El Córdoba sigue sumando apoyos

El club logró el patrocinio del Grupo PACC, cuyo logo lucirá en la manga de sus camisetas, que además se convierte en la correduría de seguros oficial

El presidente de Grupo Pacc, Eduardo Ortega, junto a Javier González Calvo tras rubricar en su sede el acuerdo de patrocinio.

El presidente de Grupo Pacc, Eduardo Ortega, junto a Javier González Calvo tras rubricar en su sede el acuerdo de patrocinio.

El Córdoba CF continúa sumando apoyos del tejido empresarial cordobés. Este martes selló un nuevo acuerdo de patrocinio con el Grupo PACC, por el que la empresa de mediación se convierte en la correduría de seguros oficial del club. Por ello el primer equipo lucirá en la manga el logotipo de PACC y la marca se exhibirá en los distintos espacios publicitarios del estadio municipal El Arcángel.

Con la firma de esta alianza, el club sigue estrechando lazos de unión con empresas originarias en la provincia de Córdoba. Buen ejemplo de esta filosofía es GRUPO PACC, empresa de ámbito nacional constituido en Córdoba en 1991. En estas casi tres décadas se ha consolidado como una de las corredurías líderes en España, con un alto grado de especialización en seguros tanto para particulares como empresas.

El consejero delegado del Córdoba CF, Javier González Calvo, y el presidente del Grupo, Eduardo Ortega Sánchez, rubricaron un acuerdo por el que primero destacó que “estamos muy satisfechos” con este patrocinio. “Ahora procuraremos llevar la marca de PACC a las cotas más altas del fútbol español. Somos los primeros interesados en que nuestros patrocinadores logren pronto el retorno de su inversión, ya que demuestra que invertir en este Córdoba es garantía de éxito, deseando que este sea solo el primer paso de un largo camino repleto de éxitos”.

Por su parte, Ortega subrayó la importancia que tiene apoyar al equipo de fútbol de la ciudad que les vio nacer como empresa, destacando la confianza en el nuevo consejo de administración del club y la ilusión con la que se acoge este proyecto.

Loading...

Deja un comentario