Una solución temporal para que Fátima vuelva a ser pista cubierta

El IMDECO implanta una medida de urgencia, una gran lona de material plástico, mientras se licitan las reparaciones del techo de la instalación por la granizada veraniega

Buenas noticias para el Club Deportivo Apademar, gestor de la Instalación Deportiva Municipal de Fátima, y para el Cajasur Córdoba de Balonmano, la entidad que usa principalmente el recinto para sus primeros equipos masculino y femenino y sus categorías inferiores. Tras la granizada veraniega que destrozó su cubierta, el Instituto Municipal de Deportes ha empleado hoy una medida de urgencia -aunque pasaron bastantes semanas desde el percance- y diversos operarios han situado una gran lona de material plástico que permitirá una normalidad en el uso del pabellón.

Según avanzó el diario digital Cordópolis, la idea del IMDECO ha sido buscar una solución temporal hasta “la conclusión de los expedientes de licitación de las reparaciones”, que debe llevar algún tiempo más.

El estado de la cubierta de la sala de barrio de Fátima sobre la que hoy empezó a actuar el IMDECO

El estado de la cubierta de la sala de barrio de Fátima sobre la que hoy empezó a actuar el IMDECO

Los operarios han dispuesto sobre la parte dañada del tejado, completamente agujereada por la violencia de los impactos del granizo, una gran lona de un material aparentemente plástico pero que debe garantizar que el agua no pase en caso de lluvia o de excesiva humedad, aunque la situación incluso afectaba, por el cambio de luminosidad, en los días de sol.

La pasada semana el entrenador del Cajasur CBM Jesús Escribano venía a solicitar de manera implícita soluciones ante lo que era un problema añadido a sus planificaciones de los entrenamientos y parece que por una vez no ha sido un clamor en el desierto. Fátima vuelve a ser una pista cubierta para la práctica deportiva.

Loading...

Deja un comentario