A recuperar la magia del Alcalde Miguel Salas

El Ángel Ximénez-Avia se estrena en Puente Genil ante un "complicado" Liberbank Cuenca, un rival "superior a Benidorm y que también está un escalón por encima nuestro", apostilló un Paco Bustos que no podrá contar con Nuno Gonçalves y Víctor Alonso por lesión

David Estepa busca un compañero para doblar ante la defensa del Cajasur. Autor: Pepe Saldaña

Este sábado a las 19.00 horas se alza el telón en el Alcalde Miguel Salas. Vuelve el mejor balonmano español a Puente Genil con la Liga Asobal. Y el remozado  Ángel Ximénez-Avia afrontará este primer partido de la temporada con el calor de su legión pontana con el objetivo de lograr la primera victoria frente al Liberbank Cuenca, para de esa forma intentar romper de entrada el maleficio que le persiguió la pasada campaña ante su afición.

Los pupilos de Paco Bustos encararán el encuentro tras caer en la jornada inaugural en la pista del BM Benidorm (32-31), mientras que los conquenses derrotaron con solvencia al recién ascendido Puerto Sagunto (32-23).

Esos resultados son pasado, como los del pasado curso en casa, de ahí que el técnico del Ximénez manifestara  a Cordobadeporte.com que espera “dar la primera alegría a la afición” porque “ahora estamos en una temporada distinta y todo empieza de cero”. La idea no puede ser otra que cambiar la tendencia del pasado curso, cuando los pontanos sólo lograron un triunfo en toda la campaña como local, lo que supone “una losa”.

“Lo vamos a dar todo y esperamos quitar ese mal sabor de boca del pasado”, apostilló Bustos, aunque apuntó que Cuenca no es el mejor rival para lograr el triunfo, porque es “superior a Benidorm y también un punto por encima del propio Ximénez”.

El conjunto conquense “siempre ha estado arriba en los últimos años y cuenta con varios internacionales”, de ahí que se trata de un equipo “bien armado, hecho y con pocos cambios respecto al año pasado”, lo que les permite “jugar con una intensidad muy alta”.

David Estepa arma el brazo ante la defensa del Cajasur

David Estepa arma el brazo ante la defensa del Cajasur. Autor: Pepe Saldaña

Todo lo contrario que su equipo, que “aún no está hecho, aunque mejora por días”, así que “hay que tener paciencia”, porque “con trabajo y sacrificio los resultados llegarán”.

“En Benidorm salimos mal, algo que no podemos volver a repetir y menos ante Cuenca”, apostilló, para quedarse con que luego los chavales “supieron engacharse para meterse en el partido”, por lo que terminó “contento”, dado que “supieron levantarse ante la adversidad”, a lo que ahora debe unirse que en casa “la motivación tiene que ser un plus”.

Los poco beneficiosos precedentes

Los conquenses fueron uno de los muchos equipos que se llevaron el triunfo en Puente Genil en el anterior ejercicio, donde se impusieron por 27-30 en la que era su sexta visita a tierras cordobesas.

Se da la circunstancia que en los cinco enfrentamientos anteriores empataron hasta en tres ocasiones, 29-29 (2017-18), 22-22 (2016-17) y veintisiete en su primer duelo en la Asobal del curso 2013-14.

De hecho los cordobeses sólo ganaron al equipo de Cuenca en una ocasión, 33-28 en la temporada 2015-16, mientras que los conquenses lograron su primer triunfo, 26-27, en la última jornada de la campaña 2014-15 para lograr su permanencia.

Las bajas

En cuanto al capítulo de bajas, Paco Bustos no podrá contara por lesión con el portugués Nuno Gonçalves, que aún sigue recuperándose de su micro-rotura pectoral, y Víctor Alonso, que ante Benidorm sufrió una contusión ósea en la zona plantar.

Deja un comentario