El Córdoba no desaparece porque “hay una transmisión con continuidad de la actividad del club”

Los administradores admitieron que en la RFEF "reconocieron que, tal y como está planteado este procedimiento, era la primera vez que se daba en el fútbol" | "El plan A era salvar al club y a la SAD, pero el B era salvar al menos el club, que es lo que le importa a la ciudad y la única opción para que entren recursos en la sociedad, que está en concurso de acreedores"

De izquierda a derecha, Juan Ramón Cuadros, Javier Bernabéu y Francisco Estepa dirigiéndose a la sala de prensa de El Arcángel

De izquierda a derecha, Juan Ramón Cuadros, Javier Bernabéu y Francisco Estepa dirigiéndose a la sala de prensa de El Arcángel. Autor: Paco Jiménez

Como es natural, fueron muchas las dudas que surgieron desde los pupitres de los medios a la exposición de Estepa y Bernabéu, pero hubo que llegar al final para poder hacer la pregunta que está en la mente de todos. Este proceso ¿hace desaparecer al Córdoba? ¿Se acaban 65 años de historia?

Estepa intentó ser lo más claro posible e indicó que aquí “se produce una transmisión de la actividad del club, una transmisión con continuidad”, y añadió que no puede perder tampoco sus derechos deportivos, porque “nadie ha pedido la liquidación” de la SAD, que es lo que establece el reglamento.

Eso sí, está claro que el proceso no es igual a precedentes que se hayan citado en las últimas horas como parecidos, como el Lleida Esportiu o el Ejido 2012. A Estepa se le preguntó qué le había transmitido la Federación en su reunión del lunes. “Ayer estuve allí con los servicios jurídicos, en Las Rozas, en la Ciudad del Fútbol. No voy a hacer público el contenido de la reunión, porque la Federación si tiene que pronunciarse se pronunciará. Por nuestra parte el procedimiento no se va a paralizar. Va a continuar tal y como está recogido en el auto del 18 de noviembre de 2019, como procedimiento de venta de una unidad productiva. Lo que sí voy a decir, en el sentido de la conversación con la Federación, es que me reconocieron que, tal y como está planteado este procedimiento, era la primera vez que se daba en el fútbol”.

Estepa, que por cierto confesó que “la pasada semana estuve viendo todos los antecedentes”, acometió luego explicar otra gran duda en el ambiente, como es ¿qué es la unidad productiva de una SAD y cómo se desgaja una de otra? “La unidad productiva es un concepto del derecho mercantil, y dentro de él, del derecho concursal. Lo más resumido posible, es el conjunto de bienes y derechos que se necesitan para desarrollar una actividad que genera dinero para una empresa. En un club de fútbol, son todos los equipos que están jugando en competiciones”, dijo en torno al primer punto Estepa.

Sobre el segundo, se intentó pronunciar así: “No voy a dar un seminario de derecho deportivo. Cuando se hizo la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas y se hizo la famosa conversión desde los clubes se crea una criatura híbrida que tiene dos cabezas, un club deportivo que tiene sus aficionados y una sociedad mercantil que tiene su dueño. No sé a quién le escuché hablar que por un lado estaba el club y por otro la sociedad mercantil que gestionaba el club. Nuestro plan inicial era salvar al club y a la sociedad mercantil, pero el plan B era salvar al menos el club, que es lo que le importa a la ciudad y que es la única opción para que entren recursos en la sociedad mercantil, que está en concurso de acreedores”.

Se le insistió luego si la RFEF podría dar marcha atrás y parar el procedimiento judicial abierto de alguna manera. “No quiero decir algo en que me pueda equivocar, pero durante esta semana me he leído el Reglamento General de arriba abajo y de abajo arriba y paralizar la participación de un equipo en la competición no está previsto. Es más, frente a un mandato judicial de venta de una unidad productiva en concurso, el artículo 117 de la Constitución dice que corresponde a los jueces juzgar y hacer ejecutar lo juzgado”.

Los jugadores “empiezan a ver luz al final del túnel”

La otra pregunta que rodeó la comparecencia fue cuál ha sido el sentir de los jugadores ante toda esta situación. “Voy a ser muy discreto porque esto lo deberían decir ellos o sus representantes o portavoces. Lo que les dijimos el día que llegamos fue que lo único bueno de este quilombo, que diría un argentino, es que iba a durar cuatro semanas. Y ellos empiezan a ver luz al final del túnel. Entiendo que están más tranquilos, pero no quiero hablar por ellos, sólo por mí. Y a veces hasta me equiovo inclusive”

Aparte de todo ello, se les comentó si también se había hablado con el Ayuntamiento el asunto de que esta nueva sociedad que se cree pueda mantener el derecho de uso del estadio. “Cuando el alcalde nos recibió, con la más absoluta celeridad, no se trató el tema del estadio. La empresa que adquiera la unidad productiva inmediatamente iniciará las conversaciones que procedan para consolidar, documentar o formalizar el derecho de uso”, opinó.

Deja un comentario