Una reanudación de alto voltaje en Tercera División

Pozoblanco y Salerm Puente Genil abren con un igualado duelo provincial este sábado la jornada 18, en la que el Ciudad de Lucena busca acariciar la fase de ascenso en Utrera y el Córdoba B mantenerse en los puestos de privilegio en Castilleja

Tras la jornada de descanso del pasado fin de semana, la competición vuelve en el Grupo 10B de la Tercera División con una decimoctava jornada más que interesante. Primero, porque regresan los derbis provinciales con un igualado Pozoblanco-Salerm Puente Genil adelantado al sábado, ahora mismo con dos puntos tan sólo de diferencia a favor de los pontanos, y segundo, por las atractivas salidas para los equipos cordobeses que están en zona de fase de ascenso: el Ciudad de Lucena a Utrera y el Córdoba B a Castilleja.

La jornada, en la que descansa el San Roque de Lepe, segundo clasificado con 33 puntos, los mismos que el Ciudad, se jugará prácticamente a la par el domingo a las 12:00, con partidos como el Gerena-La Palma o el Coria-Sevilla C.

 

Pozoblanco-Salerm Puente Genil (Municipal, sábado, 18:00 horas)

Interesante el encuentro que se jugará en la Comarca de Los Pedroches, en el que la buena trayectoria local con Emilio Fajardo y la complicada segunda vuelta que está viviendo el Salerm, con derrota la pasada jornada en el añadido en Lepe, ha igualado las fuerzas al menos clasificatoriamente hablando. Los blanquillos, séptimos, tienen 20 puntos, y los rojinegros 22. Por si fuera poco, se abrió la opción del público por la bajada de los contagios en la pandemia y habrá algarabía, colorido y cánticos en las gradas.

Emilio Fajardo, técnico local, reconoció que el el duelo “tiene muchos alicientes” y para él “la mejor noticia es que vuelve nuestra gente, que llevaba sin estar aquí desde el día del San Roque de Lepe”. “Creo que ese día disfrutaron y estarán deseando ver al grupo jugar por ese buen sabor de boca y los números de la segunda vuelta, que mejoran todos los de la primera. Para colmo es un derbi, en el que nuestro objetivo, siempre en el corto plazo, es esos tres puntos y poder subir un puesto. La clasificación nos da que si ganamos mínimo una posición subimos, pase lo que pase con los demás rivales”, detalló.

La tabla, quitando los dos primeros puestos y los tres últimos, es un pañuelo. “Con las jornadas que quedan y la igualdad que hay desde el Córdoba B hasta el Gerena, que es el que está debajo de nosotros, es decir, desde el tercer puesto hasta el octavo, se va a mirar todo al pequeño detalle. A cualquier resultado entre rivales hay que estar atento y a los números generales también, pero para eso hay que ir sumando, para que esa igualdad siga existiendo”, defendió. “Lo primero es sacar los tres puntos, pero es lo mismo que la jornada anterior con el Gerena: eso además te daría el average particular porque allí empatamos, además de ponerte un punto por encima de ellos. Es un rival con el que no contábamos para estar en la lucha, pero todo depende de nosotros. Si ganamos quedando 12 puntos y nosotros por encima, sí sería de nuestra pelea. Si vencen ellos, con cinco y el average a su favor, ellos lucharían por su objetivo, que es estar sí o sí entre los tres primeros, y a nosotros nos quedarían lejos. Ojalá en vez de cuatro equipos estemos seis“.

Fajardo puso de relieve que “los números del Puente Genil en la segunda vuelta no están siendo los esperados por ellos“. “Estaban entre los primeros en la primera vuelta y han salido para meterse en la pelea, incluso con los equipos que estamos en zona de descenso, Gerena y nosotros. Ellos tienen 22 puntos y nosotros 20. Ésa es la realidad y todo lo que sea eso te equivocas al afrontar el partido, aunque eso no quita el potencial que tiene, hay que ser realistas”, dijo.

Y es que el Salerm “tiene delanteros buenísimos, dos jugadores en banda súper verticales, que podrían jugar en cualquier equipo de la categoría, con un centro del campo que es una delicia, con Germán, Migue García, Salva… y arriba ya digo, Canty, Chenkam o Lamarca, jugadores con números personales impresionantes”. Pero “grupalmente en la segunda vuelta no le está dando para engancharse con el San Roque de Lepe y el Ciudad de Lucena“. “Ellos por presupuesto, por jugadores, por objetivo, tienen que estar entre los tres primeros, y pensarán que ganando al Pozoblanco se quitan un rival”, describió.

El Pozoblanco tiene de cara al partido un hándicap, el que dicta que “cuando se hace una plantilla corta de efectivos, como la dejamos, en cuanto hay sancionados y algún lesionado nos quedamos en mínimos”. “A Valentín lo recuperamos con el alta médica, pero el alta de competición no es al nivel adecuado. Es un tío superhonrado, que se ofrece para cualquier puesto y tenemos que contar con él. Pero Mori se cae por una contractura, de la última jugada en Gerena, aunque por fortuna no es rotura y serán 10 o 12 días, y a Iniesta no lo recuperamos porque no tiene ni el alta médica y no está. Y Luis Fraiz tiene una molestia en el isquio, una sobrecarga. Con Rubén Sánchez y Joel por sanción son cinco bajas, porque a Josan no lo he llegado ni a entrenar, y estamos con 13 futbolistas de la primera plantilla para medirnos a un equipo de liguilla de ascenso y que está cuarto a dos puntos del Córdoba B con un partido menos”, expuso el preparador.

Eso sí, “ilusión tenemos muchísima y competir vamos a competir”. “Vamos a darlo todo para sacar los tres puntos, sin renunciar a nada, seamos 13, 12 o 14. No me voy a quejar, pero sí digo la realidad. Tengo a 13, pero son 13 gladiadores que lo van a sacar, como contra el San Roque de Lepe cuando éramos 14. Si no tuviéramos 11 sí estaríamos fastidiados”, bromeó.

No obstante, las limitaciones son lógicas. “Con 13 jugadores hay pocas dudas. Hay zonas del campo donde no tenemos jugadores específicos. Tenemos que reinventarnos y sólo espero no necesitar que el portero suplente tenga que salir al terreno de juego”, dijo en tono jocoso. “Pero queremos trabajar tácticamente bien, porque con lo que tenemos sabemos que podemos hacerles daño, como ellos a nosotros. Hay que intentar que renuncien al juego habitual que hacen para ser lo ofensivos que son y que tengan las menores ocasiones posibles. Quitarles el balón y llevarles donde queremos para hacerles daño. Es un equipo hecho para tener la posesión, para atacar y para ganar partidos y todo lo que sea que tengan que ser defensivos es positivo. Intentaremos ser protagonistas e ir a ganarles”.

Diego Caro: “El fútbol está siendo injusto”

Mientras, en el bando del Salerm, hay que lamerse las heridas y seguir creyendo. “El equipo está con muchas ganas de competir, de revertir esta situación y de volver a sumar de a tres. Es lo que hemos hablado y sobre lo que hemos trabajado y lo que queremos conseguir en Pozoblanco. Ahora mismo el fútbol está siendo injusto con el trabajo que mis jugadores están haciendo, pero seguro que se lo va a devolver”, dijo el mister, Diego Caro.

El técnico quiso mostrarse analítico con la situación: “Es cierto que llevamos cinco partidos sin ganar, pero los dos únicos que han conseguido vencernos son San Roque de Lepe y Córdoba B, que están hechos no sólo para jugar la liguilla, sino para subir, con importantes presupuestos y jugadores de mucho nivel en Tercera División. Y en Lepe caímos de manera muy injusta, porque no nos tiraron a portería en todo el partido y el gol es un centro lateral y un remate del delantero que en realidad nos metemos en nuestra propia portería al tocar en la cara de Manolo Cano. El fútbol está siendo un poco cruel con nosotros y con el trabajo de los chavales, pero estamos convencidos de que vamos a revertir la situación. Y dependemos aún de nosotros mismos“.

Caro recordó que queda vida, y mucha. “Estamos a dos puntos sólo del Córdoba B, que va tercero pero lleva un partido más que nosotros. Con esa ilusión vamos a Pozoblanco, sabiendo que si obtenemos la victoria seguimos dependiendo de lo que hagamos. Eso pese que sabemos de la dificultad que conlleva el partido y que vamos a enfrentarnos un muy buen equipo, como es el Pozoblanco, que en su casa logró recientemente ganar al Utrera por 4-0. Eso te dice el nivel que tiene”.

El adiestrador de Villa del Río elogió a los de Los Pedroches. “Están muy bien trabajados por Emilio Fajardo. Desde que llegó el equipo ha ido a mejor y tendremos que afrontar las dificultades que nos ofrezca el partido, ojalá para sacarlo adelante. A ellos les gusta sacar el balón jugado desde atrás, igual que a nosotros, y ahí puede estar una de las claves. El equipo que sea capaz de dominar y someter a su rival tendrá mucho ganado, porque sufrirá el que no tenga el balón”, pronosticó.

“Vamos a intentar mantener nuestra filosofía de juego y ser nosotros mismos para intentar sacar estos tres puntos de Pozoblanco, sabiendo la dificultad que tiene”, comentó un Caro que también está con varios jugadores en duda. “Felix Chenkam ya no pudo jugar el sábado pasado porque estaba tocado y sigue con molestias. Christian López también está entre algodones, como Gato. Esperemos que vaya a más y podamos contar con ellos”.

 

Utrera-Ciudad de Lucena (Vistalegre, domingo, 12:00 horas)

Dos semanas después de su último partido, saldado con un favorable 1-0 ante el Coria el pasado 21 de febrero, el Ciudad de Lucena, líder junto al San Roque de Lepe del gripo visita al Utrera, sexto clasificado con 21 puntos y a solamente tres del Córdoba B, tercero en la tabla. Cuando solamente restan cinco partidos para el fin de la primera fase, este encuentro se antoja para ambos equipos como “una auténtica final”, como señaló Dimas Carrasco en rueda de prensa.

“Con el nuevo formato todos los partidos son finales porque los puntos no es que solamente sumen para la clasificación de esta primera vuelta, sino que se pasan a la segunda, por lo que hay que intentar sumar de tres en tres”, subrayó. “Este equipo tiene que seguir mostrando hambre de mejora y victoria. Allá donde vayamos tenemos que intentar conseguir la victoria porque sabemos que es importante de cara a la siguiente fase”, matizó Carrasco.

Los aracelitanos afrontan el partido con algunos de sus jugadores en la enfermería, pero el entrenador no considera que eso sea una excusa. “Tenemos a Santi Rosa lesionado, ya que a lo largo de la semana ha tenido un esguince de tobillo. Chucky, por su parte, sigue con molestias en el tendón, además de Michael, que se cae por quinta amarilla. Los demás están disponibles, ya que hemos recuperado a Toni y a Zurdo, con lo cual tenemos efectivos más que suficientes para afrontar el partido contra Utrera con garantías”, explicó. No obstante, Carrasco sí echa en falta el hecho de que, a lo largo de la temporada, aún no haya podido dirigir una sesión con la plantilla al completo: “Las lesiones nos están castigando mucho, así que espero que en este tramo final podamos contar con todos”.

En cuanto a las opciones del equipo utrerano, el entrenador celeste recordó que también necesita la victoria. “Están en el tramo de intentar engancharse a esa tercera plaza, y necesitan ganar porque hay muchos equipos peleando por conseguirla. Vamos a encontrarnos un partido muy difícil. Además, tienen muy buena plantilla y un buen cuerpo técnico”, destacó. “Sabemos de su potencial. Los resultados que consiguieron en el mes de enero nos sorprendieron a todos, pero han vuelto a la buena dinámica, y han conseguido una victoria ya. En Puente Genil estuvieron muy cerca de ella, pero se les escapó en el tramo final”, señaló. Así que lanzó una advertencia a sus jugadores de cara al domingo: “Tenemos que estar a la misma intensidad y a la misma motivación que ellos porque si no va a ser imposible”.

Por tanto, Carrasco le quita hierro al irregular trabajo del equipo utrerano y afirma que no cree que vayan a poder sorprenderles. “No creo que el Utrera nos deje ese atisbo de poder sorprenderlo de alguna manera. Está más que preparado, seguro que nos han estudiado y han analizado sus errores para mejorar dentro de este tramo final. Es un partido entre dos equipos llamados a pelear por todo. Es cierto que, clasificatoriamente, nosotros hemos cogido un poco de ventaja, pero en años anteriores se han clasificado para liguilla y eso no es casualidad. Este año estarán en el tramo final intentándolo, así que no creo que sorprendamos a Jesús Galván porque nos conocemos muy bien”, señaló.

Por último, el preparador lucentino quiso destacar el trabajo de sus pupilos y recordar los objetivos de la temporada. “El hecho de que el cuarto clasificado esté a 11 puntos habla muy bien del trabajo que venimos haciendo. El objetivo del club era meterse en el play-off de ascenso y lo tenemos al alcance de la mano, aunque las matemáticas aún no lo confirmen. Sin embargo, después del primer objetivo siempre viene el segundo, así que tenemos que seguir consiguiendo puntos que pueden ser muy necesarios. El San Roque de Lepe tiene los mismos puntos que nosotros, así que no podemos dejar ningún partido en el camino”, recordó Carrasco.

 

Castilleja-Córdoba B (Antonio Almendro, domingo, 12:00 horas)

Encuentro importante también el que afronta el filial cordobesista en Castilleja, puesto que tras esta jornada llegará su jornada de descanso y el objetivo ha de ser mantener esta entonces su condición de equipo en zona de play-off. No será fácil la empresa ante un rival que ya se le atragantó en El Arcángel pese a que desde entonces las trayectorias de ambos hayan ido en direcciones opuestas.

Con Ciudad de Lucena y San Roque de Lepe virtualmente en el play-off, el filial intentará darle continuidad a la victoria frente a La Palma de la semana anterior, entonces respuesta al fin de su racha positiva de 2021 contra el San Roque de Lepe. El equipo está más sólido incluso fuera que en casa, aunque el cuadro sevillano, con apenas 14 puntos y apuntando a tener que jugar la fase de permanencia en Tercera División, intentará hacerse fuerte en su casa, como de costumbre. “Estamos haciendo las cosas muy bien, sumando de tres en tres pese a jugar en campos muy complicados, como Puente Genil, Sevilla o La Palma. El equipo está sabiendo qué hacer en cada momento, ser prácticos, y hacerlo otra vez sería muy importante de cara a mantener la tercera plaza porque la semana siguiente descansamos”.

Una vez más Crespo tendrá que asumir bajas importantes, como la de su portero titular Javi Romero, ya que Isaac Becerra arrastra problemas físicos en el primer equipo, y Luismi, héroe contra el Linares. A cambio es más que probable que regrese Álex Meléndez, al estar ya plenamente recuperado Jesús Álvaro. Se esperaba la recuperación de Miguel Gómez y Ale Marín en este parón, pero no ha podido ser y siguen trabajando con sus lesiones musculares. Y a ello “hay que unir la duda de Iván Navarro, que en estas dos semanas no ha podido trabajar con el grupo, y la baja por acumulación de tarjetas de Puga”.

Pese a todo, Crespo recordó que “casi todas las semanas” están teniendo bajas y en cambio “se demuestra que el equipo compite muy bien, así que con esa intención va a este partido tan complicado”, en lo que influyen “las dimensiones del terreno de juego y que ellos también se juegan mucho”, así como que “van a poder estar arropados por su público, y seguro que tras tanto tiempo sin asistir van a tener muchas ganas de acudir al campo”.

En cuanto al rival, destacó sus virtudes. “Empezó muy bien, y pese a ser un ser recién ascendido, se demuestra que a todo el que quiere sumar allí le cuesta mucho. El Puente Genil no fue capaz de ganar y el Sevilla se llevó la victoria en las últimas acciones del partido. Van a tener muchas ganas de sumar los tres puntos, como nosotros, pero mi confianza en el equipo, y más de visitante, es máxima. Sabemos las dimensiones del campo y hemos preparado la semana para eso y queremos seguir en las posiciones de privilegio como en las últimas semanas”, concluyó.

Etiquetas

Castilleja | CD Pozoblanco | Ciudad de Lucena | Córdoba B | Fútbol Cordobés | Grupo X | Salerm Puente Genil | Tercera División | Utrera |

Deja un comentario