TIE-BREAK ELECTORAL: ”Han sido cuatro años perdidos para el deporte; y el Córdoba está chorreando sangre”

El candidato de Acción por Córdoba, Ricardo Rojas, aseguró que '''no estoy aquí para enfrentarme con nadie ni para cobrar, sino para trabajar y currar''

Como antes de las dos últimas legislaturas, hace cuatro y ocho años, Cordobadeporte inicia este viernes su Especial Elecciones Municipales 2019, justo cuando restan tres días para conocer los resultados de las Elecciones Generales, en los que este periódico digital entrevistará, o al menos dará esa posibilidad, a ocho de los quince partidos que concurren en la capital cordobesa. Son las listas que la redacción de este periódico seleccionó como principales candidaturas, en una serie de charlas con sus respectivos o respectivas alcaldables, con las que se pretende acercar a la ciudadanía el perfil de los principales candidatos, así como sus intenciones en el ámbito del deporte para la ciudad. Porque, como cuando empezamos esta labor seguimos pensando que el deporte también decide y seguimos abogando por una masiva participación electoral con el lema usado hace cuatro años en este mismo seria, votando voy. Aunque esta vez, un mes antes de que el 26 de mayo todos formemos parte de esa democracia que tanto criticamos los cuatro años anteriores, hemos llamado a esta serie ‘Tie break electoral’ y lo arranca Ricardo Rojas Peinado, el cabeza de lista de Acción por Córdoba, que por primera vez concurre a las elecciones. El serial, que tendrá publicaciones los martes también además de los viernes, finalizará el 21 de mayo con la actual alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE).

Ricardo Rojas, criado en la barriada de San Pedro junto a La Corredera, acumula a sus 65 años una larga trayectoria en política. Incluso fue presidente del otrora Patronato Municipal de Deportes (PMD) de 1996 a 1999 con el Partido Popular, pero ahora concurre por primera vez como líder de un nuevo partido, Acción por Córdoba, con la esperanza de aportar nuevas ideas.

Por situar mejor a la ciudadanía, y antes de entrar ampliamente en materia deportiva, empezaremos si le parece por un par de preguntas o tres más genéricas. La primera es tan fácil o tan difícil como ésta: ¿Por qué quiere ser alcalde de Córdoba?

Quiero ser alcalde de Córdoba, en primer lugar, porque siento a Córdoba como parte de mí y creo que necesita una mano amiga que le socorra. Eso sólo se puede solucionar estando cerca de las personas más que de las siglas. Quizás he llegado tarde, pero más vale tarde que nunca. He conseguido reunir a un grupo de personas para trabajar por una campeona del mundo como es la única ciudad con cuatro capitalidades de Patrimonio de la Humanidad. No estoy aquí para enfrentarme con nadie ni para cobrar, sino para trabajar y currar. Mi objetivo es la micropolítica, no la macropolítica, para eso están los de Madrid. Nuestros objetivos en general son bajar los impuestos y a nivel deportivo que la base sea reconocida y que nuestro estadio no esté en precario un año más.

¿Qué ideas, a grandes trazos, tiene previsto su partido para Córdoba? ¿En qué le gustaría mejorar a nuestra ciudad?

Las ideas son muchas para convertirlas en acciones, de ahí nuestro nombre. Ideas renovadores y frescas para mejorar. Las principales son la Córdoba limpia. Tenemos un gran equipo humano en Sadeco con las últimas tecnologías, pero luego falta dirección. No quiero ver en las calles chicles o que se rieguen sólo con agua. Además hay que soterrar los contenedores, porque aquí los olores acucian más que en el norte por las altas temperaturas. Todo esto se puede afrontar buscando fondos en Europa, para que en colaboración con otras administraciones se logre ese objetivo. En el caso de Emacsa, hemos decidido no subir los recibos del agua. En 2018 presentó una cuenta de resultados de 4,6 millones de beneficios, cuando una empresa pública no está para ganar dinero, sólo para que no pierda. Así que los beneficios deben ser para mejorar las redes y por ejemplo evitar que se pierda agua por tuberías obsoletas.

Ricardo Rojas al servicio

Ricardo Rojas al servicio

Tampoco se pueden perder más viajeros con Aucorsa. Se necesita que todos los usuarios tengan un temporizador y muchas marquesinas carecen de él, sobre todo pensando en personas de avanzada edad a los que no se les puede pedir que tengan aplicaciones en sus móviles ni que sepan usarlas. Luego está el problema de la energía, porque 800.000 euros mensuales de alumbrado público los son. La idea es crear la empresa de la Energía Pública, con placas fotovoltaicas para reducir los pagos.

Y por último como gran eje de la gestión hay que colaborar con agentes profesionales. No me rodearé de técnicos por ser amigos, sino que firmaré convenios con los colegios profesionales: arquitectos, peritos, aparejadores. Esos son los que deben ser los asesores del alcalde para ayudar a la ciudad, no a mí.

¿Qué le ha parecido, también sucintamente, la gestión del deporte de la corporación municipal saliente?

La califico con una frase: directamente no ha habido gestión. Han sido cuatro años perdidos y por el deporte no se puede perder ningún día. Yo sigo llamándole Patronato, aunque por la Ley de Grandes Ciudades se pasó al Instituto, IMDECO como se dice, que para mí es despectivo. Volvería a ser Patronato con nosotros. Son muchos los pecados mortales cometidos, porque se ha rayado la ineficacia y el descuido.

Ricardo Rojas al servicio

Acción por Córdoba nunca tendría una persona que comparta otras áreas. Para mi el deporte tiene que dedicarse en exclusiva una persona, al margen del gestor. Además el grupo humano del Patronato tiene que estar unido y no ser un reino de Taifas. Al señor Antonio Rojas, actual presidente del IMDECO, que ha trabajado por el movimiento ciudadano, le ha venido largo el cargo y ha tenido su castigo por su partido político. Hay que ir con vocación de servicio y el deporte no merece que, por ejemplo, el fútbol base esté como está. No creo que tengan que pagar ni luz ni agua, y les tapan la boca poniéndole césped artificial.

Entramos en materia ya y la primera cuestión es similar a una de las anteriores. ¿Qué importancia conceden al deporte en su programa y qué planes a grandes rasgos tienen dentro de este plano deportivo?

El deporte es importantísimo, tanto a nivel de base como alto nivel, de ahí que juegue un papel fundamental para cualquier ciudad, también a nivel de vida saludable. Por todo eso hay que construir más piscinas, por ejemplo. El CSD habla de que por cada 50.000 habitantes se debería tener una lámina de agua. Hablamos de que con más de 300.000 serían seis o siete piscinas y suelo hay en Poniente o en el Parque del Canal.  Córdoba no es precisamente una ciudad chica para tener una piscina de ocho calles y 50 metros. Hasta llegamos a tener al plusmarquista mundial de los 50 mariposa, récord que hasta el pasado año ostentó Rafa Muñoz, que tuvo que irse a Barcelona y Francia para entrenar, como otros deportistas. Vamos a construirla como en Málaga y otras ciudades, ¿por qué en Córdoba vamos a ser menos? El dinero ya lo encontraremos, compartiendo gastos al 50 %, que tiene que venir de la Junta de Andalucía.

Las manos de Ricardo Rojas buscan el progreso ante los temas estancados

¿Tienen en su lista o piensan contar con alguna persona vinculada al mundo del deporte de Córdoba?

Tengo a alguien que lo ha sido todo en el fútbol: Francisco Rojas. Con sus errores y aciertos, sólo le ha faltado en el fútbol seleccionador nacional. Fue gerente y presidente del Córdoba cuando había que comprar bocadillos y pagar a los árbitros sin haber dinero. Además estuvo en otros clubes como el Granada y el Cádiz. El regularía el deporte, especialmente el fútbol base por su experiencia. Luego también recuperaremos a otras personas para el asesoramiento, entre ellos periodistas deportivos que tienen su bagaje.

Vamos con un bloque inicial, el de instalaciones, aunque ya haya apuntado algo de ellas. Ésta es la tercera vez que hacemos esta serie y aún se llega casi a tiempo de preguntar por el tema del viejo Poli, el Pabellón de Deportes de La Juventud en el Sector Sur, que ahora parece que se derribará. No sé qué valoración se hace de esa decisión y cuál es su opinión en relación con otras reclamaciones de años como el caso San Eulogio o el campo de la UD Sur, casualmente bastante cercanas todas ellas entre sí.

Tirando de hemeroteca, hay que recordar que en 1999, hasta cuando fui presidente del Patronato, ya se recogía en aquel programa deportes que en el viejo Poli debería ir una piscina pequeña en la pista del pabellón, pero entonces nos echaron del gobierno. En los años sucesivos no se hizo nada, para luego entre 2011 y 2015 empezar a resolverse los problemas de propiedad con la Asociación de Huertos Familiares. Entonces comenzaron las conversaciones y se lograron los pliegos para demoler el Poli. Luego llegó la actual alcaldía de PSOE-IU y es ahora cuando parece que se sacara a concurso la demolición con el pensamiento de iniciar la construcción de una piscina. Han pasado 20 años, ¿Córdoba se merece esta situación? Acción Córdoba le daría la máxima difusión al pliego para sacar a concurso la demolición y luego sacar a concurso la construcción de la piscina. Con pliegos sinceros, no para que luego cuando lleven el 20 % de la construcción la empresa se vaya por falta de recursos.

Ricardo Rojas posando junto al logo de la instalación deportiva

Ricardo Rojas posando junto al logo de la instalación deportiva. Autor: Paco Jiménez

Por su parte, el campo de San Eulogio es uno de los mejores ejemplos en los que hay que llevar al fútbol base donde se requiere. El Distrito Sur lo necesita y la gente del Fray Albino son inquietos. Es una pena ese edificio y cualquier día ocurrirá una desgracia. Allí ha jugado hasta el Córdoba en Tercera y Segunda B. No tenemos información exacta de la obra que dicen que se realizará, pero hay un compromiso desde 2013 para poner hierba artificial. Se instaló en varios campos, pero no se cumplió en otros. Vamos a sentarnos al día siguiente de tomar posesión para recuperarlo para la ciudad con un equipamiento moderno, vestuarios decentes y un graderío adecuado. Lo queremos sólo para fútbol, no un proyecto de fantasía con parking y hotel. Luego el problema de la UD Sur es que son terrenos de la Junta de Andalucía, no hay otro problema y por eso son los únicos que siguen con albero, por las responsabilidades administrativas.

Además hay que recordar antiguos proyectos de la ciudad como cuando se construyó Vista Alegre, que parece que se hizo sin querer estar en ACB, porque había que conocer que para ello se exigía un aforo mínimo de 5.000 aficionados y se hizo de 3.500, lo que me parece una locura.

Ha apuntado antes algo que teníamos previsto aquí. Desde su grupo ¿qué instalación echan en falta en Córdoba y les gustaría propiciar su construcción? Hay que recordar que muchos olímpicos cordobeses tuvieron que irse fuera para crecer, mientras que al mismo tiempo algunas instalaciones que sí existen, como la Piscina del Figueroa, lleva varios años cerrada.

Chorrea sangre lo de la piscina del Figueroa, empezando por lo último. Desde 2016 van ya tres años cerrada. De nuevo por los problemas internos entre instituciones a la hora de las gestiones. Hablamos de una instalación que ni se llegó a inaugurar. No se puede perder tiempo por nadie, pero por los discapacitados menos, y el compromiso inicial era que fuera para el uso de la Federación Andaluza de discapacitados físicos. A ellos se añadirían aquellas personas con problemas cardiovasculares. Luego, si queda una hora al día, esa lámina de agua hay que ponerla al servicio del resto de la ciudadanía, por lo que se ofrecerá a la Asociación de Vecinos del Figueroa.

Ricardo Rojas sonríe a la cámara de Cordobadeporte.com

¿Alguna instalación distinta que eche en falta?

Sí. Echo en falta algo para el ciclismo. Hace falta una pista peraltada y no sólo por nuestro Alfonso Cabello, sino porque muchos clubes de ciclismo podrían entrenar en ella y evitar riesgos en la carretera. Del 96 al 99 se reutilizó la pista de atletismo de El Arcángel, que fue una barbaridad suprema su instalación porque además no estaban homologadas por su cuerda. Se logró llegar a un acuerdo con la Federación Andaluza de Ciclismo, cuando Antonio Cabello estaba de vicepresidente, para que los ciclistas pudieran rodar ahí y no tuvieran que salir a la carretera, pero en el 99 los echaron. Más tarde se consiguió llevar una partida al presupuesto de 2007, pero Alfonso Igualada la eliminó.

En boxeo también somos referencia nacional, pero en 2012 Carlos González echó a Antonio Sánchez de El Arcángel tras 12 años con un ring en uno de los espacios habilitados para ello debajo de la grada de tribuna. El boxeo en Córdoba necesita ser dignificado.

Vamos a dejar el Córdoba CF para el final, pero hablamos ahora de clubes deportivos, aunque aún en relación con lo anterior. Muchos también son a su vez gestores de las diferentes salas de barrio de la ciudad. ¿Cuál es su opinión general sobre esta gestión y en qué se podría mejorar desde su óptica?

Este asunto es escabroso y no se nos escapa. Tendremos que sentarnos tanto con la parte administrativa, la de intervención, así como con los dirigentes de los clubes. Esos pabellones se construyeron para cada barrio como instalaciones deportivas y venían de un modelo anterior. Ahora la situación es muy negativa tanto para el usuario como para el gestor. Todo esto ocurre porque los interventores de fondos son juez y parte, y lo que se venía haciendo hasta ahora es que el IMD pagaba las pérdidas, algo que ya no se puede hacer. Hablan de crear una cooperativa, pero debe tratarse con asesores de colegios profesionales, incluido el CSD, para que puedan enseñar un modelo de gestión deportiva correcto, no éste. Además ahora en muchas instalaciones se tiene que pagar de forma obligatoria con una tarjeta de crédito una clase o partida de pádel con los amigos, que es como ponerle puertas al campo. No hay ninguna ley pública que lo exija, por lo que eso sólo podría hacer la iniciativa privada, pero no lo público.

Mención aparte merecen los clubes de fútbol base que gestionan instalaciones. Primero debe haber una reorganización de la gestión, porque hay  algunos con pocos equipos y otros sobrecargadas. Asimismo los precios públicos hay que adaptarlos a cada necesidad, porque hay clubes con un nivel adquisitivo de los padres diferente por cada barriada.

Ricardo Rojas respondiendo a cada una de las preguntas deportivas

Varios clubes se han quejado de que han tenido muchos retrasos en cobrar sus subvenciones, y es un problema recurrente desde hace mucho tiempo. Muchas veces incluso deben buscar gestiones con los bancos para adelantarlos porque el dinero llega al final de temporada. ¿Qué soluciones se podrían aportar?

Sólo tiene una respuesta. Lo que ocurrió en el curso 2017-18 sólo puede pretender que se mueran los eventos deportivos de Córdoba. Es lo único que se puede entender. Hay que pelear por cambiar las leyes de contratos, así que lo primero es lograr la reforma. No se puede celebrar un Rally Sierra Morena, puntuable para el Campeonato de España, como la Vuelta a Córdoba BTT, y que el club organizador tenga que adelantar dinero cuando los más beneficiados son hoteles y restaurantes de la ciudad. El dinero no lo puede poner el deportista o directivo del club de turno, sino la ciudad. Se escucha que esos organizadores no van a cobrar las subvenciones de la temporada 2017-18, que es tan grave como que hayan ya celebrado su evento en 2019 sin tener ninguna partida del Ayuntamiento. Con Acción Córdoba en la alcaldía cualquier proyecto interesante para la ciudad que se traiga se dará el visto bueno y se le anticipará el dinero. ¿Cómo? Con un expediente que se aprobará previamente en el pleno y ése es soberano para realizar la transferencia. Eso sí, habrá una cláusula de justificación del presupuesto, que tendrían que devolver en parte o en su totalidad los organizadores si no se lleva a cabo adecuadamente.

De esta forma eventos como el Triatlón Ciudad de Córdoba no llevarían dos años sin organizase, o el tradicional Cross de Fátima no hubiera dejado de celebrar su 36 edición que se dice pronto, porque a la Asociación de Vecinos Amanecer aún se le adeuda la subvención de 2017, como a todos.

Ricardo Rojas gesticulando ante la situación esperpéntica vivida en el IMDECO

Otra queja habitual de los clubes es que casi siempre se prefiere apostar por grandes eventos, pero de un día, o de dos, en vez de dedicar más ayuda de algún tipo, quizá involucrando a empresas, al deporte local para que militen en categorías más altas, porque aquí apenas hay clubes de máxima categoría. ¿Cuál es su idea al respecto?

Perdimos dos equipos femeninos de la Superliga de voleibol y a Adecor se le dejó morir en fútbol sala. Ahora tenemos al Córdoba Futsal en puertas del play-off, y hay que ayudar para que consiga un patrocinador, tanto si asciende como para consolidar su proyecto en la Segunda División. Lo que se está haciendo con el fútbol sala debe replicarse con el resto de deportes, pero para ello también hay que tener base. Tenemos buenas canteras de baloncesto como las de El Carmen o Maristas, mientras que en balomano contamos con el Cajasur Córdoba BM, que está entre las mejores canteras de España junto a Granollers, Barcelona o Ademar de León, pero luego no tienen continuidad. Nunca se ha intentando subirlo a la Asobal. Con 350.000 euros se puede llegar a Asobal y el mejor ejemplo lo tenemos en nuestra provincia con el Ángel Ximénez. Su presidente pone las mejores luces del mundo, pero se le conoce más por su equipo de balonmano. Así que estamos totalmente de acuerdo en que tiene que haber deporte de élite, el de base no tiene sentido sin tener un espejo al que mirarse. De manera que para afrontar esos proyectos para llegar a las categorías de elite hay que tener partidas específicas. Igual que un Ayuntamiento presupuesta el 0,7 como ayuda al tercer mundo, se puede hacer igual para el deporte de élite, fijando una especialidad, balonmano o voleibol, para cada año. No hace falta dinero, sino imaginación. Ideas frescas.

Cambiamos de asunto. Un problema que ha afectado mucho a la juventud en estos al menos dos últimos años han sido los Juegos Deportivos Municipales. ¿Qué le ha parecido lo ocurrido y qué mejoras cree que podrían aplicarse?

Ha sido de lo más grave que ha ocurrido en el deporte municipal cordobés de los últimos tiempos. Las Juegos Municipales no se pueden inaugurar nunca en febrero. Los niños no sólo quieren participar, también competir, y eso debe empezarse a hacer siempre en septiembre. Ha sido mucho el daño causado a las escuelas municipales que gestionan clubes modestos, porque los padres pagaron sus cuotas al principio del curso.

Entramos ahora en un bloque que tiene que estar relacionado, necesariamente, con asuntos ligados al primer equipo de la ciudad, el Córdoba CF. ¿Qué le parece su situación y qué puede suponer para Córdoba este cantado descenso a Segunda B?

Sobre el Córdoba CF lo primero que quiero es que cuando cualquier candidato a la alcaldía hable de él lo haga enseñando su carnet de abonado, para ver cuántos lo tienen y saber de su verbo al respecto. Creo que si llegamos a cinco serían muchos. Amo mi tierra y a mí equipo y por eso pago mi carnet como abonado número 78 ahora. En cuanto a la situación que vive es de la peor en muchos años. Por ejemplo cuando se cayó a Tercera en los 90 se tenía claro que se iba a ser campeón y así fue. En este caso no veo futuro, no veo cimientos. Por la cuenta de resultados, por su cantera, el consejo de administración…son muchos flecos los que veo ahí. No voy a entrar en si León es el ideal y González el catastrófico. Como quiero ser el alcalde me tendré que sentar con el que hace que esté chorreando sangre. Caer a Segunda B supondrá una merma importante en lo económico y en la repercusión mediática, ya que al no estar al menos en Segunda A no se tendrá el mismo espacio, mientras que el impacto en televisiones nacionales pasará a ser residual. En lo deportivo el perjuicio a una provincia con cerca de 800.000 habitantes es evidente, entre otras razones porque hay ciudades con menos de la mitad que están en Primera. De cualquier forma el cordobesismo se levantará y volveremos al fútbol profesional.

Ricardo Rojas mostrando su carnet de abonado al Córdoba CF con el número 78 de socio

Hay varios temas candentes siempre sobre la mesa. Uno de ellos es la cesión del estadio, que se mantiene en precario desde hace 25 años. ¿Qué opinión tienen al respecto y cómo lo solucionarían?

El problema principal se centra en los informes técnicos, donde vuelven a entrar los colegios profesionales. Del borrador actual, que da algo de luz, el problema está en importe elevado del canon y el hecho de firmar la cesión sólo por cuatro años. Además el problema lo generan las oficinas ajenas al club que hay allí y las ideas de poner un hotel. Hay que desafectar todo lo que no sea el terreno de juego y los despachos del club. Más que un estadio es un complejo, y la cesión no puede ser de todo.

Otro asunto en sí está en la finalización del estadio. Mucha gente se avergüenza de cómo se quedó la preferencia, incluso del Fondo Sur, y da por perdida que se termine de remozar la tribuna. ¿Qué planes tiene a ese respecto?

La solución pasa por quitar lo que está mal hecho, porque El Arcángel es un monumento al desinterés deportivo. Esa imagen no sólo se le da a la autovía, también a los propios cordobeses. Entre otras cuestiones a solventar en el estadio, para que sólo sea eso, es que por ejemplo la Federación de Peñas no puede tener allí guardado su material para peroles. Luego la lluvia, que estando en el palco te caen goteras. Y la pregunta es ¿si un día hay un siniestro quién es el responsable?.

Ricardo Rojas expresándose durante la entrevista

Muchos cordobesistas se quejan también del problema de los accesos, sobre todo en días de inclemencia meteorológica. ¿Cree que es un asunto que se podría solucionar?

Hay que hacer una zona de plancha de hormigón para el acceso, independiente del albero de la Feria. No se puede llegar al estadio enfangado como suele ocurrir cuando llega la lluvia.

El último tema en torno al Córdoba es su famosa Ciudad Deportiva. Varias veces se han buscado parcelas para favorecer su construcción, pero nunca se llegó a nada. Se sigue en la de siempre, que también tiene su problemática. ¿Cuál es su idea al respecto?

Primero cumplir con la ley. No seré un alcalde caprichoso y no hay que olvidar que el club tiene ánimo de lucro. Lleva 19 años con cambio de la personalidad jurídica. Ya me opuse a la del Parque Canal. Está claro que la SAD tiene que construirla, por lo que sólo se cederían los terrenos, eso sí, sin tener que hacer modificaciones, con terreno libre de cargas. Se habló de las Quemadas, y lo veo un lugar perfecto, pero en el pasado el problema fue el cableado. Se soterrará y con una cesión a 70 años si hace falta.

La última la hemos pensado, en plan distendido, como una especie de porra deportiva. ¿Cuántos concejales creen que van a obtener?

Los que los cordobeses nos quieran dar. Pido que no miren siglas ni partidos, que miren a las personas, vean sus caras, trayectoria y honradez. Y luego que voten. En las Generales hay que votar derecha o izquierda, pero en las locales se hace a la persona. Nosotros no llamaremos a Sevilla o Madrid para tomar decisiones. No diré la cifra hasta este domingo por la noche. Yo no voy a pactar ni con la derecha ni con la izquierda, sino sacar los votos para formar gobierno. Si a cualquier parte le hace falta algo, que me lo den a mí. No pasa nada por tener sólo un concejal, hay varios alcaldes en minoría, porque además hay gente muy sana en izquierda y derecha. No soy ni de derechas ni de izquierda, aunque yo estuviera en el PP. Siempre hubo un verso suelto en todos los partidos y el mejor ejemplo en Córdoba es Rosa Aguilar.

Etiquetas

Acción por Córdoba | alcaldables | Elecciones Municipales | Ricardo Rojas | Tie break electoral |

Deja un comentario