Un contrario en plena tormenta

El CD Badajoz llega al encuentro ante el Córdoba en pleno revuelo por la salida de Nafti, una controvertida decisión de la cúpula del club cuyas consecuencias, positivas o negativas, se verán con el tiempo

El cuadro pacense celebrando un tanto en un partido reciente. Foto: CD Badajoz

El cuadro pacense celebrando un tanto en un partido reciente. Foto: CD Badajoz

El habitual repaso que en Cordobadeporte hacemos todas las semanas del rival del Córdoba CF viene esta semana claramente condicionado por las noticias ya conocidas de principio de semana por aquellos lares: la destitución de Mehdi Nafti y la llegada al banquillo de Pedro Munitis. Una controvertida decisión del dueño del club cuyas consecuencias, positivas o negativas, se verán con el tiempo.

Una racha de una victoria en seis semanas, aunque fuera ante el Cartagena, ha sido el detonante de una decisión que en realidad ha estado en el ambiente desde tiempo atrás. El presidente Joaquín Parra ya era proclive a un cambio de técnico en verano y en alguna ocasión ya quedó claro que él y Nafti no hablaban el mismo idioma en cuanto a aspiraciones para la entidad. de hecho, esta decisión pudo haber llegado antes y la evitó la victoria contra el Marbella en la primera vuelta.

Pero frente a esas razones se erigen, visto al menos desde fuera, los muchos méritos del franco-tunecino, que, además de haber logrado el pasado año hacer del Badajoz un equipo de play-off tras recogerlo peleando por la permanencia, en éste lo tenía cuarto, dentro de los elegidos, y a cinco puntos de la primera plaza, además de haber ilusionado a la afición y a la ciudad con una campaña copera que le llevó a octavos de final y a un histórico lleno en el Nuevo Vivero contra el Granada, tras eliminar a Las Palmas y Eibar. Significativa fue su despedida, con todos los jugadores y colaboradores allí, que le dedicaron un largo aplauso, en un ambiente casi de funeral para el vestuario.

En el club se ha intentado frenar el golpe con la llegada de Munitis, recordado en Badajoz por su etapa de jugador y que el pasado año peleó con el UCAM por entrar en la fase de ascenso, de la que curiosamente le dejó fuera la entidad pacense, lo que le llevó a su destitución a pocas jornadas del final. Habrá que ver su mano con un equipo que ha ganado 11 encuentros, ha empatado 7 y ha perdido 5, y que es el segundo menos goleado de la competición con apenas 17 tantos y el tercer máximo realizador, con 29, empatado con Córdoba y San Fernando.

Será el cántabro el que disfrute prácticamente de lo que puedan aportar los fichajes invernales, aún en ese proceso de consolidación. Del equipo se marcharon Héber Pena al Sabadell, Jairo Morillas al Ebro y Dani Segovia y Carlos Portero al UCAM, pero llegaron Dani Aquino desde el Piast Gliwice polaco, Bikoro desde el Zaragoza, Isma Cerro desde el Sporting y Steven desde el Oviedo, más Kevin van Kippersluis (Persib Bandung).

Con el cambio de entrenador una de las incógnitas será qué primer once sacará Munitis. La referencia, el último en Algeciras, fue Kike Royo, Fobi, Iván Casado, Pablo Vázquez, Candelas, Maestre, Caballero, Bikoro, Corredera, Isma Cerro y Aquino. Gorka Santamaría, el excordobesista Guzmán y Julio Gracia fueron los recambios.

Loading...

Deja un comentario