¿Cómo le fue al Córdoba en otros estrenos ante equipos canarios?

El inédito encuentro ante el Tamaraceite evoca aquellos múltiples viajes de los 80 y 90 para jugar ante rivales como Maspalomas, Marino, Telde o Mensajero, en general con resultados discretos de los blanquiverdes, con las excepciones del Salud o el Gáldar, los únicos a los que se ganó en la primera visita

El Córdoba de la 1996-97 ha sido uno de los pocos en ganar en un partido inédito ante un rival de Canarias, en su caso el Gáldar. Foto: equiposdefutbol2.blogspot.com

El Córdoba de la 1996-97 ha sido uno de los pocos en ganar en un partido inédito ante un rival de Canarias, en su caso el Gáldar. Foto: equiposdefutbol2.blogspot.com

El Córdoba jugará este domingo en el barrio grancanario de Tamaraceite, en un duelo lógicamente inédito ante la Unión Deportiva que luce ese nombre. Y es que ésta es su primera temporada en Segunda B, en un crecimiento gradual en el último lustro y pico. Pero este partido, para el aficionado cordobesista ya de mediana edad, evoca los muchos que jugó el cuadro califal en las Islas Canarias de los años 80 y 90, en los que tocaba visitar a otros clubes normalmente modestos pero que se hacían muy fuertes en su campo, a veces de tierra, superficie permitida por aquel entonces. Merece la pena echar un vistazo a cómo se dieron esos primeros duelos.

Los rivales que más rápidamente vienen a la cabeza son Maspalomas, Marino -el equipo que ha competido esta temporada en el Grupo 4A- o el Telde. Y así se confirma en la base de datos de BDFútbol, por ejemplo, porque son esos tres, junto al Mensajero de La Palma, ante los que se acumulan más duelos. A Maspalomas hubo seis visitas en total, con un balance de tres derrotas, un empate y dos victorias. El enfrentamiento inicial, si eso queremos mirar, acabó con tropiezo por 1-0, con gol de Armando un 27 de septiembre de 1987. Al año siguiente Kiko de Diego estableció un 2-0 para los locales, aunque el Córdoba se desquitó en la 1989-90 gracias a Fernando Campos y Amigó. 2-1 (doblete de Víctor Bermúdez, luego cordobesista, y Castillo), 2-2 (Alexis II, Toñeca; Nandi y Barajas) y 1-2 (Bosco; Valentín y Emilio) acabaron los otros tres duelos.

Mientras, el Marino fue uno de esos contrarios canarios que siempre que se le atragantó al Córdoba. Nunca venció. Un empate inicial, 0-0, hubo en la temporada 1989-90, y luego, en las cuatro siguientes, tocaron derrota (2-1, con gol estéril de Paco Jémez tras el doblete de Julio Suárez), empate (1-1, Toño Reyes y Tejero) y dos derrotas más -ya con el añadido de Tenerife Sur-: 2-1 en la 1991-92 (en la Carrasco y Santi remontaron el gol de Nandi) y 1-0 en la 1992-93 (diana de Víctor Bermúdez).

Contra el Telde por su parte hubo cuatro enfrentamientos en total, con dos victorias y dos derrotas. La primera de ellas, en el estreno entre ambos, fue otra decepción: un 2-0 con dianas de Valencia y Faustino en la temporada 1987-88. Se encadenarían otras tres: un 0-2 con goles de Portugal y López Murga; un 2-1 con tantos de Juan Román, Octavio y Momparlet de penalti; y un 0-1 obra de Mantecón.

El aciago Silvestre Carrillo y el Mensajero

El Telde comparte número de duelos ligueros con otro equipo que no se ha podido ir de la cabeza de ningún cordobesista ya entradito en años, como decimos: el Mensajero. Una derrota por 1-0 en la campaña 1994-95 significó despedirse del ascenso en el play-off de esa temporada, compartido con Sestao y Castellón. Nunca ganó tampoco el Córdoba en el Silvestre Carrillo de La Palma en sus cuatro visitas. La primera, en la temporada 1992-93, se saldó con empate (1-1) con tantos de Merino para los locales y Bravo para los visitantes. En la 1993-94 la derrota fue muy clara, 3-0, con goles de Víctor Bermúdez (2) y Diego, mientras que en la 1996-97 el choque acabó 1-1 con tantos de Valderrey para los rojinegros y del ahora mister del Sporting de Gijón David Gallego de penalti para los califales.

Ni Maspalomas, ni Marino, ni Telde ni Mensajero. No se pudo ganar a ninguno en el estreno. Pero hay más casos aún. Como el del Realejos, que también aplicó su ley la primera vez que se encontró con el Córdoba. Fue en la temporada 1993-94 y el partido acabó 4-1, con diana inicial de Oti de penalti, empate firmado por el hoy entrenador del Real Murcia José Luis Rodríguez Loreto y debacle decretada por Migue, Eduardo Ramos y Pedro Luis. Ante este equipo hubo desquite posterior, en la campaña 1996-97, con un 0-2 obra de ‘Pepichi’ Torres y José Jesús Lanza, aunque en la vuelta se vivió uno de los mayores ridículos cordobesistas: yendo líder y con los canarios desahuciados, un encuentro que se esperaba de goleada local acabó 0-1, con el portero suplente canario teniendo que saltar al campo como jugador en uno de los cambios.

Y también ha pasado con filiales, como Las Palmas Atlético, que no dudó en ajusticiar a los califales en su primer cara a cara. Era un 5 de diciembre de 1987 y el segundo equipo amarillo ganó 2-0, con tantos de Javier y Alexis II. Hubo otro choque posterior, en la temporada 1990-91, saldado con un empate (1-1). Marcaron Socorro, luego muchos años jugador de Las Palmas, y Castillo.

Salud y Gáldar: el reto es posible

La esperanza hay que buscarla en otros precedentes. Alguno positivo había que encontrar. Por ejemplo, contra el Salud, que ahora reza como filial del Tenerife, y al que los ‘frikis’ del fútbol de barro como servidor recordarán por el increíble 11-1 que encajó en Albacete 30 años atrás. Era la temporada 1989-90 y el Córdoba en su partido a domicilio ganó bien, aunque sin tantas dianas. Fue un 0-3, triplete de López Murga. Y hay otro precedente positivo, el del Gáldar, en la temporada 1996-97. Un 3 de noviembre de 1996 el Córdoba vencía por 1-3, con dos tantos de Loreto y otro de Gallego, con Ángel Luis como anotador local. Ante estos rivales no hubo más partidos que aquellos, por cierto.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Islas Canarias | rivales | Segunda B | Tamaraceite |

Deja una respuesta