Alfonso Cabello y su sexta tentativa mundial

"Es mi reto y se dice pronto, parece que fue ayer cuando llegó el primero", apuntó el rambleño que este jueves afronta la defensa de su cetro universal del kilómetro contrarreloj en Canadá, donde acumula cuatro días de entrenamiento en una pista la de Milton "parecida en velocidad" a la de Países Bajos

Alfonso Cabello haciendo rodillo en el velódromo canadiense de Milton.

Alfonso Cabello haciendo rodillo en el velódromo canadiense de Milton.

Alfonso Cabello Llamas es una de esas fuerzas de la naturaleza que el deporte cordobés suma por generación espontánea cada cierto tiempo, y la suya es tan brutal que este jueves 30 de enero afrontará la consecución de su sexto título mundial del kilómetro contrarreloj adaptado, categoría MC5, en Canadá. Tras sumar su octavo título nacional sobre la distancia en la primera quincena de enero, ahora quiere más, no en vano defenderá un centro universal que es suyo en el último quinquenio con la excepción del certamen celebrado en Los Ángeles en 2017 que se perdió por lesión en el año post olímpico.

La hora h de esa reválida serán las 23:24 hora española, seis menos en Canadá cuando salte al velódromo de Milton (Ontario), donde en poco más de un minuto buscara el referido sexto título “que se dice pronto. Parece que fue ayer cuando llegó el primero -tenía sólo 20 años-, porque pasé muchas adversidades. Por eso cada año que pasa lo valoro más, y dice el dicho que todo lo que sube baja, pero espero que no sea esta año”.

“Las medallas cada vez son más caras”

Sus rivales volverán a ser “los de siempre”, el británico Blaine Hunt, “el bigotes como yo le digo”, al que superó en el pasado Mundial de Apeldoorn 2019 (Países Bajos) en más de dos segundos, y  el americano Christopher Murphy, que “cada año va a más que hizo y será la sorpresa”, al recordar que en la tierra de los tulipanes le quitó el bronce a Jon-Allan Butterworth, donde al final fue cuarto. Entonces Cabello detuvo el cronómetro en unos enorme 1:04.414, la mejor marca mundial a nivel del mar, cuyo tope mundial lo estableció en la altura de Aguascalientes (México) en 1:01:683 en 2014.

Ahora estaremos más cerca porque las medallas cada vez son más caras”, apuntó tras cuatro días de entrenamientos en la pista canadiense, aunque “únicamente pudimos entrenar una hora sobre ella en la que sólo hice dos series”, apostillaba un Cabello sereno, consciente de que “me encuentro fuerte y motivado”, que opina que “para ganar se podrá estar en torno al 1:04 de Holanda”.

El rambleño afincado en Pozoblanco apuntó la pista es “más rápida” que la portuguesa de Anadia, donde junto al resto de sus compañeros del combinado nacional estuvo entrenando del 13 al 23 de enero. “No sé si con 1:05 bastará o igual hace falta 1:03”, añadió un modesto Cabello que inició la cuenta atrás para seguir paseando el nombre de Córdoba en un año clave para su carrera con Tokio 2020 en el horizonte.

Alfonso Cabello en el velódromo de Milton, Ontario, junto al resto de la selección viendo al combinado nacional olímpico.

Alfonso Cabello en el velódromo de Milton, Ontario, junto al resto de la selección viendo al combinado nacional olímpico.

Loading...

Deja un comentario