Cordura, identidad y respaldo: el nuevo proyecto del Real Murcia

La entidad grana apostó por la austeridad tras un ejercicio anterior muy complicado a todos los niveles, lo que se ha traducido en un equipo humilde y con apuesta casi plena por gente de la zona

Un jugador grana lucha un balón aéreo ante otro del Algeciras. Foto: Real Murcia

Un jugador grana lucha un balón aéreo ante otro del Algeciras. Foto: Real Murcia

El Real Murcia es el segundo visitante de El Arcángel en este curso y el tercer rival cordobesista en una categoría en la que los granas son ejemplo de en qué infierno se puede convertir la estancia. La entidad vive una época compleja, en la que sucesivas apuestas por recuperar la categoría profesional perdida en los despachos hace ya un lustro no acabaron de manera exitosa, pese a vivir algún que otro play-off.

El pasado ejercicio fue muy complicado por la Nueva Condomina. Una gestión opaca y con muchos problemas económicos afectó al plantel, en el que hubo desbandada a mitad de temporada, y a la entidad, al borde de la caída a Tercera por deudas. Así que este verano se ha apostado por una mayor cordura. El gasto en plantilla parece haberse quedado en torno a los 700.000 euros, con los que ha tenido que trabajar el viejo conocido de la afición cordobesista que manda en la parcela deportiva, Julio Algar.

Como no podía ser de otra forma, la idea fue acudir a gente de la zona y ‘murcianizar’ el equipo, buscando una identidad que parece haber calado entre la afición, que un número ya de más 10.000 se ha enganchado al proyecto -el pasado ejercicio, con nombres de mucho más postín, hubo 10775 acólitos-. Buena parte de los fichajes son, o murcianos, como Edu Luna, Antonio López, Iván Pérez, Manolo, Alberto Rodríguez, Juanra y Peque, o gente que ya estaba jugado en la región, como Álvaro Rodríguez, Julio Algar hijo, que pasó hace unos años brevemente por el Córdoba B, y el mediocentro Dorrio, el último jugador en llegar el pasado lunes, procedente del Lorca. Lo cierto es que en el plantel murcianista priman los hombres y no los nombres, con la excepción de la zona de arriba, de la que forman parte Chumbi y el veterano Víctor Curto, con experiencia en superior categoría.

Un punto de seis

Todos ellos están dirigidos por otro hombre de la tierra, Adrián Hernández, que llega con el aval de haber metido dos años consecutivos al modesto Churra en la fase de ascenso de Tercera a Segunda B. Él debe acoplar a un equipo con bastantes caras nuevas, porque además de los ya citados también llegaron, estos desde fuera de Murcia, Alberto Lejárraga, Kevin, Andy Escudero y Toril.

Por ahora el inicio no ha sido muy llamativo, con derrota frente al Cádiz B (2-1), en un partido en el que se había adelantado en el marcador, y empate con mal juego frente al Algeciras (1-1). Los granas, por cierto, denunciaron a los cadistas por alineación indebida de Momo en ese primer duelo, pero la jueza de Competición ha archivado la denuncia. El Murcia irá a Apelación.

En cuanto al once inicial, en el pasado duelo Hernández usó como novedades a Josema por Peque y al capitán Armando en el centro del campo por Manolo. El resto fueron Tanis en la meta, Álvaro, Edu Luna, Julio Algar y Kevin en defensa, Juanma, Alberto e Iván Pérez en la medular y Chumbi arriba. Curto fue recambio junto a Peque y Manolo. Aunque Hernández ya ha avisado de que suele cambiar el once siempre de una semana para otra.

Loading...

Deja un comentario