Un penúltimo escalón entre Pontevedra y Aranda

El Cajasur CBM se mide al histórico pero ya descendido Teucro con la obligación de vencer, mirando de reojo lo que pase con el partido del Alarcos en cancha burgalesa

Julián Portero intenta construir una jugada de ataque en el duelo de ida ante el Teucro. Foto: CBM

Julián Portero intenta construir una jugada de ataque en el duelo de ida ante el Teucro. Foto: CBM

Inmerso de lleno en la resolución final de la liga, el Cajasur CBM afronta en la pista del descendido Teucro Pontevedra (sábado, 19:00 horas) la penúltima jornada de la fase por la permanencia. Vuelve a jugar con la obligación de vencer y mirar de reojo lo que pase en Aranda del Duero, donde juega su rival por la salvación, el Balonmano Alarcos, ya que el Zamora tiene a un paso librarse matemáticamente sin tener que esperar a la visita a Fátima de la próxima semana. Como quiera que sea, bien le irá al cuadro granate centrarse en su propio partido y sacar adelante su trabajo, algo que no será fácil a pesar de tratarse del colista de la categoría.

Pocas cuentas hay que escrutar ya de cara a esta jornada, con las posiciones ya más claras, informa el departamento de comunicación cajista. Alcobendas, Aranda y Sant Quirze están salvados y Zamora está en proceso de hacerlo: le vale la victoria en casa ante Esplugues, descendido a Primera Nacional como Teucro, Sarriá y Soria. Cajasur y Alarcos, que llegan empatados a estas dos últimas jornadas, se jugarán una de las plazas de salvación, con ventaja alarquista por el gol average ganado.

Es por ello que el Cajasur necesita mejorar lo que haga el Alarcos en estas dos jornadas, en las que los manchegos se miden al Tubos Aranda a domicilio y al Alcobendas en Ciudad Real. El cuadro granate afronta este duelo en Pontevedra y cierra la liga en Fátima contra el Zamora. Sobra decir que la victoria para el Cajasur es fundamental si quiere seguir soñando con la permanencia, que podría encarrilarse si Aranda no se deja ir y pierde en la despedida ante su público y si Zamora llega salvado a la jornada final.

Hacer el trabajo propio “y esperar”

Sobre esta situación agónica que arroja casi un mano a mano entre ambos equipos, el mister cajista Jesús Escribano se mostró pragmático. “No nos queda más que hacer nuestro trabajo y esperar;: el objetivo interno del equipo es hacer nuestros deberes y terminar la fase de descenso de buena manera”.

“Nos marcamos conseguir los seis últimos puntos y ya llevamos dos”, recordó el preparador. “No podemos mirar si fallan o no los rivales, es algo que no podemos controlar. Espero y deseo que consiguiendo lo nuestro podamos salvarnos”, finalizó.

Etiquetas

Balonmano | Córdoba de Balonmano | División de Honor Plata | Fase de Permanencia | Teucro |

Deja una respuesta