Los negocios de Carlos González con el agente Salva Sánchez

Dos empresas del valenciano, con sede en Madeira, se vincularon al Córdoba CF entre 2013 y 2015 para, por un lado, financiarlo con un préstamo de 1,5 millones y otro de 400.000 € a un tipo de interés del 47,82 % por sus impagos con Hacienda, al tiempo que facturó unos de 3 millones al club, duplicando servicios en calidad de secretario técnico y comisionando como representante de Fede Vico, Deivid, Ryder Matos, Arturo Rodríguez, Fede Cartabia y un largo etcétera

Los González, padre e hijo, en una rueda de prensa conjunto hace unos años.

Los González, padre e hijo, en una rueda de prensa conjunto hace unos años.

Este miércoles 15 de enero pasarán cosas en el Hotel Center, donde finalmente a partir de las 10:00 horas se celebrará la Junta General de Accionistas del Córdoba CF SAD con la que Carlos González pretende recuperar el control blanquiverde, como dueño a su juicio del paquete mayoritario de la sociedad blanquiverde. Es decir, el 98,71 % de las acciones que le vendió en mayo de 2011 Prasa a Ecco Documática SL, la empresa que entonces utilizó para gestionar a su antojo el club.

El mismo que, a través de Azaveco, vendió a Aglomerados Córdoba, o lo que es lo mismo, Jesús León, el 19 de enero de 2018, y que hacen aún propietario del mismo al montoreño aunque gran parte del cordobesismo piense que pertenece a los González, que en realidad sólo tienen un derecho de pignoración sobre las acciones, con el que a través del Juzgado de lo Mercantil consiguió esta convocatoria que resultará vana.

Lo que a buen seguro no pondrá sobre la mesa, como no hizo en el pasado, serán todos los negocios internos que manejó desde 2012, porque al margen de no cubrir la deuda de la entidad blanquiverde a su llegada a Córdoba como rezaba en el contrato de compra-venta con Prasa, lucrarse con Ecco Documática del club y autoconcederse un préstamo de cerca de un millón de euros del Córdoba a su empresa, González montó un entramado de operaciones con el agente de futbolistas Salvador Sánchez Díaz a través de las dos empresas del valenciano: Football Managament Sánchez SL y Auditu Consultadoria e Participaçoes sociedad unipersona.

Éstas incluso llevaron a Salva Sánchez a ejercer como secretario técnico oficial del club, según reza un contrato, cargo por el que nunca fue presentado a la opinión pública cómo sí fueron los casos de Juan Luna Eslava, el primer director deportivo de la era González, o Emilio Vega, el último, pasando por Pedro Cordero, con los que incluso “se constata una convivencia temporal” de Sánchez. Así lo revela el conocido informe de la Auditoría BDO, encargado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y LaLiga, con la intención de hacer un seguimiento a los negocios internos del club, que llevaron a Sánchez a facturar alrededor de 3 millones de euros entre 2013 y 2015.

El 5 de junio de 2013 se suscribió el mencionado contrato de prestación de servicios de la Secretaría Técnica del club, que no se elevó a público, por importe de 1.210.000 euros, IVA incluido, para las temporadas 2013-14, 2014-15 y 2015-16. Es cierto que en las cláusulas se establecía un pago en caso de ascenso a Primera tan sólo, algo que efectivamente se dio, pero los entendimientos entre ambos fueron mucho más allá de todo eso.

Por ejemplo, algo más de medio año después, el 20 de enero de 2014, se firma otro contrato de asesoramiento y scouting por 30.000 euros (sin IVA), cuyos informes son simplemente “verbales”, para la campaña 2014-15. Casi un año después, el 5 de enero de 2015, se rubrica un nuevo contrato, esta vez de “consultoría” para las posibles altas y bajas de jugadores, por valor de 150.000 euros por el curso 2014-15.

La cartelería distribuida hace años contra Carlos y Alejandro González.

La cartelería distribuida hace años contra Carlos y Alejandro González.

Posteriormente, Salvador Sánchez, a través de sus empresas, se embolsó cerca de 180.000 euros por operaciones de intermediación por los futbolistas Deivid, Fede Vico y Ryder Matos, con una evidente duplicidad de funciones porque a la par ejercía como secretario técnico. Lo mismo ocurriría por servicios de asesoramiento sobre los jugadores Arturo Rodríguez, Fede Cartabia y Fausto Rossi.

La financiación de Football Management Sánchez

En cuanto a la financiación, primero el 12 de marzo de 2014 el Córdoba CF SAD obtuvo de Football Managament Sánchez SL 400.000 euros, instrumentalizados como derechos de tanteo sobre futbolistas, aunque el informe de los auditores afirma que “la operación tenía como objetivo principal la financiación para obtener parte de los fondos para afrontar un pago a la Agencia Tributaria, para así levantar un embargo” que había entonces sobre el club y que en su día no salió a la luz. Además BDO subraya que la TIR de la operación (47,82%) es “muy superior a los tipos de financiación normales del mercado”.

Casi un año después, el 12 de febrero de 2015, se suscribió un contrato de préstamo de Football Managament Sánchez al Córdoba CF por importe de 1,5 millones. Para éste se constituyó como garantía real pignoraticia las 103.420.745 acciones de la entidad, cuyo valor nominal era de 1.859.504,99 euros, que en caso de incumplimiento de pago hubieran otorgado al valenciano la opción de “instar la ejecución extrajudicial de los valores dados en prenda” a su favor.

A continuación se puede leer el minucioso informe de la Auditoría BDO (en total son más de 74 folios) referido al caso concreto de los negocios referidos ente el Córdoba CF SAD y el citado Salva Sánchez, a través de sus empresas, todas ellas fiscalizadas en la isla lusa de Madeira.

Loading...

Deja un comentario