El debut más singular para el Córdoba dos o tres mundos después (emisión on line)

El cuadro de Juan Sabas, de estreno y con cuatro bajas por lesión, arranca siete meses después de su último duelo y en un Arcángel con estampa insólita nuevo curso en Segunda B, con la vitola de favorito en el subgrupo y ante un Lorca Deportiva recién ascendido pero con toda la ilusión

Buen rollo. Álex Robles, Berto Espeso y Alberto del Moral bromean con Momo Djetei en ambiente de cordialidad del plantel blanquiverde previo a su estreno ante el Lorca.

Buen rollo. Álex Robles, Berto Espeso y Alberto del Moral bromean con Momo Djetei en ambiente de cordialidad del plantel blanquiverde previo a su estreno ante el Lorca.

Vuelve el fútbol a El Arcángel, y, aunque sea de aquella manera, en octubre, con una categoría devaluada y con mínima presencia de público, ya es algo relevante. Por lo general, con una pandemia que se llevó a miles de compatriotas y lo sigue haciendo, y por lo particular con un Córdoba que está en la parrilla de salida. Los optimistas siempre confiaron, los realistas dudaron y otro porcentaje lo tildó de imposible. Y aunque no todas las respuestas para el futuro estén respondidas, y algunos se hayan bajado de un barco que ya no sientan suyo, los Becerra, Javi Flores, De las Cuevas o Piovaccari, más los que llegaron, van a defender la blanquiverde a partir de mañana.

Con una presión sobre los hombros grande, no ocultada por el club, de que no vale con asegurar la presencia en esa Primera RFEF, antes Segunda B Pro, comienza un campeonato con bajo porcentaje de error, y menos en casa y ante un recién ascendido desde Tercera, con todo el respeto. Cada punto vale su peso en oro, para la primera fase, que garantiza al menos salir de una categoría de 102 equipos hacia algo más digno en la 2021-22, y para la segunda, la que lleva a los dos cruces de los 16 mejores que otorgan los cuatro pasaportes para el fútbol profesional. El desafío real.

El cuadro cordobesista, como la gran mayoría tras siete meses sin jugar un encuentro, sale a competir con la experiencia de la pasada campaña, en la que numerosos pinchazos en el recuerdo le impidieron ni tan siquiera estar entre los cuatro primeros y luchar en el play-off exprés. Para ello toca exhibir la doble faceta: competir con la intensidad, garra y enfoque de un modesto y decidir con la calidad que ha reunido el plantel. Los que mandan hablan de la mejor plantilla, o igual a la mejor, como matizaba Javier González Calvo en la visita a San Rafael. Pero hay que demostrarlo.

Juan Sabas, que no llegó a debutar la pasada campaña, porque el coronavirus interrumpió la competición justo cuando los gestores de la entidad le habían llamado como bombero tras decaer el equipo con Agné, arranca asumiendo hasta cuatro bajas, varias de ellas de hombres llamados a ser titulares (conocidos o recién llegados). Es el caso de Jesús Álvaro, lesionado en el último amistoso ante el Badajoz, Carlos Valverde, con problemas de espalda, o Djak Traore, que ni siquiera ha estado disponible aún.

Habrá que ver ese primer once, que en algún caso esas bajas han aclarado. La portería y la defensa, con Bernardo y Djetei llamados a ser la base y los dos sub23 en los costados, Álex Robles y Berto Espeso, parecen claras, como el doble pivote con la pareja Sidoel-Mario Ortiz, y la delantera, con Piovaccari -pichichi de la pretemporada- por delante de Willy. El meollo va a estar en la zona de los mediapuntas, donde las variantes son diversas y algún peso pesado se va a quedar fuera en el inicio.

El rival

Todos ellos se verán apoyados por apenas 800 espectadores, en una estampa inédita que difícil será que no deje una sensación desangelada, aunque igual por aquello de no poder fumar ni comer ni siquiera pipas la labor se limite a animar o chiflar al rival como si fueran 8000. Será un partido de ensayo para el protocolo anti-COVID del Córdoba, con diversas medidas de seguridad para el antes, el durante y el después del partido. Era para 6700, pero la realidad es la que es.

Berto Espeso se gusta ante Manu Farrando y Mario Ortiz con el balón.

Berto Espeso se gusta ante Manu Farrando y Mario Ortiz con el balón.

Y ese antagonista, que llegará con toda la ilusión de dar la campanada y pensando que mejor coger al Córdoba ahora que algo más rodado, es el Lorca Deportiva, un conjunto de apenas 8 años de asistencia y que ya visitó El Arcángel y ganó para jugar contra el Córdoba B. Llega por sanción sin su gran referente, el capitán y goleador Carrasco, aunque según su entrenador, Iban Urbano, también con buenas sensaciones y seguro de competir el encuentro.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra; Álex Robles, Bernardo Cruz, Djetei, Berto Espeso; Sidoel, Mario Ortiz; Moutinho, Javi Flores, De las Cuevas; Piovaccari.

LORCA DEPORTIVA: Hortal; Luismi, Ángel Robles, Galiano, Baroni, Sergio Rodríguez; Higgins, Oliva, Julen; Marcos Legaz y Musoni.

ARBITRO: Delfa Ramos (Comité Extremeño).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (18:00 horas, Footters).

Loading...

Deja un comentario