TIE-BREAK ELECTORAL: ”La relación con el deporte base ha sido la peor en los 40 años de la democracia”

El candidato a la alcaldía del PP, José María Bellido, subrayó que la gestión del IMDECO fue "un desastre, sucintamente, como el caballo de Atila" | Promete la construcción de una ''piscina olímpica de 50 metros" y una instalación ''polivalente''

La penúltima entrevista del ‘Tie-break Electoral‘ iniciado el pasado 26 de abril otorga el turno al Partido Popular de Córdoba ante la exclusión de listas electorales de Ganemos en Común. El PP acudirá a los comicios del próximo 26 de mayo con una cara nueva, la de José María Bellido, el candidato más valorado de las encuestas, que tiene como líder de la oposición la responsabilidad y el referente de los once concejales logrados en el anterior paso por la urnas cono José Antonio Nieto, que vino a ser la lista más votada entonces aunque no pudo mantener la alcaldía por el pacto de los partidos de izquierdas.

José María Bellido Roche nació en Córdoba un 15 septiembre 1977, luego aún tiene 41 años, y se crió en Vallellano, aunque ahora vive en Turrueñuelos. Estudió en el colegio Cervantes de los Maristas, para posteriormente licenciarse en derecho en la Universidad de Córdoba. Además cuenta con Máster en Dirección de recursos Humanos por Esic en Sevilla, la Escuela de Negocios de los Padres Reparadores, además de sumar varios programas, que no máster, de alta dirección en el Instituto San Telmo de Sevilla. Con serenidad y confianza llegaba a las instalaciones de El Vial Pádel donde no dudó en empuñar una pala sobre la pista antes de empezar a desgranar su programa electoral en materia deportiva.

Como al resto de alcaldables empezamos por esa primera pregunta tan fácil o tan difícil: ¿Por qué quiere ser alcalde de Córdoba?

Lo tengo muy claro. Después de participar en el gobierno de José Antonio Nieto he lamentado que después de dejar un Ayuntamiento para afrontar retos de ciudad se hayan perdido cuatro años, en los que se dedicaron a debatir y crear más de treinta comisiones. Luego veo como ciudades como Málaga avanzan, mientras que aquí perdemos el tiempo en debates como los de la Semana Santa y la Mezquita. Hay que centrarse en asuntos importantes, en una Córdoba con más oportunidades de empleo, y pensando en que los jóvenes puedan vivir y acceder a una vivienda.

¿Qué ideas, a grandes trazos, tiene previsto su partido para Córdoba? ¿En qué le gustaría mejorar a nuestra ciudad?

Lo primero a cambiar es la forma de trabajar en base a dos preguntas ¿Creemos que Córdoba está dando de sí todo lo que puede? ¿Tenemos el mejor gobierno que merecemos? Tengo claro que Córdoba puede dar mucho más de sí. Yo no tengo que derrotar a ningún partido, ni vengo a confrontar, sino que hay que trabajar de forma estratégica para involucrar a toda la ciudad. Recuperar el orgullo de ser cordobeses, llevamos demasiados años mirando a otras ciudades con envidia.

No podemos ser una ciudad que para la industria y las empresas nos vean con recelo. Eso sólo se consigue bajando impuestos, una bajada que va a ser masiva.  Así que esa reducción se concretará en 60 millones en los próximos 4 años, 180 euros por cordobés y 470 por familia. En la caja del Ayuntamiento no puede 120 millones. Que a nadie se le escape que hay que ofrecer mucho más, tenemos que ir a un plan de vivienda, conseguir unas 2.000 en precios tasados razonables para mayores y jóvenes. A 90.000 euros por compra y 300 de alquiler.

Los servicios sociales tienen que estar bien porque habrá gente que seguirá en desempleo. En nuestra ciudad los sueldos no son altos, si eres de clase media-alta te pagas la instalación deportiva que quieras, pero hay que tener oferta pública, tanto cultural como en el deporte, para que sea accesible para todo, algo que ahora mismo está en riesgo.

José María Bellido gesticulando durante la entrevista con Cordobadeporte.com

José María Bellido gesticulando durante la entrevista con Cordobadeporte.com, Autor: Paco Jiménez

¿Qué le ha parecido, también sucintamente, la gestión del deporte de la corporación municipal saliente?

Un desastre, sucintamente, ha sido como el caballo de Atila.

¿Qué importancia conceden al deporte en su programa y qué planes a grandes rasgos tienen dentro de este plano deportivo?

Lo marco como una ciudad como Córdoba, un elemento de generación de riqueza, que tiene dos vertientes, una como salud, y otro como marca ciudad, como el relevante evento de la Copa Davis que nos puso en el mundo.

Por ello los planes en cuanto a la práctica deportiva contienen un ambicioso plan de infraestructuras, que fue un caos hasta ahora. Ni sabemos cuales son las concesiones ni hay ni un proyecto que haya salido adelante. Además la relación con el deporte base ha sido la peor en los 40 años de la democracia. Los juegos municipales se han retrasado dos veces y los programas deportivos también sufrieron retrasos. Las subvenciones no llegan a los clubes y asociaciones.

De ahí que haya que hacer nuevas infraestructuras y ambicioso programa de mantenimiento. Retomar la normalidad de siempre, sobre todo retomar la relación con los clubes deportivos base para que tengan una absoluta seguridad jurídica.

¿Tienen en su lista o piensan contar con alguna persona vinculada al mundo del deporte de Córdoba?

Afortunadamente somos un partido con mucha historia junto al deporte. Ya hay personas en la lista, alguna practicante casi profesional, y una que pasó desapercibida. Es el caso de Antonio de la Rosa, presidente del Federación de Española de deportes para sordos, involucrado en fútbol sala (nada que ver con el representante de IU pese a la coincidencia del nombre y la disciplina). Ademas también es vocal del comité paralímpico español. Asimismo contamos con personas para suplir una carencia técnica de la gerencia en la última legislatura. Ha sido un desastre tal que se guarda mejor recuerdo del que hubo antes.

José María Bellido voleando en la red

José María Bellido voleando en la red. Autor: Rafa Alcaide

Vamos con un bloque inicial, el de instalaciones. Ésta es la tercera vez que hacemos esta serie y aún se llega casi a tiempo de preguntar por el tema del viejo Pabellón de Deportes de La Juventud en el Sector Sur, que ahora parece que se derribará. No sé qué valoración se hace de esa decisión y cuál es su opinión en relación con otras reclamaciones de años como el caso San Eulogio o el campo de la UD Sur, casualmente bastante cercanas todas ellas entre sí, y el gimnasio que iba aquí en la Colonia de la Paz y cuya prospección del terreno se inició hace 2 años.

La nota común es que el gobierno que llegó se dedicó a echar tierra sobre la labor anterior y sólo crecieron jaramagos. Empezando por el viejo Poli o hay otra que retomarlo ya, cuya propiedad era de una Fundación de Estado, Huertos Familiares, que bajo el gobierno de Rajoy se consiguió ceder hace 2 años al Ayuntamiento de Córdoba. Había proyecto con lámina de agua, gimnasio y un modelo concesión público-privado, con el que el Ayuntamiento aportaba un millón para equilibrar la concesión. Estará por ahí el proyecto, espero que no la hayan perdido. Con todo eso no hay nada, pero sólo se necesita gestión después de solucionar el atasco administrativo. El problema principal fue que cuando se iba a derribar se quiso hacer un aparcamiento, y por eso se paró. Intervención preguntó que por qué y cómo el IMDECO iba a licitar un aparcamiento.

El tema de San Eulogio es casi peor, porque parte de un proyecto de colaboración redactado por Vimcorsa de 2014, que contemplaba la remodelación de la instalación, para unir la explotación comercial y un cine de verano. Se nos dijo de todo, para hablar de la gestión de lo público como dicen ellos. He perdido la cuenta de anuncios con varias empresas que lo iban a acometer. Así que lo que hay que hacer es reiniciar el camino que se dejó marcado.

Respecto al campo de la calle Marbella para la UD Sur ahora ya hay acuerdo entre Junta y Ayuntamiento, de manera que nos pondremos a ello tras las elecciones, porque es el único que aún no tiene césped artificial. Por último, sobre el solar de aquí al lado de la Colonia de La Paz. Estoy convencido de que los equipamientos se tienen que marcar desde un plan director del IMDECO y no desde la gerencia de urbanismo como ocurrió en este caso. Aquí lo que se quiso hacer fue ceder un suelo para sacar un beneficio para la ciudad, cuando hay que marcarlo desde el IMDECO.

Desde su grupo ¿qué instalación echan en falta en Córdoba y les gustaría propiciar su construcción? Hay que recordar que muchos olímpicos cordobeses tuvieron que irse fuera para crecer, mientras que al mismo tiempo algunas instalaciones que sí existen, como la Piscina del Figueroa, llevan varios años cerradas.

Dos que son fundamentales. Una que parece mentira que no se tenga aún como es una piscina olímpica de 50 metros. Estamos entre la decimosegunda y la decimocuarta ciudad por número de habitantes de España, la tercera de Andalucía y no la tenemos piscina. Se hará sí o sí en una zona de expansión como Poniente o Levante, hay varias reservas hechas de terreno, y las más factible es Poniente.

La segunda es una instalación polivalente, con cuatro pistas, para dar solución para competir a aquellos que no tienen donde competir. Al final sólo tenemos Vista Alegre y muchas veces se ve que no han terminado los de fútbol sala, cuando están poniendo las canasta de baloncesto. La idea es construir una instalación más modesta con unos graderíos de unas mil personas para los clubes que están en un segundo nivel. Se tratataría de hacer cuatro pistas corridas con una grada en medio de cada una para ir alternando con pistas. Sería un balón de oxigeno para muchos clubes.

Respecto a la piscina del Figueroa la última información es que pertenece a Diputación. Ya ha puesto el protocolo para su apertura, pero el Gobierno de Ambrosio lo mantiene en el limbo, ya que no ha dicho de gestionarlo. Cuanto antes hay que firmar ese convenio, desde otoño de 2018 está listo y desde entonces no hay avances, cuando en el mandato anterior se dio el presupuesto. Además hay que dejar claro que su uso es para discapacitados, y hay que sacarlo a concurso para su gestión, pero está claro que tiene que ser para Fidias.

Hablamos ahora de clubes deportivos, aunque aún en relación con lo anterior. Muchos también son a su vez gestores de las diferentes salas de barrio de la ciudad. ¿Cuál es su opinión general sobre esta gestión y en qué se podría mejorar desde su óptica?

Esta parte duele aún más. El deporte ha sido víctima de la gestión, hubo un absoluto problema de mala gestión, incluso mala leche. Se quiso aprovechar una primera fiscalización del Tribunal de Cuentas que saltó en 2017 para echar mierda, y al final los que lo sufrieron fueron los clubes. Llevamos varios años con un barullo, se han roto las concesiones, ahora hay una especie de contrato puente con duración corta. Por eso hay que repensar el modelo. Hay salas de barrio con pistas de pádel, cuando tienen que volver a su uso original, es decir destinarlas por la tardes para las bases y por las mañanas para programas de personas mayores. Ahora mismo están infrautilizada, además de esos pagos con tarjetas de crédito que no sabía, pero que deben ser para el control de la administración.

Todo debe hacerse con un programa de contratación pública. Con la experiencia de los clubes no se va a tener problemas. Ahora todas tienen problemas de mantenimiento en ascensores y calderas sin agua caliente, techos e iluminación, más el mantenimiento en sí mismo.

El IMDECO no quiso meter un duro por miedo y ahora nos va a tocar en un año hacer lo que hubo en tres, como diría Florentino Pérez.

Varios clubes se han quejado de que han tenido muchos retrasos en cobrar sus subvenciones, y es un problema recurrente desde hace mucho tiempo. Muchas veces incluso deben buscar gestiones con los bancos para adelantarlos porque el dinero llega al final de temporada. ¿Qué soluciones se podrían aportar?

Que haya retrasos en pagos es algo inevitable, como en cualquier familia o empresa, eses es el histórico. Lo que no tiene sentido que con 120 millones en caja se estén retrasando más que nunca las subvenciones. Se tienen que solucionar en tres meses desde que se concede la ayuda con la justificación del evento. Por ley se está obligado a pagar en 60 días más 30 en revisión de factura, pues igual para eventos. Teniendo dinero en la caja no debe haber más dificultad.

José María Bellido departiendo con la periodista Marian Saco

José María Bellido departiendo con la periodista Marian Saco. Autor: Rafa Alcaide

Otra queja habitual de los clubes es que casi siempre se prefiere apostar por grandes eventos, pero de un día, o de dos, en vez de dedicar más ayuda de algún tipo, quizá involucrando a empresas, al deporte local para que militen en categorías más altas, porque aquí apenas hay clubes de máxima categoría. ¿Cuál es su idea al respecto?

Desde lo público lo que se puede pagar es el deporte base, se puede ayudar las canteras, y ahí nos vamos a volcar. Lo que es más complicado y no tiene mucho sentido es que con dinero público se patrocine a clubes de élite, de profesionales. Eso es complejo y no lo iban a permitir. Los patrocinios se tienen que hacer de una forma ordenada, con eventos y a través de clubes que den un beneficio a la ciudad, sólo si suponen un beneficio para ésta a nivel de repercusión.

Lo que sí se puede hacer es un programa de mecenazgo para entrar en los clubes, cuyos problemas llegan cuando crecen. Ese es el camino, buscar condiciones fiscales ventajosas. Aquí el problema es que después de la crisis nos quedamos en un desierto. De cualquier forma los eventos son marca y crean riqueza, pero no tiene sentido tenerlos si luego no se viven en la ciudad. No podemos tener el efecto abeja reina, hay que buscar el equilibrio, sin renunciar a más eventos como los que hay ahora. El millón de euros que costó la Copa David, con la entrada del patrocinio privado, es el mejor ejemplo porque dio un retorno de 6 millones. Ahora, ya con Piqué metido, es imposible pensar en la Davis.

Un problema que ha afectado mucho a la juventud en estos al menos dos últimos años han sido los Juegos Deportivos Municipales, a los que se refirió antes. ¿Qué le ha parecido lo ocurrido y qué mejoras cree que podrían aplicarse?

Me pareció impresentable, primero con el seguro y este año con todo. En 40 años nunca pasó, yo tengo dos hijos, la pequeña participa con la gimnasia rítmica, y se les quitó una posibilidad tremenda de competición y de ilusión para ellos. Eso no se puede perder, se tiene que arreglar en el primer mes, y así pasó por todos los gobiernos que hubo de todos los colores, no se puede perder más tiempo. Se da por hecho que al día siguiente de gobierno tiene que estar arreglado.

Entramos ahora en asuntos ligados al primer equipo de la ciudad, el Córdoba CF. ¿Qué les parece su situación y qué puede suponer para Córdoba el descenso a Segunda B?

En plano deportivo, como cualquier cordobesista me parece muy triste que bajemos a Segunda B. Hace no tanto estábamos en Primera, por lo que la situación es tristísima para una afición de las más fieles. Incluso en Segunda B creo que veremos a 10.000, por lo que hay que lamentar que no se haya sido capaz de tener un proyecto deportivo para al menos seguir en Segunda.

Tenemos que intentar dotar de estabilidad al club de referencia. A todos le pido, porque no hay que olvidar que están en instalación pública, que todo se haga rápido y no pensar en intereses personales, sino en el club. Y en esta escena aparecen hasta tres personas: Jesús León, Carlos González e incluso escucho a Oliver.

Tiene que haber estabilidad institucional y accionarial, quien quiera tener la gestión del club debe pensar en la ciudad. Que exista un interlocutor estable, no inmiscuido en barullos, algo que es pernicioso para el club.

Hay varios temas candentes siempre sobre la mesa. Uno de ellos es la cesión del estadio, que se mantiene en precario desde hace 25 años. ¿Qué opinión tienen al respecto y cómo lo solucionarían?

Vamos a mirar todos por el interés del club. Voy a ser franco, tuve una reunión ya en la oposición con Carlos González como accionista, y luego con Minoritarios, que exigía que se regularizase. El precario es una figura administrativa como cualquier otra. El Ayuntamiento pasó por una inspección de la Unión Europea para ver si hubo ayudas ilegales, que de hecho las hubo, pero nosotros la pasamos y no tuvimos sanción. Es algo conocido por los poderes públicos.

Luego hay que hacerse una pregunta ¿Nosotros qué queremos como ciudad? Tiene que ver si nos cae mejor o peor el presidente, algo que siempre pasará. Sin urgencias hay que acometer la situación en la que pasemos del precario a una figura estable y siempre pensando en el club, que tendrá que hacer un desembolso porque es pública la instalación. A mí lo que me gustaría es una concesión y como tiene que haber un beneficio para la ciudad, lo suyo sería terminar el estadio. En una concesión con amortización de 50 años, hay que pensar cuántos accionistas o presidentes pasarán, así sí saldrán las cuentas, porque todos los accionistas que pasen y pasarán ni lo van a firmar ellos ni querrán. De ahí que haya que acometerlo siempre desde la estabilidad, porque el club es el único concesionario de la ciudad. Cuatro años de cesión es como no hacer nada. Debe haber un ‘win to win’ como dicen los ingleses, para ganar ambas partes, debe hacer la más beneficioso para ambos.

Otro asunto en sí está en la finalización del estadio. Mucha gente se avergüenza de cómo se quedó la preferencia, incluso del Fondo Sur, y da por perdida que se termine de remozar la tribuna. ¿Qué planes tiene a ese respecto?

Son dos cuestiones diferentes. El bien está segregado, y eso lo hice yo en la anterior legislatura. Por un lado está lo que es el recitor deportivo y sus oficinas, y otra cosa son las oficinas de preferencia, eso tiene que terminarlo el Ayuntamiento, quedan un par de plantas por terminar y la lástima es que están vacías. No se puede mezclar con el estadio un espacio donde ho hay ni hotel ni lona, que fueron las opciones planteadas. Para ello hay dos opciones, siempre con la colaboración pública-privada, o apostar con otras administraciones para instalar allí oficinas públicas, aprovechando que está bien situado por la salida a la autovía.

José María Bellido durante la entrevista en el Vial Padel hace una semana.

José María Bellido durante la entrevista en el Vial Padel hace una semana. Autor: Paco Jiménez

Muchos cordobesistas se quejan también del problema de los accesos, sobre todo en días de inclemencia meteorológica. ¿Cree que es un asunto que se podría solucionar?

Hay un ejemplo en preferencia, donde se adecuó con iluminación y asfaltado hace algo más de cuatro años. Conjugándolo con la Feria y el mercadillo de los domingos hay que estudiar unas condiciones más dignas, que en su día también las hizo el PP. No debería ser tan difícil, como empezar en fecha los Juegos Deportivos, pero no se hizo.

El último tema en torno al Córdoba es su famosa Ciudad Deportiva. Varias veces se han buscado parcelas para favorecer su construcción, pero nunca se llegó a nada. Se sigue en la de siempre, que también tiene su problemática ¿Cuál es su idea al respecto?

Hubo quien tuvo interés en cargárselo, Y ya hubo esa colaboración aunque ya esté rechazada, pero era legal. Colaboración para ayudar con el fútbol base y a través de su Fundación. El diseño le corresponde al club, la orientación de los terrenos, y no hay tanto terreno público. Siempre que el club tiene interés de que alguno se adapte a las necesidades de la cantera, pero también puede construirla en unos terrenos privados.

La última esa especie de porra deportiva para acabar. ¿Cuántos concejales creen que van a obtener?

Diez. Vamos a por el diez. Soy realista en cuanto a la situción tras las Elecciones Generales, a lo que se une que el voto centro-derecha está más fragmentado, pero en Córdoba hay una amplísima mayoría que quiere cambie. En las últimas municipales fueron 105.000 votos de derechas frente a 82.000 de izquierdas, junto con lo que representa el gobierno de Pedro Sánchez. Sabemos que hay muchísimos desencantados del PSOE, y tras las Generales muchos se levantaron tristes, por lo que espero que no les pase eso en Córdoba y no nos equivoquemos, que aprendamos aquí. Quien lidera ese cambio es el PP y vamos a salir a ganar. Hay que ganar en las urnas y vamos a por el 10, luego ya se podrá llegar a acuerdos.

Loading...

Deja un comentario