El Córdoba adeuda a la empresa del agente Joaquín Vigueras cerca de medio millón de euros

JV Sports puso en manos de sus abogados un tema relacionado con los derechos económicos de Sergi Guardiola y su traspaso al Valladolid y por los que el representante renunció a todas las comisiones que tenía pendientes | El asunto podría derivar en un segundo caso de bloqueo de cara a la inscripción de fichajes, como ocurrió en agosto tras la denuncia de Viasport por los impagos de otras operaciones con futbolistas de la época de González

Una imagen del presidente Jesús León. Autor: Paco Jiménez

Cuando en el pasado mes de junio se habló desde el Córdoba CF de una deuda cercana a cero tras la venta de Andrés Martín, la respuesta del entorno cordobesista, desde medios a diversos colectivos y la propia afición, fue de estupor general. El paso de los meses no ha venido sino a confirmar que aquello fue una boutade de Jesús León y de algún consejero como Manolo Garrido, porque las cargas económicas que aún soporta el club son casi infinitas.

Hace unos días, la cuenta Info_CCF apuntaba una cuantiosa deuda que se mantenía con el agente Joaquín Vigueras por parte del club y la posibilidad de que generara un nuevo bloqueo de los derechos federativos de cara a inscribir fichajes en el próximo mercado invernal, al estilo de lo vivido con otra agencia de representación, Viasport. Una situación que el Córdoba tuvo que acometer para poder inscribir su plantilla en agosto y que estaba en relación con comisiones heredadas de diversos jugadores (López Silva, Carlos Caballero, Jaime Astraín y Fede Vico) de la etapa de Carlos González, además del manido tema del Elefante Cósmico y Sebas Moyano, que aún debe dar que hablar.

En efecto, la deuda con JV Sports, la empresa del agente Joaquín Vigueras, existe, y el club la cifra en el entorno de los 450.000 euros, que no son moco de pavo precisamente. Podría ser incluso más, cerca de los 600.000. El representante ya ha puesto el tema en manos de sus abogados, porque ese dinero no algo nuevo, sino que está en relación con su jugador Sergi Guardiola, traspasado en enero de este año al Real Valladolid.

En concreto, Vigueras tenía un 20 por ciento para él en los derechos económicos del delantero balear afincado en Jumilla, que por contrato hubiera quedado libre en caso de un hipotético descenso a Segunda B en 2018 y al que se renovó hasta 2022 en marzo de aquel año, cuando salvarse parecía imposible. Se hizo para garantizar la entrada de dinero en un posible traspaso, como así ocurrió.

El agente llegó incluso a un acuerdo con el club para renunciar a las comisiones pendientes de otros jugadores si se le pagaba esa cifra, algo que la entidad no ha hecho hasta el momento. Hay que indicar que Vigueras, que llegó a tener en la temporada 2017-2018 en el Córdoba además de a Guardiola a otros jugadores como Josema, Pinillos, Jaime Romero y Jona, apuntó que ya cobró su dinero pendiente de la etapa de González a la llegada de León y Oliver a la entidad, por lo que ahora reclama de la etapa del montoreño.

Sin notificación oficial aún

La versión del Córdoba es que de momento no ha recibido ninguna notificación de que haya una denuncia que implique a la Federación y por tanto pueda afectar a los derechos federativos, aunque la realidad es que no se ha iniciado ningún acercamiento con los abogados de JV Sports para proponer algún tipo de aplazamiento o de calendario de pagos de una cantidad considerada muy importante por la empresa. Desde el Córdoba se esgrime alguna llamada no respondida por la empresa murciana para proponer precisamente ese plan.

Ya hace unos meses se informó de que ese lobo de deudas pendientes con agentes llegaría en algún momento y ahora mismo parece complicado que éste no sea otro asunto que pueda ahogar más de lo que está la economía cordobesista, sobre la que pesa ahora mismo como realidad clave un embargo de Hacienda por el impago del IVA de la operación de Álvaro Aguado. Eso sí, en el caso de una posible denuncia judicial implicaría un proceso largo, al menos atendiendo a lo vivido con Viasport, en el que ese bloqueo federativo llegó tras varios años de litigio en los tribunales, con sentencia condenatorias y posteriores recursos.

Comment List

  • Ciudadano Cordobes 07 / 10 / 2019 Reply

    A los aficionados lo que nos interesan es que el equipo vaya bien en lo deportivo.
    Los problemas de cuestión presidencial, directiva son de segundo plano porque como dice el refranero CUANDO EL RIO SUENA AGUA LLEVA y tranquilidad que si se va o hay que obligarle a su marcha otro vendrá porque cosa rara es pero MOSCONES Y MOSCA se siente atraídos por el Cordoba CF.

  • Manuel 09 / 10 / 2019 Reply

    Este presidente ha venido al Córdoba a ver lo que puede llevarse de un club que no tiene nada, y lo hace no pagando a nadie y esperando a que se retrase todo lo máximo posible, los jugadores cobrando tarde pronto empezarán a dejarse llevar y eso acabará también con lo deportivo… Este es una ruina para el Córdoba económica y deportiva las 2 siempre van juntas

Deja un comentario