El Córdoba CF, representado en el Mundial Femenino

La defensora Fernanda Pinilla, a las órdenes de Antonio Serrano esta temporada, entró finalmente en la convocatoria de Chile para la gran cita de Francia, que arrancó este viernes, tras romperse el menisco Andrea Gutiérrez, jugadora del Cáceres

Fernanda Pinilla conduce el balón en un partido del Córdoba CF Femenino de esta temporada

Fernanda Pinilla conduce el balón en un partido del Córdoba CF Femenino de esta temporada. Autor: Paco Jiménez

El Córdoba CF Femenino estará representado en el Campeonato del Mundo de Francia 2019, que arrancó ayer con la goleada del anfitrión a Corea del Sur y en la que hoy debuta España ante Sudáfrica. Su jugadora Fernanda Pinilla entró al final en la lista de la selección de su país, Chile, que competirá en el Grupo F.

La defensora cordobesista formó parte del combinado que en la Copa América 2018 logró la histórica clasificación para el Mundial. Pinilla era uno de los nombres fijos para el seleccionador José Letelier, que, para sorpresa de muchos, dejó fuera de la convocatoria definitiva para la cita a Fernando por una decisión “técnica”, según explicó en su momento.

Sin embargo, la desgracia de otra compañera permitirá a Pinilla disfrutar de un evento donde La Roja, denominación de los combinados chilenos, debuta el martes 11 ante Suecia. Ana Gutiérrez, que precisamente milita en el Cáceres Femenino, sufrió la rotura del menisco lateral de la rodilla izquierda durante el partido amistoso que la escuadra nacional tuvo el miércoles con el FC Ingolstadt 04 alemán en la localidad bávara de Bad Gögging. La lesión necesita reparación quirúrgica, lo que dejó a Gutiérrez sin opciones.

Así, llega la gran oportunidad para la jugadora, de 25 años y ex de la Universidad de Chile, y que es muy reconocida en su país por diferentes asuntos, entre ellos por ser Licenciada en Física y doctoranda en esa especialidad, además de trabajar en una investigación relacionada con los aisladores topológicos que busca revolucionar la industria tecnológica.

Deja un comentario