5000 abonados…y Consumo investigará la denuncia de Facua

El Córdoba anunció que superó esa barrera en la matinal del viernes, prácticamente al mismo tiempo que la Junta prevé abrir un expediente y analizar si la campaña de abonados cae en prácticas abusivas

Tres jóvenes cordobesistas lucen sus colores tras renovar sus abonos.

Tres jóvenes cordobesistas lucen sus colores tras renovar sus abonos. Autor: CCF

El Córdoba CF superó esta mañana, cerca de la hora del almuerzo, la cifra de 5000 abonados a su campaña ‘Volveremos a abrazarnos’, aunque en realidad de lo que se esté tratando en estas semanas sea de una reserva de plaza para el caso de que el club pueda inscribirse y competir en la Segunda División B en la temporada 2020-21. Lo que no quita que sea una cifra más que destacable.

Pero justo el día de hoy ha venido marcado por otro hecho ligado a la campaña de abonados. Tal y como ha adelantado el periodista de Canal Sur Ildefonso Fernández, se ha admitido a trámite de la denuncia que en su día presento la asociación de consumidores Facua por posibles cláusulas abusivas en las condiciones generales de contratación de sus abonos.

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía prevé abrir un expediente y analizar la situación provocado por la Unión Futbolística Cordobesa, actual empresa al frente de la gestión del club, que en el peor de los casos podría enfrentarse a amplias sanciones económicas -entre 5.001 y 60.000 euros-.

La denuncia de Facua llegó el pasado 6 de junio, cuando se censuró la posible pérdida de las cantidades abonadas en caso de que el contrato entre club y abonado caiga en saco roto por causa de fuerza mayor, como la reducción de aforo, la imposición de jugar a puerta cerrada determinados partidos o cualquier medida que guarde relación directa o indirecta con la situación sanitaria actual del COVID-19.

La asociación entendió que podría existir una infracción grave en materia de consumo, al ser medidas contrarias a lo que dispone en varios artículos el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. Se consideran abusivas aquellas prácticas que “en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes”, porque caigan en vincular el contrato a la voluntad del empresario o una falta de reciprocidad.

Loading...

Deja un comentario