Un Campeonato de España fuera de fecha en La Nucía con la renuncia de Carmen Avilés

Carmen Romero aspira al título en el 400 vallas, tras aparcar de nuevo el heptatlón, como Fani Fortes, que después de su lesión invernal correrá sólo el 100 vallas

Carmen Romero sentada el banco de los tacos de salida de la calle seis

Carmen Romero sentada el banco de los tacos de salida de la calle seis

El Campeonato de España de Atletismo Absoluto más tardío jamás recordado, celebrará este fin de semana, 31 de agosto y 1 de septiembre, su XCIX edición en la localidad alicantina de La Nucía. Y como es habitual la delegación cordobesa no faltara y con aspiraciones. En esta primera entrega del Nacional toca analizar las aspiraciones de las féminas, con la ausencia de última hora de la joven Carmen Avilés, que junto a su entrenador decidió renunciar y dar por terminada una larga temporada tras su debut con la Selección Española en el Europeo por equipos de Polonia. Aunque Avilés sí estará en La Nucía participando en el Campus organizado por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) junto al resto de medallistas del FOJE en Bakú.

Con la baja de Avilés, la principal opción de medalla para las cordobesas la representa la noriega Carmen Romero. Así lo reconoció ella misma a Cordobadeporte.com, al afirmar que “mi mayor objetivo es conseguir subir al podio”. Con todo su auténtico sueño es lograr el título de los 400 metros vallas, de hecho le tocará defender el subcampeonato de 2018 logrado en Getafe, aunque su modestia de la nueva atleta del Celtiberas le impide afirmarlo con rotundidad.

Carmen Romero luciendo sonrisa y patrocinadores, con su Añora querida siempre presente pese a la distancia que le separa durante casi todo el año

Carmen Romero luciendo sonrisa y patrocinadores, con su Añora querida siempre presente pese a la distancia que le separa durante casi todo el año

Romero, campeona de España de heptatlón en 2017 en Alcobendas (Madrid), aparcó por segundo año consecutivo su participación en las combinadas, dado que desde noviembre de 2017 está muy centrada en la prueba de la vuelta al tartán. De hecho subrayó que “llego en muy buena forma al Campeonato de España”. No en vano, hace algo menos de un mes, el 3 de agosto, consiguió su mejor marca personal sobre la distancia en el I mitin internacional Memorial Diego Barranco, disputado en las pistas de Los Pajaritos (Soria), donde logró parar el cronómetro en 58:85 segundos.

Su rivales

El pasado año la atleta de Añora ganó la medalla de plata en su debut sobre la distancia en el Nacional con un tiempo de 59:23, por detrás de la vigente campeona, Sara Gallego, aunque la catalana será la gran ausente de esta edición por una lesión, por lo que las opciones de Romero de alcanzar el título aumentan.

“Voy más segura y con más ganas, a pesar de la larga temporada”, apuntó, para añadir que “el podio no estará fácil porque aunque hay alguna baja no hay que confiarse”, ya que en el 400 vallas “puede pasar cualquier cosa”, para situar ahora a la argentina nacida en Barcelona Fiorella Chiappe como su principal rival, no en vano tiene una mejor marca de 57:03. Además también tiene por delante en el ránking a un de las sensaciones del año del atletismo español, Salma Celeste Paralluelo, con 57:43.

Fani Fortes entrenando los 100 vallas con su entrenador, Manolo Jiménez, al fondo dando instrucciones

Fani Fortes entrenando los 100 vallas con su entrenador, Manolo Jiménez, al fondo dando instrucciones

Por su parte, la igualmente habitual combinera Estefanía Fortes también aparcará la prueba de un heptatlón en el que fue campeona al aire libre en 2013 y 2015. En su caso las lesiones siguen castigándole, por lo que tras la caída que sufrió el 29 de enero en el primer control del año, en la que  se rompió el hombro, se ve obligada a sólo participar en el 100 vallas. Ahora “estoy en muy buen estado de forma”, dijo emulando a Romero, porque “llevo dos semanas entrenando de lujo , así que creo que ese miedo adicional se quedó el otro día en la sierra”, donde pasó sus vacaciones veraniegas con su familia.

Con todo, su preparación no pudo ser la óptima para afrontar una combinada con sus habituales aspiraciones, que no son otras que  estar en el podio, como ocurrió en 2017 cuando logró la plata por detrás de su amiga Carmen Romero.

Esa fue la razón por la que se inscribió en una de sus especialidades del heptatlón, con la idea “ir paso por paso, primero eliminatorias, luego semifinales y la final”. Igual está muy lejos de las medallas, pero no hay que olvidar que años atrás Fani Fortes también se subió al podio nacional al aire libre en esta disciplina. De una u otra forma, suerte para ambas, así como para los chicos, cuya previa llegará mañana.

Loading...

Deja un comentario