Una temporada y unos objetivos u otros en 90 minutos

Córdoba B y Salerm Puente Genil, por arriba, y Pozoblanco, por abajo y en derbi contra los blanquiverdes, determinan su posición final en la última jornada de la primera fase en el Grupo 10B de la Tercera División, con el Ciudad de Lucena buscando un mejor coeficiente de puntos en La Palma

El Salerm Puente Genil llega con todas las opciones al final tras el partido de Lucena. Foto: Tino Navas / Salerm Puente Genil

El Salerm Puente Genil llega con todas las opciones al final tras el partido de Lucena. Foto: Tino Navas / Salerm Puente Genil

Una mañana de transistores, como se decía antes, y de calculadora en mano durante 90 minutos. Este domingo, con horario unificado a las 12:30 horas, se echa el cierre a la primera fase de la temporada en el Grupo 10B de la Tercera División, con tres de los representantes cordobeses, Córdoba B, Salerm Puente Genil y Pozoblanco, pendientes de definir su posición final. El Ciudad de Lucena, que necesita los puntos en La Palma para entrar con un mejor coeficiente a la fase de ascenso, espera acompañante entre los blanquiverdes o los rojinegros, cuyo objetivo, ser terceros, se entrelaza con el otro que queda pendiente en el subgrupo, ver quién acaba sexto y entra en la fase intermedia y sobre todo evita jugar por la permanencia.

Los choques se entrelazan porque los aspirantes por arriba, Córdoba B, que depende de sí mismo, y Salerm, se miden a los de abajo, Pozoblanco -en el Municipal- y Sevilla C -en el Polinario-. Los pontanos necesitan que el B no gane para poder entrar a la fase ganando su partido -aunque podría valerle empatar si los de Germán Crespo caen-, en unas combinaciones que permitirían a los de Los Pedroches superar al segundo filial sevillista, que iniciará la jornada dos puntos por encima (26 por 24). Los otros partidos de la jornada, Utrera-Castilleja y Gerena-San Roque de Lepe, no influyen en el desenlace para el fútbol provincial.

 

La Palma-Ciudad de Lucena (Municipal, domingo, 12:00 horas)

El cuadro celeste es el único de los cuatro cordobeses ‘tranquilo’, en el sentido de que su objetivo de estar entre los tres mejores está conseguido desde semanas atrás y los resultados de la pasado jornada, derrota en casa frente al Salerm (0-1) y victoria del San Roque de Lepe ante el Pozoblanco (2-1) les dejó matemáticamente segundos (37 puntos frente a 42). Pero el duelo no es un trámite, no porque enfrente esté el colista y sea un partido accesible para vencer, sino porque a partir de ahora se mirarán los coeficientes en la lucha frente a Xerez DFC, Xerez CD y Ceuta y no es lo mismo entrar con 40 puntos que con 37 o 38.

Me lo tomo como una final más. Es cierto que es el último partido de la primera fase y que el objetivo de estar con los mejores lo tenemos conseguido hace tiempo, pero tenemos que conseguir los puntos porque cuentan”, confirmó el técnico celeste, Dimas Carrasco, que no se fía de su rival. “Nos encontramos ante un equipo que no ha conseguido la victoria ante su público, pero que es uno de los mejores visitantes de la segunda vuelta”.

Tiene muchas armas y es muy buen equipo. Me gusta. Tiene una propuesta de juego en la que trata muy bien el balón. Lo veo muy bien trabajado, con una buena propuesta, pero menos puntos de lo que ha merecido”, reflexionó el técnico hispalense. “Ellos llegan a zona ofensiva con buena dinámica y buenos mecanismos y va a ser un rival complicado. Viene desde una categoría inferior y tiene un presupuesto bajo en la categoría, pero su modelo de juego no habla de eso, sino de jugar bien, llegar al área y tener una salida exquisita desde atrás. No se corresponde su puesto clasificatorio con lo que proponen equipo y entrenador”.

Dimas apuntó que por todo ello tienen claro que encontrarán oposición. “Será un rival difícil. Aquí en casa, con ellos jugando con muchas bajas, nuestro primer gol fue en el minuto 44. Debemos dar nuestra mejor versión, porque además venimos de una derrota en casa y tenemos ganas y necesidad de sumar de a tres. Con esa intención vamos a ir”.

Dimas Carrasco en su rueda de prensa de esta semana. Foto: Ciudad de Lucena

Dimas Carrasco en su rueda de prensa de esta semana. Foto: Ciudad de Lucena

Una vez más se le preguntó al entrenador por las condiciones del terreno de juego diferentes a las de casa. “A esas cosas me gusta adaptarme. Es un buen campo, de buenas dimensiones, con un césped con tres años de vida. Incluso creo que el concejal preguntó qué césped teníamos aquí y es profesional. Generalmente suelen regarlo y vamos a tener unas buenas condiciones. Debe ser un partido atractivo, por las dos propuestas de juego, y para disfrutar”.

Tipo de partido

Carrasco habló también de qué encuentro puede esperarse. “Si nos ceden el balón, tendremos que vigilar el contraataque del rival. Pero si dejamos que Alvarito o Iraola toquen en el centro del campo, nos pueden hacer mucho daño. No tienen un delantero que les asegure 15 goles por temporada, pero tienen pegada y recursos, con balón parado, llegada por fuera o sus jugones por dentro. Tenemos que frenar esos ataques con el objetivo de que no hagan gol, porque así seguro tenemos un punto. Y si hacemos las cosas bien arriba, donde tenemos bastante pólvora, nos podemos llevar los tres”, previó.

Otra clave puede ser marcar pronto. “En los partidos que nos adelantamos, eso nos permitió hacer fluir el juego hacia el resultado. Me acuerdo del partido contra el Lepe o el Castilleja. El equipo se puede tranquilizar con el marcador a favor y tirar de esos mecanismos habituales. Con marcador favorable se hace más fluido”, admitió.

Un problema que puede existir, en cambio, es el apartado físico. “No estamos del todo bien. Tenemos muchos tocados. Durante la semana conseguimos que los jugadores estén óptimos para competir, pero tras el partido vuelven a tener molestias y no entrenamos en limpio con toda la plantilla. Nos adaptaremos. Ahora en nuestro campo el calor hace que las plantas de los pies se queman, porque está gastado, aunque el Ayuntamiento nos ha prometido un esfuerzo para poderlo cambiar. Pero con lo que tengamos sacaremos seguro un once muy competitivo”.

Y es que este ejercicio hay más alternativas. “El año pasado teníamos un once más definido y en éste tengo cambios. Tengo 18 jugadores y dos porteros que pueden jugar todos. Ahora puede jugar Salvo o Zurdo, el año pasado se caía Zurdo y era un problemón. Puede entrar Víctor incluso, tengo alternativas. Es lo que le demandaba al director deportivo en invierno. En cada partido, a pesar del resultado, hemos sido competitivos, como en Utrera o Gerena. Yo estoy contento porque salga quien salga son competitivos”.

El apartado anímico

Dimas dejó claro su política hasta el momento: “No sacamos a nadie que no esté para jugar. Pueden tener molestias, pero si puede competir, apostamos por él. Si hay algo de riesgo no lo hacemos. Es verdad que este año estamos teniendo muchas de esas molestias y muchas veces llegan muy justos, pero también hay alternativas”.

El Ciudad de Lucena, con Marcos Pérez en primer término, entrenando en su estadio. Foto: Ciudad de Lucena

El Ciudad de Lucena, con Marcos Pérez en primer término, entrenando en su estadio. Foto: Ciudad de Lucena

El entrenador insistió en la importancia de lo que hay en juego mañana, para evitar relajaciones. “Hay en juego tres puntos, pero influyen en el coeficiente. Los puntos se dividirán por los partidos jugados e intentaremos alcanzar los 40 para la segunda fase. Pero además el equipo necesita una victoria. Tras una derrota, lograr una victoria te da alegría entrenando y confianza en el juego. El equipo de todas formas está bien. Sabe que el otro día no interpretó bien lo que necesitaba el partido, pero lo veo consciente de que nos vienen 7 finales y estamos en lo más bonito de la temporada. Espero sumar de a tres y luego hacer una buena segunda fase”, reflexionó.

Por último, habló de cómo se digirió la derrota anterior. “El futbolista cuando pierde quiere resarcirse. Es verdad que el domingo nos fuimos muy dolidos, porque a nadie le gusrta perder, pero en cuanto te rodeas de tu entorno, familia, hijos y demás, coges energía y afrontas la semana de forma muy positiva, porque la trayectoria del equipo es muy buena. Hemos conseguido el objetivo muy pronto y eso es porque hemos hecho las cosas muy bien. Ahora tenemos que seguir igual porque queda lo mejor”.

 

Pozoblanco-Córdoba B (Municipal, domingo, 12:30 horas)

Es sin duda el gran partido de la jornada, por ser derbi provincial y por enfrentar a dos conjuntos jugándose el todo por el todo. A ambos sólo les vale ganar, aunque al filial podrían meterle otros resultados si el Salerm Puente Genil no sacara adelante su encuentro. Para los locales los tres puntos son ineludibles para hacer cábalas y poder aprovechar que tienen ganado el average particular con el Sevilla C, rival de los pontanos y personal para acabar sexto y recoger un merecido premio a su temporada.

A pesar de que habrá que estar muy atentos a lo que haga el Sevilla C, Emilio Fajardo prefiere que su equipo se centre en conseguir los tres puntos. “Cuando nos hemos mirado a nosotros nos ha ido muy bien. Somos un equipo con carencias porque sabemos el objetivo que tenemos, pero somos muy currantes”, comentó. En este sentido, el preparador dejó claro que “no hay nada más difícil que vencer a alguien que no se rinde nunca y los jugadores lo demuestran día a día”. Por eso, también tiene claro que los suyos no necesitan más motivación que la de manera intrínseca conlleva ya un partido en el que tan sólo vale ganar. “Es de los partidos más fáciles a nivel de motivación, pero es verdad que el calendario es muy bonito porque el Sevilla C y nosotros nos jugamos el descenso y Puente Genil y Córdoba B pelear por el ascenso”, apuntó Fajardo.

Sabe el preparador que no será fácil imponerse al filial blanquiverde, en clara progresión a lo largo de toda la temporada. “Estaba claro que era un aspirante a estar entre los tres primeros. Quizás al principio tuvieron esa presión, pero los objetivos no se consiguen en octubre, se consiguen ahora y poco a poco ha ido entrando en la dinámica de sumar de tres en tres, de mejorar en su juego”, afirmó el técnico. Después, dejó claro que el Pozoblanco tiene que robarle minutos de posesión a su rival si quiere salir victorioso del duelo: “El Córdoba B juega bien, controla el manejo del partido siempre con el balón y nosotros intentaremos quitárselo para que se sientan incómodos”.

Para afrontar el choque, Fajardo tendrá que recomponer una defensa en la que sigue siendo baja Santacruz y de la que también se cae Rubén Sánchez, lesionado el pasado fin de semana frente al San Roque. Además, Ángel García será duda hasta última hora después de un golpe en la rodilla durante una sesión preparatoria. Por otra parte, tampoco será de la partida Iniesta, en este caso por acumulación de tarjetas. Contratiempos a los que el técnico hace frente con la confianza de que todos sus futbolistas están dando lo mejor de sí mismos y están enchufados. “Siempre digo que no regalo minutos y entrarán en el once titular los que mejor lo vengan haciendo”, detalló.

Sea cual sea ese once, todos dará el máximo para lograr esa sexta plaza que dejaría al Pozoblanco un año más en Tercera División sin necesidad de una segunda fase.

Germán Crespo: “Llegar así lo hubiéramos firmado”

Mientras, desde la óptica cordobesista, el partido no es ni más ni menos que “una auténtica final”, según el técnico Germán Crespo, ante un peligroso contrario. “Nos vamos a enfrentar a un buen equipo, que ha venido de menos a más toda la temporada. Tuvo opciones de meterse arriba hasta la semana pasada y tras el trabajo que han hecho querrán al menos estar en la zona intermedia, para jugar por el play-off y no tener peligro de descenso. Pero nosotros llegamos en las mejores condiciones, dependiendo de nosotros mismos para meternos entre los tres primeros y jugar la fase de ascenso”.

Germán Crespo en el banquillo de El Arcángel. Autor: Javier Olivar

Germán Crespo en el banquillo de El Arcángel. Autor: Javier Olivar

Una gran segunda parte de la temporada ha dejado a la escuadra califal a un paso de su objetivo, que podría lograr incluso perdiendo. “Vamos con muchas ganas. El equipo está haciendo las cosas muy bien en las últimas jornadas, en general en toda la segunda vuelta. Sabemos que los dos equipos nos jugamos mucho, pero llegar dependiendo de ti mismo al final lo hubiéramos firmado hace cuatro o cinco meses cuando en resultados no andábamos bien”, detalló el mister del B.

Eso sí, el filial llegará mermado a esta cita decisiva: “Es cierto que llegamos con muchísimas bajas y sin jugadores importantes, como Juan Luna, Iván Navarro, Tellado y Manolillo, y hay que unirle a Visus, que estará con el primer equipo. Tendremos que tirar de 4 o 5 juveniles para completar la convocatoria, aunque está siendo habitual en las últimas semanas”. Al menos estará Luismi, que no viajó a Tamaraceite con el A.

A pesar de eso, la mejor noticia para el técnico es que “el equipo compite y hace las cosas bien”. “Vamos con la idea de certificar el tercer puesto, el premio que merece la plantilla y este grupo humano que hemos formado esta temporada en el Córdoba B merece por la temporada que se ha realizado”, acabó.

 

Salerm Puente Genil-Sevilla C (Manuel Polinario, domingo, 12:30 horas)

Esos deseos son contrarios a los que hay en Puente Genil, al que un gran triunfo en Lucena le ha dado mucha vida también para esta cita final. “Es cierto que no dependemos de nosotros, porque estamos empatados con el Córdoba B y ellos tienen el gol-average ganado, pero sabemos que tienen un partido difícil, igual que el nuestpro. Puede pasar cualquier cosa tanto en un campo como en otro”, pronosticó Diego Caro.

El adiestrador del cuadro pontanés ve a los suyos bien para la cita. “Hubo una semana muy buena de trabajo. Evidentemente cuando se gana la tranquilidad y la confianza son mayores, y tenemos muchas ganas de que llegue el domingo. Se termina la primera fase y nos mantenemos ahí en las plazas altas, donde hemos estado en toda ella. Es digno de elogiar el trabajo que han hecho estos jugadores, que hasta el último encuentro nos están ilusionando con jugar la fase de ascenso”, valoró el villarrense.

Salva Vegas en lucha con Víctor Morillo en el partido de Lucena. Foto: Tino Navas / Salerm Puente Genil

Salva Vegas en lucha con Víctor Morillo en el partido de Lucena. Foto: Tino Navas / Salerm Puente Genil

Eso sí, no es nada fácil el último enemigo, más aún para un equipo que ha encontrado problemas como local. “Nos enfrentamos a un filial, el Sevilla C, que es muy buen equipo y está muy bien trabajado por su entrenador, Lolo Rosano. Nos conocemos ya desde hace muchos años. Trabajan muy bien defensivamente y es el mejor equipo en las transiciones, el rey del contraataque. Cuando roban salen veloces porque tienen gente muy rápida arriba y ese juego lo dominan bien. Además el balón parado también lo hacen bien y son un equipo físicamente fuerte y con juventud”, advirtió.

Por tanto “va a ser un partido de máxima dificultad”, pronosticó el técnico. “Lo tenemos claro y lo sabemos, pero estamos ilusionados en que nuestra victoria pueda darnos jugar el play-off de los tres primeros. Pero aunque no se jugara porque ganara el Córdoba B, estaríamos muy contentos porque la primera fase ha sido francamente buena y hemos estado desde el principio con los mejores. Seguro que estaremos entre los cinco primeros y a ver aún lo que nos depara el domingo”, argumentó.

Como en otros casos, el esfuerzo también se va dejando notar en el cuadro pontanés. “A estas alturas, el grupo está justillo. Es normal, esta competición te exige mucho y hay mucho estrés porque es final tras final. El futbolista muscularmente sufre. Llegamos con varias dudas, pero todos quieren jugar y participar, así que esperemos tenerlos a todos menos a Germán Rodríguez, que está en fase de recuperación de la artroscopia que le hicieron”.

Etiquetas

CD Pozoblanco | Ciudad de Lucena | Córdoba B | Fútbol Cordobés | Grupo X | La Palma | Salerm Puente Genil | Sevilla C | Tercera División |

Deja una respuesta