Dos meses justos de espera y dos balas para Infinity

Hoy se cumplió ese lapso desde la propuesta del TSJA de Fernando Caballero como nuevo juez para el caso de la unidad productiva del Córdoba, cuya ratificación vuelve a no constar en el orden del día semanal del Consejo General del Poder Judicial | La Comisión Permanente sólo se verá ya dos veces, los días 23 y 29 de este mes, antes de un periodo de descanso en agosto

El juez Fernando Caballero, en una imagen de archivo. Foto: Cadena SER

El juez Fernando Caballero, en una imagen de archivo. Foto: Cadena SER

No es un culebrón, sólo lo parece. Pocos podían pensar cuando la venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD a Infinity a través de la Unión Futbolística Cordobesa quedó supeditada a que los autos del juez Antonio Fuentes ganaran firmeza, tras resolver los pertinentes recursos, que ocho meses después nada de eso se habría producido. Como si los astros se hubieran conjugado, una inhabitual recusación del titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba, la interrupción de la actividad judicial por el coronavirus y el retraso acumulado por la misma han hecho que el reloj siga corriendo y jugando en contra del plan de los actuales gestores del club.

Hoy precisamente se cumplen dos meses desde la propuesta del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de que fuera Fernando Caballero, anterior juez de lo mercantil de Córdoba y ahora en la Audiencia Provincial, el nuevo magistrado para el caso. Y el lapso desde ese 14 de mayo, que cada vez queda más lejano, seguirá corriendo, puesto que su ratificación -o rechazo para proponer otra alternativa- vuelve a no constar en el orden del día semanal del Consejo General del Poder Judicial.

Tras la de este jueves 16, la Comisión Permanente del organismo sólo se verá otras dos veces en julio, los días 23 y 29, éste justo detrás del Pleno del 28 de julio, que suele ser el final de la actividad en la estación veraniega. En este caso, y según consta en la agenda prevista, ya no habrá otra reunión hasta el 19 de agosto, casi veinte días después de esa fecha del día 1 que estableció González Calvo como inicio del periodo de inscripción del Córdoba en la Segunda B.

El tiempo, sinceramente, parece que se ha echado definitivamente encima del plan inicial de que los autos de Bujalance fueran firmes y con más peso de cara a ser ejecutables, aunque ya lo sean desde su dictado. Aun en el mejor de los casos, que el CGPJ tratata el tema en julio y situara a Caballero al mando de la causa, parece complicado que en agosto se pudieran ratificar los autos o tumbarlos -situación ésta que podría abocar al Córdoba a un agujero negro de difícil escapatoria-. El caso de ventas de unidades productivas es conocido a nivel mercantil, de empresas ‘normales’, pero en el caso futbolístico es un camino pionero, como admitió el administrador judicial y concursal Francisco Estepa, por lo que por muy experimentado en temas de esta índole que sea el nuevo magistrado lo normal es que necesite un tiempo de estudio y análisis, al menos de alguna semana.

Habrá que ver qué alternativas existen desde la óptica de los gestores del club, puesto que, pese a que han defendido que se puede pedir la inscripción del Córdoba CF con los derechos federativos transmitidos a la UFC desde la SAD antigua con el auto existente, parece complicado que la RFEF acepte hacerlo cuando ella misma tiene un recurso presentado al proceso y que debe ser resuelto. Aunque otro apunte a hacer es que esta dilatación del proceso mantiene plenamente viva y sin desaparecer en ningún caso a esa SAD anterior, que mantiene así los derechos y el reconocimiento de la Federación como ha pasado en diversas situaciones desde diciembre, como el mercado invernal o las denuncias del Lugo o de la Clínica Beiman.

Loading...

One Comments

  • Juanasus 14 / 07 / 2020 Reply

    Lo he dicho en alguna otra ocasión, estos no se rompen el espinazo.

Deja un comentario