Cristina Morales y la defensa de su cinturón universal, que sigue en pie para ¡el 25 de abril!

La campeona mundial de kick boxing entrena en una situación "atípica" y bajo "la incertidumbre de que no sabemos qué pasará", ya que de momento "no nos comunicaron el aplazamiento" de una velada que se celebrará en la República Checa

En plena crisis del coronavirus en España, como en la mayor parte del mundo, probablemente Cristina Morales sea la única deportista española que aún tengan a corto plazo una competición oficial, y no una cualquiera, sino la que sería la defensa de su cinturón mundial Enfusion, que arrebató en octubre en Alemania a la bicampeona universal en los 52 kilogramos, la holandesa Georggina Van Der Liden. En total sería su cuarto título, si se añaden los logrados en la categoría de -48 kg de ISKA K1 Kick Boxing, el último de ellos el logrado ante sus paisanos en el pabellón Rafael Lozano de Encinarejo.

A menos de un mes del combate que le medirá a la checa Monika Chochlikova, la velada sigue en pie. La cita se celebrará el 25 de abril en la localidad de Zilina (Chequia) porque “aún no se ha cancelado y seguimos entrenando en el salón de mi casa como podemos”, para lo que “hemos cambiado la distribución del salón”.

“Es complicado tener la mente despejada y estar tranquila”

Morales apuntó que “viendo cada día lo que está ocurriendo en el mundo, como aumenta el número de infectados por el virus y fallecimientos, es complicado tener la mente despejada y estar tranquila”. A esa cruda realidad se añade otra no menos dura, porque “tampoco sabemos cómo escaparemos económicamente en nuestro gimnasio de Sevilla, que hemos tenido que cerrar”.

Por todo en general es “mucha la incertidumbre que tenemos debido a que no sabemos qué pasará. Si se realizará la defensa del título o se cancelará el evento, pero como a día de hoy sigue en pie” no tiene más remedio que “seguir mi preparación para llegar en la mejor forma posible”.

Cristina Morales, a la derecha, en el cartel del evento que le medirá a la checa Monika Chochlikova.

Cristina Morales, a la derecha, en el cartel del evento que le medirá a la checa Monika Chochlikova.

“Es una situación atípica a la que he conseguido adaptarme gracias a una organización diaria y un horario marcado. Al principio me costó bastante organizarme y estar motivada para el entrenamiento, es difícil entrenar al cien por cien mientras los niños trastean por casa y no idean nada bueno, son pequeños aún y tenemos que estar pendiente que no les ocurra nada”, subrayó Morales, ya que a sus 28 años es madre de dos niños.

Loading...

Deja un comentario