La monstruosa deuda que dejó León en el Córdoba

Francisco Javier Bernabéu indicó que ahora mismo el total "suma unos 11.600.000 euros", aunque a eso habría que restar la ahogada ayuda al descenso de LaLiga para dejarla en unos 10.100.000 euros contando las provisiones por litigios | "Nosotros entramos con las manos limpias y queremos salir con las manos limpias"

Francisco Javier Bernabéu en sala de prensa. Autor: Paco Jiménez

Francisco Javier Bernabéu en sala de prensa. Autor: Paco Jiménez

A Francisco Javier Bernabéu le tocó desgranar uno de los grandes asuntos que aguardaban sobre la mesa hoy y que en realidad está detrás de todo lo que rodea al Córdoba CF ahora mismo. ¿Cuánto debe la SAD? ¿Cuál es la deuda real que se han encontrado bajo las alfombras tras la salida de Jesús León? El economista no quiso hablar ni de memoria: recurrió a su ordenador para no equivocarse.

“La deuda, que incluye tanto deuda concursal como laboral, de plantilla actual y de contratos anteriores, tanto deportiva como no deportiva, de actividad corriente, suma unos 11.600.000 euros”, dijo. “La información la hemos obtenido de dos fuentes. Por un lado, de los registros contables de la sociedad, que está auditada y donde el personal administrativo realiza bien su trabajo y tiene toda una información, aunque pueda haber algunas cuestiones técnicas pendientes de depurarse, totalmente fiable. Y luego información recibida de litigios en curso en las que se reclama determinada cantidad”.

Así, de esos más de 11 millones “hay una parte que está en la contabilidad social y otra que sería susceptible de ser provisionada ante posibles riesgos que de varias demandas lleguen a buen puerto, que está sobre un millón y medio“. Por tanto “se quedaría en 10 millones de euros si elimináramos esa partida”.

Bernabéu llegó a poner el ejemplo más claro de la realidad del club que vieron nada más llegar. “A dos semanas vista los gastos inmediatos superaban los 100.000 euros, sólo con desplazamientos y luz, sin incluir los de personal. Y los 4000 euros recaudados en el último partido (Villarrobledo) eran manifiestamente insuficientes”. Muy pronto que se iba a ver que “si no entraba dinero de manera urgente el club estaba abocado a la disolución y la desaparición”.

Cada paso era un palo mayor, como cuando se contactó con LaLiga. “Nos remitieron el certificado el pasado miércoles, pero el martes nos anticiparon que todos los fondos de los que se hablaba que estaban disponibles y se podían liberar tenían embargos por valor de 5,9 millones de euros, por lo que no estaban disponibles. Y hablamos con la Federación Andaluza y Española para ver si facturas que se habían emitido desde el Córdoba y que esperábamos que estuvieran disponibles lo estaban, y no”.

El detalle de la ayuda al descenso

En cuanto al tema de LaLiga se extendió en otro momento, en referencia aunque sin nombrarla a la ayuda al descenso. “Había un pago de 1.740.000 euros que abonar en varios plazos. El primero era 433.000 euros pero se dedicó a cancerlar determinados pasivos. Por ejemplo esas provisiones que ya se están ejecutando. Quedaría 1.400.000 o 1.500.000, pero hay unos 200.000 euros de compromisos de clientes que no han atendido los pagos, posiblemente por algún litigio con la sociedad que no se cumplido. Lo que resta en LaLiga, totalmente embargado, es 1.300.000. Por eso la deuda neta sería 10.100.000 euros, de los cuales vencidos, por ser gastos corrientes, como los concursales o la laboral, son 8.600.000 euros”.

El experto financiero dejó claro que ya “con ese primer borrador” de principios de la semana que viene se vio que “la única posibilidad para la salvación del club era una inyección inmediata y urgente de dinero, sobre todo conociendo las fechas del periodo de tres meses y varios días en los que los trabajadores podían abandonar el club desde el punto de vista laboral”.

“Las soluciones eran dos, esperar que el dinero cayera del cielo o nos tocara el Euromillón, o que con un procedimiento ordenado entrara esa liquidez”, defendió, dejando claro algo luego, en el sentido de la famosa subasta: “Nosotros entramos con las manos limpias y queremos salir con las manos limpias, por eso todos esos movimientos los hemos remitido al juzgado. Nosotros no vamos a tomar ninguna decisión, por lo que los oferentes, que cuantos más haya mejor, deben ir al juzgado y presentar su oferta. Ahora hay unas fechas que cumplir, 25 y 27″, detalló en otro momento.

El economista, por cierto, agradeció que “tanto el personal del club como los futbolistas se pusieron a nuestra disposición para facilitarnos cuanta información necesitáramos” y dejó claro que desde el punto de vista de los administradores no había opción de confiar en la buena fe de que los futbolistas no se marcharan a los tres meses de impagos. “Los jugadores en las diferentes reuniones nos han demostrado ser profesionales de los pies a la cabeza, pero nosotros los factores de riesgo los teníamos que evaluar. Esa opción es un derecho que tienen los trabajadores, deportivos y no deportivos, y no podemos pensar en que no va a pasar porque nadie nos haya dicho que vaya a pasar. Tenemos que prever que pueda pasar, y si no las tenemos cubiertas hay un problema”.

Loading...

Deja un comentario