Alberto García: “Hubiera sido la leche ascender con el Córdoba de Paco, fue mi temporada más bonita por lo que significó”

El ex-cordobesista revivió sus cuatro años como blanquiverde, recordando especialmente aquella campaña en la que "se jugaba como los ángeles" | "Juan Luna Eslava fue un hermano mayor, como un padre para mí por su cercanía" | En 2013 decidió marcharse con Carlos González en la presidencia por "un desgaste muy grande, y dije hasta aquí", pese a tener tres años más de contrato | "Que se cuide al cordobesismo, para que no se apague la llama de su masa social"

El pasado 25 de junio Alberto García anunciaba que colgaba los guantes tras una larga y dura lesión del cartílago de su rodilla izquierda. Una semana después es el protagonista de nuestra vídeo-entrevista dominical, no en vano el meta catalán jugó cuatro temporadas en el Córdoba CF (2009-2013), y como él mismo dijo “es más participé y más tiempo estuve. Es donde pasé esa etapa de niño o inmadurez, y lo hablé el otro día con Jorge Ramírez -el cordobés entrenador de porteros que tuvo en el Córdoba y el Rayo Vallecano-, de donde me fui siendo menos niño”. En concreto llegó en verano de 2009 procedente del Real Murcia de la mano de Lucas Alcaraz.

Hasta tal punto fue decisivo para su vida ese fichaje que “ese verano peligró mi carrera deportiva para seguir jugando al venir de un proceso concursal. Nunca olvidaré cómo fue, aquel ERE me llevó a vincularme a la formación en derecho que luego seguí en Córdoba”. Así que “el Córdoba fue posiblemente uno de los clubes que más impacto positivo tuvo en mi formación, mi persona y mi carrera deportiva”.

Un joven Alberto García junto al escudo del Córdoba hace más de una década.

Un joven Alberto García junto al escudo del Córdoba hace más de una década.

“Ahora soy un ex-portero, pero todavía tengo que hacerme a la idea de que esto ha terminado“, subrayaba. Con todo, siguiendo con sus vivencias en la ciudad de la Mezquita comentó que “no tiene nada que ver cómo empieza mi etapa en el Córdoba y cómo termina. No tuvieron nada que ver la dos presidencias en cuanto a entendimiento y formato”. La primera de José Miguel Salinas y la segunda de Carlos González. “Me fui por desgaste, dije hasta aquí. Lo mejor para mí era salir, pese a tener tres años más de contrato”.

“Viví muchas etapas dentro de los cuatro años. Primero un club lleno de cordobeses, luego el proceso concursal… Decido salir, lo necesitaba por muchas cosas, pero el ascenso a Primera es como mi espina. Me hubiera gustado vivirlo, había sido la guinda, y así lo sentí cuando vi la celebración que hubo. Pero había jugadores que se lo merecían más que yo. Si alguien merecía ir a las Tendillas y tener ese reconocimiento era Gaspar, mereció ese premio”.

No quedaron ahí sus halagos a los cordobeses de su etapa: “El año de Paco habría sido muy bonito subir. Hubiera sido la leche ascender con aquel equipo y con Paco por cómo es. Con aquella plantilla que “siempre se dice que jugaba como los ángeles. Fue la temporada más bonita por lo que significó. Hubiéramos tenido la suerte de ser historia de un gran club como es el Córdoba”.

Alberto García celebrando una victoria con Pepe Díaz y Borja.

Alberto García celebrando una victoria con Pepe Díaz y Borja.

Alberto García reconoció que “no fue normal el año que hicimos con Paco. Por ello luego se fue injusto con Rafa Berges. La presión de Córdoba recayó sobre él, cuando debió ser más sobre los jugadores. Berges nos protegió muchísimo, fue un señor y un caballero”.

Precisamente fue al final de esa temporada cuando se marchó del Córdoba. “Sentí en su momento que mi etapa había acabado. Cuando uno se involucra muy emocionalmente con los clubes a veces pagas el precio, pero le puse fin a mi etapa como jugador”.

Luego pasó por el Sporting de Gijón, con el que logró el primero de sus cuatro ascenso a Primera en 2015, para repetir con el Getafe (2017), y los dos del Rayo Vallecano (2018 y 2021). El 27 de septiembre de 2019 su rodilla dijo basta, en la previa al partido ante el Fuenlabrada. “Fue mi último entrenamiento. Tengo una sensación muy extraña. Me fui caminando al banquillo y Paco me dijo que la salud era lo primero. Me conocía, como Jorge y Juan Luna Eslava, que fue un hermano mayor, como un padre en cuanto a cercanía -su familia de Córdoba-. Sabían que algo me pasaba”. Desde entonces hasta su reciente adiós fueron veintiún meses de calvario.

Alberto García junto a Koki.

Alberto García junto a Koki.

Para finalizar quiso enviar un mensaje de aliento a la afición en la complicada situación que vivirá en la cuarta categoría nacional. “El cordobesismo y el Córdoba CF va a volver, eso lo sabe todo el mundo, esperemos que no sea una transición de mucho tiempo”.

“El cordobesimo tiene una masa social que es la suya, la de los fieles, no aquellos que se apunta en Primera División. Que se cuide a esa gente para que no se apague, a ese aficionado sufridor que está siempre a las malas, pese a que al jugador a veces, en este caso a mí me metían mucha caña, que los cuiden, porque el mayor patrimonio de una entidad es su afición, es lo que desarrolla al club. Yo me sentí jugador de Primera jugando en Segunda por esa gente”.Que no se apague la llama del Córdoba”, fue su mensaje final para club y afición dentro de una extensa entrevista que podéis ver al completo en el vídeo de cabecera.

Etiquetas

Alberto García | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Excordobesistas | home8 | Rayo Vallecano | retirada | Sporting de Gijón |

Deja un comentario