“Alfonso y yo trabajamos para una posible línea de acuerdo, al que tienen que dar el visto bueno los responsables del club”

El consejero delegado del Córdoba, González Calvo, apuntó sobre el director deportivo que "me gustaría que se quedara, pero estamos hablando en otro sentido", porque las razones del pucelano son claras: "No considera necesaria la estructura que ahora tenemos"

Los consejeros y los representantes de Barein en el último encuentro en casa. Autor: Paco Jiménez

Los consejeros y los representantes de Barein en el último encuentro en casa. Autor: Paco Jiménez

El consejero delegado del Córdoba CF, Javier González Calvo, ofreció hoy en una entrevista en La Jugada de Córdoba de Canal Sur la versión de la entidad sobre la posible salida del director deportivo, Alfonso Serrano, ya en “una línea de acuerdo” entre las partes, según confesó, aunque supeditada a la aprobación desde Baréin.

González Calvo valoró antes de tocar ese asunto la labor del pucelano en enero, ya que, a diferencia de lo que pueda parecer, el coste de plantilla tras las 7 altas y las 10 bajas es “exactamente el mismo que había”, aunque no quiso revelar la cifra “porque no creo que sea necesario”. “No hemos invertido un sólo euro más y hemos incorporado además cinco fichajes al segundo equipo. Incluso hay un pequeño superávit”, destacó, después de haber invertido ya más de cuatro millones en la entidad como desveló hace casi un mes en su entrevista con Cordobadeporte.com.

“Hemos jugado con esas cifras, y aunque era un periodo corto, no queríamos venir de nuevo rico, no era la impresión que queríamos dar. Hemos traído a gente que la dirección deportiva ya tenía bastante controlada, en esa línea, con las bajas necesarias, a las que agradecemos su trabajo de estos meses y su salida, que ha sido muy fácil porque se pusieron a disposición del club”, esgrimió.

Acabada esa labor, Alfonso Serrano decidió dar por cerrada su etapa, aunque González Calvo aún se resiste a aceptarlo porque considera que su trabajo es “excelente, excepcional”, porque “a los hechos me remito, al equipo se le ve otra cara”. “Como todos sabéis hemos venido hablando con él para su posible salida del club. Para mí es una pieza esencial, pero las personas cuadran o no dentro de las estructuras”, expuso.

“He hablado personalmente con él y me gustaría que se quedara, pero estamos hablando en otra línea y otro sentido. Siempre es fácil hablar con personas con las que te llevas bien y te entiendes y si consideramos al final ambas partes que lo mejor para todos es su salida, estupendo, sobre todo para que la persona que se va lo haga tranquilo. Pero en el caso de que Alfonso decida quedarse tendrá el apoyo no sólo de todo el club sino el mío personalmente para que pueda realizar su trabajo”, defendió.

Al preguntarle qué podría faltar para su salida, el extremeño contó que “dependemos de los dueños, que son los que tienen la última palabra, aunque Alfonso y yo hemos trabajado para una posible línea de acuerdo al que tienen que dar el visto bueno los responsables del club”.

” Como en cualquier empresa en la mía incorporo equipos de trabajo, que deben colaborar entre todos ellos “

En cuanto a las razones, son claras: “Son cosas suyas personales, incluso profesionales. Aquí se ha creado una estructura de club porque entendíamos que debíamos tenerla, porque es un club de formación y de cantera. Sin perjuicio de apoyar al primer equipo queríamos un club y había que apostar por gente que conociera y hubiera construido canteras. Decidimos que fuera Miguel Valenzuela por el prestigio que tenía y me remito al trabajo que hizo en el club donde estuvo la mayor parte de su carrera. Como en cualquier empresa en la mía incorporo equipos de trabajo, que deben colaborar entre todos ellos. Entendíamos que el equipo era muy bueno, pero que debía estar dentro de una estructura de club que teníamos en mente, y que no se quedarán aquí si seguimos creciendo, serán más sólidas y más grandes. Pero Alfonso, en su manera de ver el fútbol, que respeto absolutamente, considera que no es necesaria en estos momentos”.

González Calvo respondió a las palabras de Serrano de que no se habían manejado bien los tiempos. “No sé si serán los tiempos o no. Cuando hacemos entrevistas o en ruedas de prensa las personas contestamos con el corazón. Nosotros entramos en plenas navidades, en la apertura del mercado, pero ya veníamos trabajando con anterioridad a la compra de la unidad productiva. La teníamos que implementar desde el principio, porque cuando llegamos el segundo equipo estaba último destacado, el División de Honor Juvenil pasándolo fatal y no conocíamos lo que había debajo del resto de equipo. La estructura había que crearla desde el principio, sin esperar más tiempo, por eso se incorporaron el mismo día 2 de enero. Entiendo que se referiría a eso Alfonso, pero fue lo que consideramos. Lo del mercado de fichajes era casualidad, si llegamos a entrar en marzo hubiera sido igual, desde el primer momento”.

También están “intentando llegar a un acuerdo” con De Cózar

Sin fecha para saber si se podrá resolver esta semana el contrato, que por cierto era hasta 2021 pero con ampliación en caso de ascenso, aunque con el deseo de que “sea cuanto antes por el bien del Córdoba y porque de seguir Alfonso tiene que ponerse al 100 por cien de manera inmediata”, se le cuestionó además también por la situación del secretario técnico, Jorge Rodríguez de Cózar. “Yo cuento con los dos. A Jorge lo aprecio bastante por el trabajo que hace. Ellos entendían que entran dentro del mismo grupo y también estábamos intentando llegar a un acuerdo con él, aunque les dije que miraran uno para un lado y otro para otro, que sois personas diferentes. Lo suyo es que hablaran de manera independiente. Yo si se quedan los dos, encantado, si se marchan les desearé lo mejor y si uno se queda y otro se va exactamente igual”, detalló el consejero delegado.

Jorge Rodríguez departiendo con el nutricionista Kevin que llegó al Córdoba de la mano de Enrique Martín.

Jorge Rodríguez departiendo con el nutricionista Kevin que llegó al Córdoba de la mano de Enrique Martín.

El de Almendralejo asegura que “no pensamos en recambios” para ambos puestos “porque todavía no me he hecho a la idea de que se puedan marchar” y en segundo término “porque hay una estructura ya creada”. De hecho, matizó esas manifestaciones de Miguel Valenzuela en relación a que llegaría más gente. “Llegarán más técnicos en función de que se vayan cumpliendo objetivos, no por incorporarlos. Y no sólo en esa parcela de la dirección deportiva, sino aprovechando todos los equipos de cantera y reforzar con técnicos esas áreas. Confiamos en los que tenemos, pero todo lo que sea aportar algo más al club, si está dentro de nuestras posibilidades no vamos a dudar en hacerlo”.

” Las palabras de Valenzuela no pudieron estar más acertadas “

A González Calvo se le inquirió por esas palabras de Valenzuela en el sentido de marcharse a casa si no le daban los medios. “Cuando vi esa frase pensé por qué Miguel hablaba sobre ello, pero cuando le dediqué dos minutos a saber de dónde venía, entendí que no pudieron estar más acertadas. Los proyectos deben cumplir sus objetivos y que lo que se promete se cumpla”, dijo. “Buena parte de esos medios son para cantera. Cuando nos incorporamos al club no había medios informáticos de ningún tipo ni pantallas para ver partidos. Nada. Ya los hemos ido poniendo, pero estamos con un fondo de inversión con el que se debe cumplir unos procesos y protocolos. Vamos un pelín más lentos y se mira cada euro. Personas que se dedican al fútbol y que no han vivido esto están acostumbrados a tiempos más rápidos, donde se pedían y ponían tres ordenadores. Aquí no es así, todo va muy fiscalizado, como cualquier otro tipo de empresa. Y una empresa grande, con muchos trabajadores y con cantidades importantes de dinero. Cuando los protocolos estén establecidos todo irá mucho más rápido, pero veníamos de cero”, concluyó.

Loading...

Deja un comentario