De cómo aprobar un presupuesto más supuesto que nunca y con la temporada acabada

El balance preparado para la Junta del 26 de agosto por la administración judicial, que admite que diversas partidas variarán por las múltiples peripecias, refleja unos gastos de la 2019-20 de unos 6,8 millones de euros, con los ingresos cuadrados para dar un superávit de 15.000 euros con 2 millones en traspasos de jugadores

Javier Bernabéu, uno de los administradores judiciales del Córdoba

Javier Bernabéu, uno de los administradores judiciales del Córdoba

La temporada 2019-20 del Córdoba CF no a va ser fácil de olvidar, por la sucesión de situaciones poco o nada usuales en el fútbol español que han acaecido. De ellas, una buena parte tocan a su funcionamiento como SAD, en lo que se refiere a lo económico y financiera. La última peripecia a sumar es que, como la Junta General de Accionistas no ha llegado hasta agosto, se tiene que examinar y aprobar o rechazar el presupuesto de la temporada 2019-20 cuando ya acabó y cuando se sabe que las cifras incluidas distarán de la realidad.

Hay que dejar claro que esto no es un capricho, sino que evidentemente para cumplir con la Ley de Sociedades Anónimas un presupuesto hay que presentar, aunque, como en este caso, esté hecho a mitad de julio, con un buen trabajo previo para poner orden en las cuentas de la entidad. Y a eso se añade que la administración judicial no oculta que eso es una previsión que no es real.

Así, en la página 105, se indica que “la ejecución del presupuesto con posterioridad al cierre se ha visto afectada por los problemas de liquidez, la declaración de concurso y la pandemia declarada en marzo de 2020”, por lo que “el presupuesto se va a ver modificado en determinadas partidas en base a los acontecimientos acaecidos en la sociedad y las proyecciones de la misma“.

Con todo, merece la pena sacar a la luz con detalle qué cifras se han manejado al menos en la elaboración del documento, que, para colmo del surrealismo, refleja un superávit de unos 16.000 euros. Con todo, ello sale al incluir una cifra de 2.000.000 de euros en beneficios procedentes del traspaso de jugadores. Y ojo, es verdad que algo se ingresará, puesto que el ascenso a Primera del Huesca dejará unas cifras de entre 200.000 y 300.000 por cláusulas del acuerdo por Javi Galán, pero no evidentemente esa cifra.

Repasando lo que la administración judicial ha incluido, en las partidas de gastos, las más significativas son los 3.491.000 euros invertidos en plantilla (3,1 del primer equipo y 367.000 con fichas del filial), los 2.111.000 euros de otros gastos de explotación (con 1.500.000 en servicios exteriores) y los 918.000 del personal no deportivo.

En ingresos, y además de los citados traspasos, aparece un concepto de ayuda al descenso de 1.666.000 euros, mientras que el importe neto de la cifra de negocios se fija en 2.725.000 euros, desgajados en 845.000 de abonados y socios, 800.000 en publicidad, 730.000 euros de competiciones (taquillas), 200.000 de televisión y 150.000 de comercialización. ¿Se habrá cumplido alguno?

Loading...

Deja un comentario