El Córdoba pide 6 meses de margen en caso de ‘desahucio’ en el juicio de la Ciudad Deportiva

Con la ocupación reconocida por ambas partes, la citación de la vista era por la "titularidad" del uso de la instalación, con posturas muy diferentes entre la UFC y Tremón y un acuerdo de pago de canon inviable, porque en sus negociaciones unos ofrecen 6.000 € al mes y otros solicitan 500.000 € anuales

Cerca de una hora se extendió el juicio entre el Córdoba CF y Tremón por la utilización de la Ciudad Deportiva celebrado este lunes en el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Córdoba, que quedó visto para sentencia del juez tras un importante intercambio de pareceres jurídicos entre las partes que conocerán la resolución final a principios de marzo. La conclusión quizá, o una de ellas, es que la entidad cordobesista ha pedido tener seis meses de margen para organizarse en caso de aceptarse el lanzamiento -desahucio- de las instalaciones del Camino de Carbonell. Eso sí, a esa petición final la demandante respondió con dureza por su falta de previsión, entre otras razones porque la situación en precario de los distintos equipos del club cordobesista en la instalación deportiva no es nueva, sino que se remonta a quince años atrás.

Con Gonzalo Arroyo Díaz como abogado por parte de la Unión Futbolística Cordobesa (UFC), gestora del Córdoba CF, arrancó una vista en la que se expuso que el pasado 22 de julio de 2020 se solicitó por parte de Tremón el lanzamiento a la antigua SAD blanquiverde, que respondió -desde su administración judicial- que ahora estaba ocupada por Unión Futbolística Cordobesa. La mercantil que ahora gestiona el Córdoba CF reconoció la situación como real y aportó diversa documentación.

Vista panorámica de los campos de fútbol de la Ciudad Deportiva que desde 2001 regenta el Córdoba CF.Vista panorámica de los campos de fútbol de la Ciudad Deportiva que desde 2001 regenta el Córdoba CF.Vista panorámica de los campos de fútbol de la Ciudad Deportiva que desde 2001 regenta el Córdoba CF.

Vista panorámica de los campos de fútbol de la Ciudad Deportiva que desde 2001 regenta el Córdoba CF.

Se esgrimió que la UFC no se personó en la causa hasta hoy mismo. Lo hizo para defender que la compra en su día de la unidad productiva es el argumento para seguir usando las instalaciones, lo mismo que El Arcángel. Se presentó incluso un dossier de prensa para demostrar que la parte actora (Tremón) toleró el uso en precario durante años, aunque éste no fue admitido por el juez.

También se puso de manifiesto que no se recibió ningún requerimiento de Tremón y que antes al contrario hubo negociaciones para llegar a un acuerdo de pago de un canon. En esos momentos, el letrado de Tremón, Marino Turiel, puso sobre la mesa que la vista era para acreditar la titularidad y si el ocupante lo tenía o no, puesto que la ocupación en sí es evidente para ambas partes.

Javier González Calvo abandonando la Ciudad de la Justicia junto al abogado que representó a la UFC, Gonzalo Arroyo.

Javier González Calvo abandonando la Ciudad de la Justicia junto al abogado que representó a la UFC, Gonzalo Arroyo.

El juez tuvo que inadmitir pruebas a los dos, como fotos de la ocupación a unos u otro dossier de prensa a otros, mientras Tremón insistió en la ocupación unilateral, porque se está ya en proceso de ejecución de la sentencia del posible desahucio. En ese momento declaró Francisco Estepa, que apuntó que la UFC debía conocer la situación en precario de la Ciudad Deportiva y la existencia de esa sentencia a favor de Tremón desde 2018. Además, aseguró que el contrato de venta de la unidad productiva incluía en su perimetral el uso de las instalaciones y que su conocimiento era que Tremón quería llegar a un acuerdo con los ocupantes.

La versión de González Calvo

También se requieron explicaciones por parte de Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba, que vino a indicar que “las resoluciones no eran firmes”, en torno a la propiedad de la Ciudad Deportiva, y que su conocimiento a la hora de la oferta por la unidad productiva era que “se discutía quién era el propietario”. Defendió que siguieron usando las instalaciones simplemente porque estaba incluido en la oferta de compra de la unidad productiva y que en las conversaciones no hubo ofertas documentales entre las partes, pero que incluso se fue de la mano al Ayuntamiento.

Javier González Calvo a su salida de la Ciudad de la Justicia.

Javier González Calvo a su salida de la Ciudad de la Justicia.

El dirigente dejó claro que quieren pagar la cantidad que se acuerde por el alquiler desde su llegada oficial al club, el 5 de diciembre de 2019. De hecho, aclaró que en las negociaciones sólo se habló de diferentes precios, no el tema de esa titularidad por la que se usan los campos. La respuesta por parte del abogado de Tremón fue contundente en ese punto, al hablar de un “planteamiento demencial” por el hecho de que se pudiera transmitir un uso de la Ciudad Deportiva sin contar con ellos y sin tener la titularidad. Además defendió como de público conocimiento la sentencia de la Audiencia Provincial a su favor en 2018 pese al recurso de casación posterior.

Las conclusiones

Más tarde, el letrado de la UFC habló de “mala fepor parte de Tremón “al utilizar las armas que le pone la ley a la hora de negociar con precio abusivo según mercado, 10 veces superiores”. Posteriormente a la vista, González Calvo desveló que desde Tremón se llegaron a pedir 500.000 euros anuales de alquiler anual, cuando un estudio solicitado a arquitectos le dieron al Córdoba un precio de unos 60.000. Pese a ello la oferta del club es algo mayor, 6.000 al mes, para alcanzar los 72.000 al año.

En el apartado final, el Córdoba pidió tener 6 meses de margen tras el lanzamiento, si así lo dicta su señoría, recordando la función social que se ejerce al contar con unos 20 equipos que aglutinan a 400 niños y niñas, todo con la idea de alcanzar un acuerdo en ese lapso de tiempo. No estuvo de acuerdo Tremón, que consideró esta petición algo “extemporáneo” y acusó que sólo significa “falta de previsión y de profesionalidad” por parte de la UFC.  Y así acabó un juicio cuya resolución final se sabrá a principios de marzo, con prórroga o sin ella, aunque González Calvo se mostró satisfecho y esperanzando en un dictamen favorable, como Tremón espera el lanzamiento del Córdoba porque lo que se sometió a juicio es la titularidad sobre el terreno, de la cual la UFC no tienen ningún documento más allá de su uso en precario.

Etiquetas

Ciudad Deportiva | Córdoba CF | Francisco Estepa | home9 | Javier González Calvo | Juicio | Tremón |

Deja un comentario