Y bastaron 45 y el average para salvarse en las diez últimas jornadas (X)

Ni Lugo ni Extremadura, el Rayo Majadahonda fue el equipo que acompañó a Córdoba y Nástic a Segunda B tras dibujar un terrible 2 de 24 antes de sumar los tristes puntos del Reus en la jornada definitiva

Bodiger recibe el balón en el partido contra Osasun

Bodiger recibe el balón en el partido contra Osasuna. Autor: Paco Jiménez

Lo anunciábamos el pasado martes y en efecto aconteció, aunque durante buena parte de la jornada, trasladada a ayer por la tragedia de José Antonio Reyes, no lo parecía. El descenso en LaLiga 1|2|3 quedó decidido a una jornada del final, tras confirmarse el desplome total y absoluto del Rayo Majadahonda, al estilo del Elche en la campaña 2016-2017 o el Cádiz en la más lejana 2007-2008.

La derrota en Oviedo por 4-3, en un partido que ganaba 1-3 antes del tramo final, hace a los majariegos de Luso y Jaime Asensio “Asen” acompañar a Nástic y Córdoba a la Segunda División B. El equipo de Antonio Iriondo ha sido incapaz de ganar ningún partido desde que la cifra mágica de 40 ganando al Deportivo de La Coruña en Riazor. Apenas dos empates le dejarán, tras sumar los puntos de la jornada 42 frente al Reus, con unos insuficientes 45 puntos.

Al final, esa cifra de 46 a la que se apuntó todo el año, y que incluso reconocía Rafa Navarro a su llegada al banquillo cordobesista en febrero, ha resultado profética, aunque por desgracia con el Córdoba entre los equipos hundidos. Mientras, esta vez La Máquina Diabólica de Míster Chip no dio ni una prácticamente en esta lucha, porque estableció como descensos además del Reus el del Nástic, el Lugo y el Extremadura, y tanto lucenses como azulgranas serán de Segunda una temporada más. Los de Almendralejo lo certificaron hace mucho, más aún vistos los puntos finales del Majadahonda, mientras que los gallegos han sacado adelante uno de sus años más difíciles, al final con el tino del cambio de entrenador y la llegada del excordobesista Eloy.

También se escabullen el Tenerife y el Numancia, que jugaron ayer en ambos casos priorizando el cero en su portería y eso sellaron ante el Lugo precisamente y contra el Zaragoza. Todos estaban en el ajo en la jornada final con la momentánea victoria majariega de ayer, aunque es cierto que todos hubieran jugado ante rivales sin nada en juego. Pero al quedarse el Rayo en 45 y o en 48, todo sobró.

En clave cordobesista, casi imposible ya está el no acabar 21º y último entre los equipos que acabaron la liga, ya que además de la visita a Riazor, con el Dépor jugándose la vida, el choque ante el Nástic es para el Lugo intrascendente, por lo que vista la seriedad con la que los tarraconenses están compitiendo tras el descenso raro será que no sumen y queden aún más lejos de los blanquiverdes.

Etiquetas

descenso | Las diez últimas jornadas | Liga Smartbank | permanencia |

Deja una respuesta