Ana Blasco y su “salto de vértigo” desde Belmez

La nueva diputada de Juventud y Deporte afirmó que "estos cuatros meses sólo han sido el primer paso de un reto para el que traigo muchos proyectos nuevos", sobre todo pensando en los deportistas de élite, porque "en el pasado su convocatoria de subvenciones se convirtió en un complicado entramado administrativo"

Ana Blasco sosteniendo el cartel del circuito NaturCor en uno de los patios de la DiputaciónAna Blasco sosteniendo el cartel del circuito NaturCor en uno de los patios de la Diputación

Ana Blasco sosteniendo el cartel del circuito NaturCor en uno de los patios de la Diputación

Ana Blasco Juárez (26 de enero de 1986 Belmez) cumplirá la próxima semana cuatro meses al frente de la delegación de Juventud y Deporte de la Diputación, lo que sin duda para esta belmezana de pro ha supuesto un giro brusco en su vida tanto a nivel laboral como personal.  Si ya fue “un salto de vértigo” empezar a compaginar la labor de la concejalía de su pueblo natal con las dos áreas de la institución provincial, a eso tenía que añadir su condición de madre de dos niñas, Valeria (5 años) y Julia, una bebé de solo cuatro meses.

De modo que aquello de que los hijos vienen con un pan debajo del brazo en su caso fue más que evidente cuando fue elegida diputada, circunstancia que pone sobre la mesa una realidad posible para la mujer a la hora de conciliar la vida familiar con el mundo laboral. “Cuando tienes ganas de trabajar todo es más fácil y ameno, y a mí esta labor me entusiasma”, aseguró en una entrevista a Cordobadeporte.com, a la par que es consciente de que “yo me tengo que poner al día”.

Ana Blasco posando en su despacho de la Diputación

Ana Blasco posando en su despacho de la Diputación

De hecho “estos cuatros meses sólo han sido el primer paso de un reto en el que pienso dejarme la piel y dar el doscientos por cien”, apuntó la diputada, cuya formación académica como técnico administrativo y de laboratorio químico nada tiene que ver con su desempeño de los últimos años en política, después de ejercer como concejala de deportes en su Belmez natal en la anterior legislatura.

Y es que lo que realmente apasiona a Ana Blasco es el deporte, porque a sus 33 años practicó “mucho deportes, como fútbol, voleibol, fútbol sala y el ciclismo de carretera que me encanta. Ahora tengo poco tiempo, pero la bicicleta no la aparco”, sonrió.

Su llegada a la Diputación fue “una alegría increíble”, y en el poco camino que aún acumula en su nueva labor afirmó que “me está pareciendo una aventura impresionante”, en la que progresa gracias a que “pude encontrarme con un equipo técnico que hace el trabajo más fácil. Es un gustazo trabajar con ellos”.

Sin duda un equipo humano consolidado en la última década, con el que también trabajó su antecesor en el cargo, un Martín Torralbo para el que tuvo palabras de elogio en una gestión que fue “muy buena”, de ahí que “quiero darle continuidad”, con independencia de que  “yo traiga muchos proyectos nuevos”.

Ana Blasco posando en las escaleras de acceso a la planta donde se encuentra su despacho en la Diputación

Ana Blasco posando en las escaleras de acceso a la planta donde se encuentra su despacho en la Diputación

Estos primeros meses fueron dedicados principalmente para “la evaluación de los distintos circuitos provinciales”, y precisamente en la planificación de alguno novedoso que entraría dentro de esa cartera de nuevos proyectos que Blasco tiene en su cabeza. Uno de ellos, que sería más que novedoso, sería un circuito de aguas abiertas o travesías a nado, ya que las pruebas se celebrarían en embalses como el de Belmez, Posadas, Iznájar, pruebas todas ellas que entrarían dentro del programa Naturcor.

Facilidades para que los deportistas de élite opten a subvenciones sin barreras administrativas

Asimismo Ana Blasco considera que “hay cuestiones por mejorar, sobre todo en la relación con los deportistas de élite”. La diputada reconoció que “en el pasado esa convocatoria se convirtió en una complicado entramado administrativo, y hay que pensar que nuestros deportistas son personas dedicadas a entrenar y competir”.

Esa realidad “convirtió la convocatoria en un problema por resolver, y lo más grave, que a posteriori suponía el reintegro de las subvenciones” cuando no se cumplía con las justificaciones. Conclusión, muchos deportistas de élite como la tiradora Fátima Gálvez, doble medallista europea y mundial en este 2019, optó por no concurrir en los últimos años.

Así que para evitar situaciones así, aún más de cara a un año olímpico como el 2020, “estamos estudiando un programa para salvar esas dificultades, para poder dotar a nuestros deportistas de los medios necesarios para continuar su exitosa trayectoria deportiva”. Se trata de “dar un vuelco para llegar a todos con un giro de tuerca”.

Ana Blasco ante la enara del plan director de su legistlaturaAna Blasco ante la enara del plan director de su legistlatura

Ana Blasco ante la enara del plan director de su legislatura deportiva

En otra esfera están los clubes de élite de la provincia, es decir, el Cajasur Priego de tenis de mesa, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad Futsal y el Ángel Ximénez-Avia, a los que se une inevitablemente el Córdoba CF con su conocida polémica tras serle embargados la partida de 60.000 euros suscrita con la Diputación por su programa de vertebración deportiva, lo que incluye la aportación para el mantenimiento de una residencia para su cantera desconocida en la actualidad, aunque la entidad blanquiverde tendrá que justificar para no verse obligado a devolver la subvención.

Con la peculiaridad vivida ya con el club cordobesista, la Diputación dio a un paso al frente en su nueva convocatoria, al incrementar en 60.000 euros su dotación, para pasar de los 340.000 euros de 2018 a 400.000.

El Circuito Provincial de atletismo de 2020 y su coordinación con el IMDECO

Mención especial también merece el mundo del atletismo y la confección del tradicional Circuito Provincial de Carreras Populares. Un calendario el de 2020 que ya acumula un retraso importante, motivado principalmente por la complicada situación del IMDECO y su cambio de gestión. Con todo, Blasco dejó claro que “nuestra intención es la colaboración administrativa, siempre en busca de la mejora”, para lo que desveló que “ya hubo una primera toma de contacto con el IMDECO y su intención es ir de la mano”.

“La idea de trabajo de es la misma”, algo que ya es importante teniendo en cuenta que por primera vez en la última década los signos políticos de las dos instituciones son distintos. Esa circunstancia, unida a las problemas de los primeros cuatro meses de gestión en el IMDECO, lleva a que “ya se vaya tarde y debemos darnos prisa”, apuntó Blasco, que a la par es consciente de que para la concejalía de deportes de la capital “ahora mismo las prioridades de urgencia son su día a día”, como es el caso de la Media Maratón.

De cualquier forma añadió que “de aquí a un mes el calendario debería estar concretado”, por lo que  confía en que las conversaciones se reanuden y avancen, para que todo se pueda llevar a buen puerto pensando en el bien de la nutrida comunidad de atletas populares. Ese es su deseo, como el crecimiento en general de los clubes, deportistas y eventos en la provincia durante un mandato que afronta con mucha ilusión.

Deja un comentario