El club evitó el primer pleito con León como presidente con un acuerdo extrajudicial

La entidad blanquiverde admitió como despido improcedente el de su anterior directora de comunicación, para eludir la vista oral prevista para hoy en la que había otra demanda por acoso del jefe de los servicios médicos subsanada con otra indemnización

El doctor Javier Bejarano continúa en el club y hoy ofició parte de los reconocimientos médicos

El doctor Javier Bejarano continúa en el club y hoy ofició parte de los reconocimientos médicos

El Córdoba CF estaba citado este lunes en los tribunales de justicia, algo que no es nuevo desde que arrancó este siglo XXI. Pero esta vez la noticia estribaba en que hubiera sido la primera ocasión en la que se hubiera visto en los juzgados a Jesús León, ya que estaba citado como presidente de la entidad en una vista con dos demandas de la anterior directora de comunicación, Marián Saco.

La responsable del departamento de relaciones con la prensa fue despedida el pasado 18 de enero, justo un día antes de que adquiriese el club el montoreño, de ahí que ésta interpusiera una doble demanda, la evidente por despido improcedente y una segunda adherida a la primera por acoso del jefe de los servicios médicos de la entidad, el doctor Javier Bejarano.

La vista oral prevista para hoy unía ambas, pero finalmente no se llevó a cabo porque el pasado viernes se llegó a un acuerdo extrajudicial, basado por una parte en el reconocimiento por el Córdoba CF del citado despido improcedente, abonado en el acto. De otro lado también hubo acuerdo previo de la segunda demanda por acoso, aunque en este caso fue pagado por el señor Bejarano y no por las arcas del club, para evitar así ir a juicio y que se conocieran detalles de ese caso y trascendiera a la opinión pública.

Fuentes de la defensa de Saco confirmaron a Cordobadeporte.com todos estos hechos, así como la existencia de un acuerdo de confidencialidad de las partes por el cual no pueden trascender las cantidades económicas. Aunque el deseo de la afectada era ir a juicio, eso se evita según ley si la parte demandada abona las cifras estipuladas en la legislación vigente en España por daños y perjuicios, junto a las propias de su relación laboral alterada.

Los tentáculos de Carlos González

De esta forma el doctor Bejarano salió indemne del caso y continuará en un club con más trabajo aún, dada la reciente reactivación de la sección femenina de fútbol que tuvo en 2010 su creación y que ahora componen 103 chicas.

Como ese caso siguen sin resolverse asuntos como los de Sergio García, yerno del anterior propietario, que sigue de baja por depresión, mientras en el club continúan trabajando Ángela Delgado, directora de personal o recursos humanos, y su hermana Dolores Delgado, en las funciones de taquillera por las que recientemente fue contratada como indifinida por su hermana mayor. Ambas son hijas de Andrés Delgado, el anterior director general y hombre de confianza de González en los últimos años, que sí fue despedido tras la llegada de León. La continuidad de todas estas personas son las que llevan a un sector del cordobesismo a pensar que los tentáculos del innombrable aún se mueven por El Arcángel en forma de pactos no escritos incluidos en los distintos plazos por la compra de las acciones del club.

Como mejor ejemplo de esto último se da el caso de que uno de los utilleros del primer equipo que empezó el pasado curso, Adrián, casualmente yerno de Andrés Delgado al ser novio de su hija menor Dolores y que fue despedido por Luis Oliver a su llegada a la parcela deportiva para contratar al excordobesista Ismael Bolívar, volvió a ser contratado el pasado verano tras la salida de Oliver. Despues de haberle pagado el despido como utillero se le contrató para trabajar en las barras del estadio para los partidos, pero tras unos pocos ha vuelto a ser despedido ante su inoperancia (las bebidas estaban calientes). Parece algo de locos, o de otro tipo de prensa, pero así fue y el cordobesismo tiene que saberlo.

Deja un comentario