Whelliton: “Fui feliz en Córdoba, fueron dos años muy especiales de mi vida”

El exdelantero brasileño, en la actualidad concejal del Partido Liberal de Praia Grande, sigue siendo el fichaje más caro de la historia del club blanquiverde, tras pagar 200 millones de las antiguas pesetas en 2001 al Boavista luso | "Aquel gol al Numancia fue el mejor de mi vida, recuerdo a la afición con los pañuelos en El Arcángel"

Nuestro protagonista de esta semana del serial de vídeo-entrevistas en Youtube con excordobesistas es el brasileño Whelliton Augusto Silva. El ariete de São Paulo defendió la blanquiverde en dos temporadas, 2001-2003, y aún conserva el honor de ser el fichaje más caro de la historia del Córdoba CF. Hasta 200 millones de las antiguas pesetas, algo más de 1,2 millones de euros, llegó a pagar Rafael Gómez al Boavista luso por su traspaso. El delantero se acababa de proclamarse campeón de liga en el curso anterior y llegó a Córdoba como principal reclamo para buscar el ascenso a Primera División. “Había una presión muy grande de todos, especialmente para mí, aunque los primeros seis meses fueron buenos”. “El equipo jugaba bien y marcaba goles”. 

En concreto Whelliton firmaba seis dianas en las trece primeras jornadas, lo que situaba entonces al Córdoba a cuatro de un Xerez Deportivo que cerraba los puestos de ascenso. Sin embargo, a partir de entonces, “llegaron una serie de problemas”, incluida su primera lesión muscular, que “crearon barreras que no se consiguieron superar”. El objetivo era “subir a Primera, pero a partir de no conseguirlo Rafael Gómez sale del club y hubo un cambio muy fuerte, se marcó una línea”.

Sus números de blanquiverde

En total Whelliton defendió la elástica blanquiverde en 53 partidos entre Liga y Copa, 35 de ellos en la primera temporada, porque como el mismo reconoció su rendimiento disminuyó. Con todo, casi dos décadas después, el ahora concejal del Partido Liberal de Praia Grande afirma: “Fui feliz en Córdoba, fueron dos años muy especiales de mi vida”. “La ciudad de Córdoba respira historia y quiero volver en mayo o junio”.

Whelliton celebrando varios de sus goles con el Córdoba entre 2001 y 2003.

Whelliton celebrando varios de sus goles con el Córdoba entre 2001 y 2003.

“No sabía que seguía siendo el fichaje más caro del Córdoba. Hace ya casi 20 años y el fútbol cambió muchísimo. Ahora los clubes tienen acceso a todos los jugadores del mundo y la situación financiera es muy distinta. Yo he sido el jugador más caro de la historia del Córdoba, pero los números del fútbol hoy son otros, con un millón de euros ahora se compra a un jugador que está empezando, no se compra a un futbolista que ha sido campeón en Portugal”, como fue su caso en 2001 con el Boavista.

Aquel brutal gol ante el Numancia

Whelliton tuvo que dejar el Córdoba en 2003 y a la postre sólo logró ocho goles como cordobesista. Eso sí, hizo uno que nunca olvidará. Siempre se le recordará por aquel espectacular tanto que se inventó un 3 de octubre de 2001 ante el Numancia en El Arcángel. Fue al borde del descanso, cuando se sacó de la chistera una volea desde fuera del área que se colaba por la escuadra izquierda de Jonathan, que posteriormente sería portero blanquiverde.

“Fue el mejor gol de mi carrera. Son momentos del fútbol muy rápidos, en los que hay que tomar la decisión en segundos. Me acuerdo que recibí el balón y lo maté en el pecho, y como no podía girar para la derecha puse el balón a la izquierda y le pegué con la otra pierna en la parte más alta. Era lo más difícil, pegarle a un meto de altura. Fue un gol increíble. Recuerdo a la afición con los pañuelos”.

El otro punto álgido de aquella campaña fue la trayectoria en la Copa del Rey. Aquel Córdoba de Pepe Murcia fue capaz de eliminar en octavos de final al Mallorca de Samuel Eto’o. “Estuvimos con las manos en las semifinales. Yo mismo no me creía lo que pasó con el Figueres”, se lamentó, dado que el club catalán, entonces en Segunda B, ganaba en El Arcángel 0-2 para acabar eliminando a los blanquiverdes que soñaban con jugar en Europa la próxima temporada. “El fútbol tiene esas cosas, le ganamos al más fuerte y perdimos con el más débil”.

“Ángel Marín no quería pagarme, me dijo que cobrase de Rafael Gómez”

Fueron sus mejores momentos como cordobesistas, una etapa que también se vio lastrada por las lesiones. Sobre todo por la sufrida en la clavícula en su segundo año, que unido a la llegada a la presidencia de Ángel Marín acabó por difuminarle. “Tuve problemas con él, me llamó para conversar pero no quería pagarme. Me dijo que cobrase de Rafael (Gómez), pero mi contrato era con el Córdoba, y ahí se iniciaron todos los problemas”.

Sandro y Alfonso felicitan a Whelliton tras un gol del brasileño.

Sandro y Alfonso felicitan a Whelliton tras un gol del brasileño.

Tras un particular calvario entre lesiones y diferentes episodios con Marín, Whelliton acabó marchándose para regresar a Portugal. Y lo hizo volvió a la Primera División del país luso con el Beira Mar. Un año más tarde volvía a Brasil para fichar por todo histórico de sus país como el Flamengo. Luego jugó en  la Portuguesa y se retiró el Club de Regatas de Brasil en 2007.

Posteriormente se licenció en Derecho para cambiar el fútbol por la política. “Echo mucho de menos el fútbol, el ambiente por el cariño de la gente y sobre todo el día a día de los entrenamientos y obviamente los partidos”. Con todo el tenía en su cabeza que en fútbol son “pocos años de actividad, diez o quince”. “Tenía preparada mi cabeza para eso”, añadió para finalizar una entrevista que podéis ver al completo en nuestro canal de Youtube.

Whelliton firmando autógrafos en El Arcángel entre la chavalería.

Whelliton firmando autógrafos en El Arcángel entre la chavalería.

Etiquetas

Brasil | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Excordobesistas | Figueres | Numancia | Rafael Gómez | Whelliton Silva |

Comment List

  • Juanmi 18 / 02 / 2022 Reply

    Enorme Wellington todavía recuerdo ese gol como si fuera ayer. Para mi entre los 5 mejores que he visto en el Arcángel y llevo 29 años visitandolo domingo tras domingo.

  • ancaza57 19 / 02 / 2022 Reply

    Hay una cosa que es inolvidable y que fue ese gol contra el Numancia…, recibe el balón de espaldas a portería con su “pata regular” la derecha y como se la pasa a su pierna izquierda en un medio giro y mete un trallazo al balón que entra por la mismísima escuadra del lado izquierdo de Jonathan que cubría la portería de fondo norte si no recuerdo mal. Obviamente el estadio aún tenía el foso y las pistas de atletismo los de ese fondo, los más cercanos lo vieron a no menos de 50, metros. En fin…, cosas del “futbolín” que se construyó para luego, a los pocos años de ser inaugurado, derribarlo porque se derruía solo y empezar a reconstruirlo de nuevo y aún está sin terminar y lo que te rondaré morena…,. Saluditos.

Deja una respuesta