) al intermedio.

Sin embargo, el comienzo de segunda parte no fue positivo para el ARS, que tardó cinco minutos en anotar y vio como su rival empezó a estirar su ventaja hasta los tres y cuatro goles de renta tras dos zarpazos de Gonzalo Velasco (15-19, m. 40). Víctor Montesinos tuvo que pedir tiempo muerto porque el encuentro se iba.

Pero la cosa fue a peor. Las paradas de Eceolaza y las aportaciones de Crespo, Martín o Catalina pusieron otra máxima renta (17-22, m. 45), incluso con balón para el +6 que no aprovechó en primera instancia pero sí en segunda. Montesinos agotó tiempos, pero el pescado estaba vendido. Sobre todo porque el nivel de pérdidas, y de buena defensa madrileña, era incompatible ni siquiera ni con recontar la renta. Y además Manuel Catalina, enorme, apareció desde fuera para certificar el triunfo (20-27, m. 55).

El ARS lo intentó con defensas abiertas, 4:2 e incluso 3:3, pero la experiencia del Alcobendas se hizo notar para enfriar cualquier tipo de reacción. La racha de derrotas en el otrora inexpugnable El Pandero continúa.

FICHA TÉCNICA

24.- ARS PALMA DEL RÍO: Pepe Martín, Diego Reyes (8), Julián Portero (1), Julio Morgado (1), Toni Sánchez, Raúl Morales (1) y Ángel Povedano (6) -siete inicial-, Fernando Torres, Adrián Salas (2), Álex Plaza (4) y Carlos González.

30.- BALONMANO ALCOBENDAS: Adrián Eceolaza (1), Javi Rodríguez, Nacho Gimeno, Alfonso de la Rubia (2), Gonzalo Velasco (6), Mario Crespo (5) y Alberto Díaz (4) -siete inicial-, Sergio Antón, José Alberto López (2), José María Gutiérrez, Mikel Martín (4) y Manuel Catalina (6).

ARBITROS: Sanmartín Almazán y García Vico. Excluyeron a Ángel Povedano (2), por los locales; y a Alfonso de la Rubia, José María Gutiérrez, Manuel Catalina y Alberto Díaz, por los visitantes.

MARCADOR PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 2-2, 4-4, 7-5, 9-8, 10-11, 12-13 (descanso); 12-15, 15-18, 17-21, 18-25, 20-26 y 24-30.

INCIDENCIAS: Partido de la decimotercera jornada de liga en la División de Honor Plata Masculina, celebrado en el Pabellón El Pandero ante unos 300 espectadores.

Loading...

Deja un comentario