Una aciaga segunda parte sentencia al Deza CBM ante el Sanse (25-34)

Las granates dominaban al descanso por cuatro goles de renta, pero se hundieron tras el descanso para caer ampliamente derrotadas

El esfuerzo del Deza CBM no fue suficiente ante el Sanse. Foto: CBM

El esfuerzo del Deza CBM no fue suficiente ante el Sanse. Foto: CBM

No pudo ser redonda la jornada séptima en el Grupo D de la División de Honor Plata Femenina. Tras la victoria el sábado del Itea Córdoba en su visita al Core Global Parla (15-22), este domingo le tocó la cruz al Deza Córdoba de Balonmano. Y eso que las granates controlaban su duelo ante el Sanse al descanso por un cómodo 21-17, con buenas prestaciones ofensivas, pero tras el paso por vestuarios todo se nubló, con un 0-8 de parcial en contra que comenzó a desnivelar la contienda a favor de las madrileñas. El Deza solo pudo anotar cuatro tantos en el segundo acto y terminó ajusticiado por 25-34.

Fue muy buena la primera mitad del cuadro granate, que salió a la pista con ganas de demostrar su valía, según crónica remitida por el departamento de comunicación de la entidad. El primer varapalo, apenasen el minuto 2 con una controvertida roja directa a Elsa Lucena, no hizo mella en las de Mario Ortiz, que, espoleadas por esta acción, realizaron una gran labor sobre todo ofensiva.

Porque lo cierto es que ni Deza ni Sanse se emplearon excesivamente en defensa. El partido era de ataques y ello se reflejaba en las prestaciones anotadoras, siempre con ventajas cordobesas, con la aportación de Ariadna Vázquez, auténtico estilete local. Al descanso, un 21-17 que no hacía presagiar lo que venía por delante.

Cambio radical

Y fue que el Deza salió irreconocible de vestuarios, y se puede decir que el Sanse también. En solo siete minutos las madrileñas habían infligido un parcial de 0-8, poniéndose 21-25 en el marcador y obligando a Mario Ortiz a gastar sus dos tiempos muertos. La diferencia no parecía insalvable, pero la dinámica era de equipo tocado y hundido para los intereses cordobeses.

Las granates ya no levantaron cabeza, estrelladas ante Noemí Fidalgo y anotando tan solo cuatro goles en toda la segunda mitad. El balance fue un sonrojante parcial de 4-17 a favor de una escuadra madrileña que terminó imponiéndose de manera plácida.

 

FICHA TÉCNICA

25.- DEZA CBM: María Castro, María Aguilar (5), Ángela Flores (1), Elsa Lucena, Sole González, Elena García (3), Ariadna Vázquez (11), Sandra Lozano (1), Ángela Zurera, Jéssica Oliva (1), Paula Plaza (1), Ana Fernández, Lucía Lucena, Marta Camacho, Shika (2) y Claudia Álvarez.

34.- BM SANSE: Noemí Fidalgo, Eva Martín, Alba Fidalgo (2), Angélica Buenache (2), Marina Fidalgo (4), Moira Belda (4), Ana Fernández (4), Celia Acuña, Claudia Cañas (5), Lucía Sacristán (5), Sandra Otega (4), Raquel Navas (3), Laura González, Lucía López y Alba López.

ÁRBITROS: García Peco y García Peco (Castilla-La Mancha). Descalificaron con roja directa a Elsa Lucena (m. 2). Excluyeron por el Deza CBM a Lucía Lucena y Ángela Flores (2); y por el Sanse a Moira Belda y Sandra Ortega.

MARCADOR PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 4-3, 7-5, 11-9, 13-11, 17-14, 21-17 (descanso); 21-22, 22-25, 22-28, 22-30, 23-31 y 25-34.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la séptima jornada en el Grupo D de la División de Honor Plata, celebrado en la IDM Fátima.

Etiquetas

Balonmano | Córdoba de Balonmano | deporte femenino | División de Honor Plata Femenina | Sanse |

Deja una respuesta