Willy: “Me marché al Córdoba para ser importante y al llegar volví a tener esa sensación”

El delantero tuvo una propuesta del Castellón junto a la blanquiverde en enero, pero "además del proyecto, la cercanía también fue determinante" al tener que venir sin su familia | Al preguntarle qué haría ante un descenso de su Extremadura y el planteamiento de un posible regreso a Almendralejo, expuso que "ahora mismo digo que no, después habría que ver las circunstancias"

El delantero del Córdoba CF Willy Ledesma repasó sus últimos meses en una entrevista con El Periódico de Extremadura, donde entre otras cosas respondió a qué pasaría si se le planteara una posible vuelta al Extremadura, donde fue un ídolo, si se consuma el descenso azulgrana a Segunda B. “Atendería la llamada del club porque antes que nada somos personas, pero ahora mismo no vendría al Extremadura. Me debo al Córdoba y quiero hacer cosas allí, ya que tomé esa decisión quiero aprovecharla. Ahora mismo te digo que no, después habría que ver las circunstancias”, fue su respuesta.

Willy no cree que la vivida “sea una temporada para olvidar” por su marcha del cuadro azulgrana, la lesión que le hizo perderse más de un mes de competición en el Córdoba y luego la pandemia mundial que acabó con la temporada. “Las cosas tienen que pasar porque tienen que pasar y hay que aceptarlas”, esgrimió.

El jugador explicó cómo fue su marcha del club donde triunfó. “Me llegó la oferta del Córdoba, tuve un par de conversaciones con el Extremadura y me decanté por irme. Mi contrato terminaba en junio y ellos no me garantizaban renovar, al final tengo una familia y tengo que pensar en ella”, explicó. Confesó que también lo quisieron por Castalia. “Tuve una oferta del Castellón y la del Córdoba. Además del proyecto, la cercanía también fue determinante. Me tuve que ir solo porque mi hija no se podía cambiar de colegio y mi mujer estaba aquí trabajando, por eso también elegí irme hasta allí. Y la verdad es que estoy muy feliz de la decisión tomada”, expuso.

Willy, al que le “hubiese gustado tener otra despedida” del Extremadura porque se vio “un poco solo en ese momento”, cuenta que en el Córdoba “me acogieron genial”. “Me marché allí porque iba a ser importante. Creo que un jugador debe sentirse así y cuando llegué volví a tener esa sensación», señala. “Llegué con muchas ganas de hacer cosas bonitas allí y se truncó por la lesión y, después, por el coronavirus. Eso sí es para olvidar. Tomar la decisión de la suspensión tuvo que ser complicado para la Federación Española de Fútbol, pero hay que aceptarlo”.

Por eso, asegura que “nos quedamos con un sabor agridulce porque estábamos a dos puntos y yo estaba convencido de que íbamos a entrar”, pero ya sólo “toca mirar la siguiente temporada”.

Loading...

Deja un comentario