De pabellón a piscina, un rápido viraje para el solar del Poli de la Juventud

La movilización de los representantes del Distrito Sur llevó al IMDECO a cambiar la ubicación de su pretendido polideportivo de 1.500 plazas a otro emplazamiento de la ciudad aún por determinar | Será una de las muchas tareas del nuevo gerente, Alfonso López, primero diseñando sendos proyectos inexistentes y a la par buscar empresas que los quieran construir y luego gestionar

El solar del viejo Poli de la Juventud será uno de los primeros proyectos que tendrán que encargar el nuevo gerente del IMDECO.El solar del viejo Poli de la Juventud será uno de los primeros proyectos que tendrán que encargar el nuevo gerente del IMDECO.El solar del viejo Poli de la Juventud será uno de los primeros proyectos que tendrán que encargar el nuevo gerente del IMDECO.

El solar del viejo Poli de la Juventud será uno de los primeros proyectos que tendrán que encargar el nuevo gerente del IMDECO.

No son pocos los deberes que tendrá que afrontar desde ya el nuevo gerente del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO), Alfonso López, la persona elegida por el Ayuntamiento de Córdoba -porque a la postre tuvo que poner orden su alcalde, José María Bellido– para sustituir a la dimisionaria María Luis Gómez. Aunque en realidad sus días estaban contados por el desaguisado que nunca supo reconducir en los poco más de ocho meses que estuvo en el cargo.

Porque ésa es otra lectura que hay que hacer de su salida, en la que optó por quedar como víctima,  buscando forzar la dimisión del presidente para hacerse con su acta de concejal aprovechando las tensiones en el seno de Ciudadanos al ser ella la número seis de la lista, es decir, la primera reserva en caso de salida de alguno de los cinco concejales del partido. Eso le hubiera llevado a la presidencia del IMDECO, una maniobra que hay que poner sobre la mesa con independencia de los fallos de bulto que pudiera cometer Manuel Torrejimeno.

Una de las actuaciones pendientes gira en torno al solar del viejo Poli de la Juventud, sobre el que la idea de Gómez, era la construcción de un pabellón con un aforo de unas 1.500 localidades, que dicho sea de paso es muy necesario para la ciudad. Sin embargo, al final su emplazamiento tendrá que ser otro después de la movilización de los representantes del Distrito Sur reivindicando la eterna lámina de agua, igualmente necesaria para los vecinos del Sector Sur.

Todo ello llegó precisamente tras la noticia publicada el pasado martes en Cordobadeporte.com, como confirmaron a este periódico miembros del movimiento vecinal, para que de esa forma se provocara el cambio del plan inicial del IMDECO.

De cualquier forma, ni para el citado pabellón ni para la futura piscina hay proyecto alguno sobre la mesa, y esa deberá ser una de las muchas tareas que tendrá el nuevo gerente. Igualmente, tan crucial será tenerlo aprobado y posteriormente encargado su diseño, como movilizarse para encontrar empresas que puedan optar a la construcción de ambas instalaciones deportivas, ya que está descartado que el Ayuntamiento pudiera financiarlo. No irá más allá del del encargo y abono del proyecto arquitectónico.

Una vez estén aprobados los proyectos, éstos se sacarán a concurrencia pública, tanto del solar que desde octubre espera su futuro tras la demolición del mítico Poli de la Juventud, como el que está por determinar para acoger ese futurible pabellón que no será tan fácil de edificar. Luego ambos serían gestionados por la empresa promotora como en su día ocurrió con la instalación de San Cayetano, más conocida por el nombre de la empresa privada que la gestiona: Go Fit.

Con todo, estará por ver si ambas instalaciones deportivas están finalizadas antes de la conclusión de la actual legislatura, aunque ya estaría bien que antes de alcanzar su primer año de gestión tuviera diseñados y aprobados ambos proyectos. De por medio habrá que rehabilitar las ruinosas pistas de pádel del Parque Azahara, que acumulan un año y dos meses desde su abandono y cierre, otro asunto que quedó en el debe de María Luisa Gómez tras prometer a sus vecinos que entre enero y febrero de este 2020 estaría el pliego de licitación para subsanar sus deteriores y poder abrir entre marzo o abril, algo que tampoco ocurrirá.

Traer a las subcampeonas olímpicas de baloncesto en junio sería muy bonito, pero para esa fecha habrá que resolver la adjudicación de servicios de las salas de barrio, para que no se vuelva a repetir lo ocurrido en septiembre, cuando se salvó el último día el cierre de las instalaciones deportivas municipales de Ciudad Jardín, Valdeolleros, El Naranjo, Margaritas, Guadalquivir, Fuensanta, Fátima y la pistas de tenis del Santuario, cuya gestión depende de una directiva europea que lo dilata todo y pueden volverse  a ver en el límite.

Loading...

Comment List

  • FranLP 14 / 02 / 2020 Reply

    Pienso que Córdoba necesita un pabellón con más aforo que Vistalegre, similar al que se construye en Jaén de 6500-7000 espectadores. Para qué otro polideportivo pequeño? En el estadio Enrique Puga hay espacio para un palacio de deportes de estas dimensiones. En el antiguo poli no cabe otra cosa que instalación tipo Go Fit con piscina. Es una reivindicación histórica del barrio y ya toca.

  • Cordobadeporte.com 15 / 02 / 2020 Reply

    Esa cifra que usted propone sería para contar con un equipo en la ACB, algo que ni tiene ni tendrá a medio plazo la ciudad. Un pabellón de 1.500 plazas no es pequeño, de hecho no existe en la ciudad, donde se pasan de 500 a los 3.500 de Vista Alegre, no hay término medio. La piscina es igualmente necesaria, pero no así una instalación con más de 5.000 espectadores porque Córdoba desgraciadamente no tiene un club que lo pueda llenar con regularidad.

  • FranLP 15 / 02 / 2020 Reply

    Jaén (poblacion 112000 hab) tampoco tiene equipo ACB. Tiene un club en la primera división de la lnfs, como Córdoba (población 325000 hab). El problema es que en esta ciudad no hay ambición sino conformismo. Y pensamos que Vistalegre es una instalación grande, cuando no lo es.

Deja un comentario