Aguado: “Siempre recordaré Córdoba con una sonrisa”

''Aunque parecía que ésta iba a ser una temporada ilusionante ha terminado por ser un auténtico desastre, con mil problemas desde el primer al último día y con un merecido descenso del que asumo mi parte de responsabilidad'', comentó el jiennense

Álvaro Aguado en uno de los partidos de esta temporada

La catarata de despedidas continúan en el Córdoba, y de jugadores que han sido importantes para el club. Otro caso hoy fue el de Álvaro Aguado, que en una larga y emotiva carta afrontó esa tarea de poner el punto y final en blanquiverde: “Después de dos años ha llegado el momento de despedirme. No es fácil hacerlo en estas circunstancias, pero aun así cierro una etapa donde he disfrutado y sufrido como nunca, llena de aprendizaje y de infinita gratitud”.

Aguado recordó que “llegué al filial, donde jugadores y cuerpo técnico fuimos una familia y jugábamos sin miedo a nada”. “A los meses tuve la oportunidad de subir al primer equipo y me volví a cruzar con compañeros que se han convertido en amigos para toda la vida. Éramos un equipo unido que se sentía capaz de todo, sólo se hablaba de fútbol, y llevados en volandas por la afición conseguimos una salvación que ninguno olvidaremos“, evocó. Nada que ver con este ejercicio. “Aunque parecía que ésta iba a ser una temporada ilusionante ha terminado por ser un auténtico desastre, con mil problemas desde el primer al último día y con un merecido descenso del que asumo mi parte de responsabilidad. Ojalá se recupere pronto la estabilidad y el cordobesismo pueda volver a ilusionarse con el equipo”.

“Personalmente el anuncio del fichaje aumentó más mi motivación para hacerlo bien y conseguir los objetivos del club, devolviéndole a la afición todo el cariño que había recibido, pero no ha sido posible y no sabéis la rabia que siento. Las derrotas y la poca continuidad han hecho que el día a día en estos meses haya sido muy duro”, argumentó el ex del Jaén.

Significativa diferenciación con Navarro

Álvaro sigue comentando que “más allá de lo deportivo, el vínculo con Córdoba quedará en mí para siempre por las personas con las que he tenido la suerte de coincidir”. Empezando por los entrenadores, con una separación con el último que le tuvo a sus órdenes más que llamativa. “Gracias a Jorge Romero, Sandoval, Francisco, Curro Torres y sus cuerpos técnicos por vuestra confianza, profesionalidad y por todo lo que me habéis enseñado y exigido para mejorar, y a Rafa Navarro por coger al equipo en una situación muy complicada”.

Su catálogo de agradecimiento incluye “a todos mis compañeros por los consejos y experiencias del día a día”. “Gracias a todos los empleados y dirección deportiva por vuestra dedicación y trabajo en condiciones muy delicadas. Gracias a todos los aficionados por el cariño y respeto con el que me habéis tratado. Sois una afición única con la que me he sentido muy identificado por la pasión y cercanía que transmitís. No os merecéis todo lo que está pasando. Y por supuesto gracias a mi familia y amigos por vuestro apoyo incondicional y darme fuerza en situaciones difíciles de afrontar. Estoy muy orgulloso de vosotros”, expone.

Aunque triste por los últimos meses, para Aguado “el balance global de todo lo vivido en este club y ciudad que tan feliz me han hecho hará que siempre recuerde esta etapa con una sonrisa”. “Córdoba y su gente me enamoraron desde el primer día y aunque ya no esté siempre os seguiré. De corazón os deseo lo mejor y que pronto estéis de celebración en Las Tendillas”, dijo. “Ahora voy a por nuevos retos, con unas ganas inmensas de sumar, crecer y disfrutar con el balón. Gracias por tanto mi Córdoba”.

Deja un comentario