“Creía que lo había visto todo, pero me acojoné cuando vi a la Guardia Civil; fue surrealista”

Raúl Agné dijo que "sabía a donde venía pero no me esperaba tanto", aunque "estuve en China 2 años sin cobrar y con dos presidentes en la cárcel"

Como era de esperar, gran parte de la comparecencia de Raúl Agné hoy giró no sobre el partido frente al Villarrobledo, sino de la terrible situación extradeportiva que vive un club al que llegó hace sólo 15 días y que tiene a su presidente detenido por la Guardia Civil. “Sabía dónde venía, pero no me esperaba tanto tampoco“, dijo con una sonrisa. “Sabía que venía a una aventura pero no me esperaba este desenlance tan pronto”, comentó.

Agné indicó que “lo vivimos de la mejor manera posible, intentando aislarnos y sabiendo que mañana tenemos un partido que debemos ganar”. “No son las mejores circunstancias, es evidente, pero vi al grupo trabajar bien, sereno. Entendemos que nosotros no podemos hacer nada, que de nosotros depende sólo lo deportivo. Si esto un día se soluciona hay que tener los máximos puntos posibles para no tener que ir a recuperarlos. Yo leer leo poco pero voy por la calle, me para la gente, me habla…Intento estar al margen y que, con un partido tan próximo, los jugadores estén aislados y el desenlace suceda por sí solo”, detalló.

Al entrenador maño se le comentó cómo vivieron el episodio de ayer con la Guardia Civil. “Yo creía haber visto todo, porque me han pasado muchas cosas, pero me acojoné al ver las cuatro o cinco unidades que había. Lo primero que pensé es si tenía los impuestos pagados y el DNI al día. Fuera de bromas, es anormal, surrealista. Pero no podemos atender a esto ni decir mucho más. Puedo tener mi criterio, pero tan cerca de lo que ha sucedido puede ser subjetivo y no quiero, ni debo, ni puedo mojarme. Lo más importante es que el grupo ha entrenado bien, aunque es anormal ir a entrenar y ver cuatro o cinco coches de la Guardia Civil. Pero pienso que a estas alturas al mal tiempo, buena cara y que tomarte todo con filosofía es mejor”.

Raúl Agné explicando cómo vivió la situación del cordón de la Guardia Civil cuando llegó a El ArcángelRaúl Agné explicando cómo vivió la situación del cordón de la Guardia Civil cuando llegó a El Arcángel

Raúl Agné explicando cómo vivió la situación del cordón de la Guardia Civil cuando llegó a El Arcángel

“Cada uno llevará esto a su manera”, dijo al preguntarle por qué se comentaba en el equipo ante la situación. “Yo puedo comentarte cómo lo llevo yo y en este caso como ha venido mi mujer y mi hijo pequeño a verme soy muy feliz. Eso me da felicidad, a lo que no intento no atenderlo”, dijo. En otro momento se le dijo que parecía decaído, pero lo negó. “Qué va, es que me parieron así. Si me llega a pillar hace diez años…

Sí admitió Agné que en las últimas 24 horas “el móvil no ha parado” con los mensajes de amigos y conocidos, aunque luego matizó que “no lo creerás, pero he vivido muchas situaciones de éstas, seré de los entrenadores que más he vivido”. “Ha salido un dirigente un día en busca y captura por la Interpol y se ha tenido que ir corriendo, en China acabaron dos presidentes en la cárcel, llegó aquí y me encuentro esto…No sé si es que me persigue o que yo soy el cenizo. A lo mejor es una ventaja haberlo vivido, porque me lo tomo con tranquilidad. Y lo que tengo muy claro es que un club tan importante como el Córdoba esto lo va a solucionar. Un club que tiene esta afición, en esta ciudad, tan importante, lo que necesita es estabilidad. Sé que se va a solucionar porque la experiencia así me lo dice”.

 

El de Mequinenza, que reveló que “desde que llegué al presidente lo he visto dos veces” y que sus verdaderas preocupaciones son “las necesidades de un equipo profesional”, aclaró que en la decisión que tomó en su día ya “no hay marcha atrás”. “No soy una persona de tomar decisiones y echarme a un lado. Sabía perfectamente dónde venía y la situación actual. ¿Que no me esperaba el desenlace de ayer? Seguro, no soy vidente. Pero estar en China casi un año sin cobrar y con dos presidentes en la cárcel te aseguro que es peor que esto. Porque a China mi familia no podía venir”, expuso.

Alfonso Serrano, la afición…y el Villarrobledo

A Agné también hubo que preguntarle por Alfonso Serrano, porque esta semana se le relacionó de manera muy seria con el Real Oviedo, cuando el director deportivo era el gran valedor para estar aquí. “Creo que se lo deberíais preguntar a Alfonso, pero yo le veo bien a él y al grupo. Todos sabemos cómo está legislada la ley en deporte en cuanto a los impagos de tres meses, pero es que estoy convencido de que no va a pasar, de que se va a solucionar. No me gusta dramatizar, aunque tampoco eludir la realidad, y yo a los futbolistas los veo muy bien en el día a día. Yo es que he estado en equipos mucho tiempo sin cobrar y he visto grupos todo el día hablando de los mismo, más preocupados y abatidos. Yo en cambio veo muy bien a estos muchachos, es un grupo muy sano”.

Entrando algo más en el terreno deportivo, se le preguntó qué respuesta espera de la afición mañana en el partido. “Estoy convencido de que vendrá a animar. Nuestra obligación es sacar el partido. La afición es soberana y podrá mostrar su pensamiento cada uno a su manera, pero estará con nosotros cómo ha estado siempre”, dijo. De hecho, Agné fue más allá y dejó entrever un compromiso del grupo por reivindicarse. “Nosotros trabajamos por dinero. ¿Si no te pagaran trabajarías a gusto? Pues es lo mismo. Pero estamos obligados a trabajar, con el presidente o sin él. Nosotros representamos al Córdoba. Esto no es el Raúl CF, el Jose CF o el Juanto CF. En la situación que está, complicada, nada agradable, debemos dignificarlo e intentar sacar los partidos. No sé si seremos capaces de hacerlo, espero que sí, pero representamos a una entidad muy importante y hay que intentar estar a la altura”.

Sobre el rival, y un partido para el que se recupera a “gente de buen pie”, en referencia a un Javi Flores que deja solos en la enfermería a Xavi Molina y Jesús Álvaro, Agné apuntó que “es el cuarto equipo más goleador”. “Las victorias siempre son muy agradables. Hay que aprender a perder, que yo hace tiempo que lo aprendí pero me sigue jodiendo, pero ganar ahora sería la sensación del deber cumplido en unas circunstancias de adversidad. Es un rival alegre, atrevido, sobre el que tengo la percepción de que está disfrutando su tránsito por la categoría. Quiere jugar la pelota, le gusta atacar, tiene al máximo goleador, aunque es el equipo más goleado. Espero un partido abierto, donde normalmente el que tiene más calidad se lo suele llevar. Quiero un Córdoba atrevido, dinámico, agresivo, más activo que pasivo. A ver si podemos llevar la iniciativa y el partido a donde queremos, porque de la clasificación del Villarrobledo no me fío. El Talavera nos pudo meter cuatro y estaba en una situación así”, concluyó.

Deja un comentario