El dinero retenido en el Juzgado, salvavidas de nuevo ante la reclamación de AFE

Infinity volverá a satisfacer deudas generadas por Carlos González, en el caso de Cisma, y de León con el uruguayo Montelongo que ni llegó a debutar en el Córdoba | Con el depósito de cerca de 500.000 € bloqueados desde la recusación del juez Fuentes Bujalance se hará frente también a pagos con agentes y los derechos de formación de Fran Gómez al Pozoblanco

Bruno Montelongo junto a sus ex compañeros del Córdoba CF

Bruno Montelongo junto a sus ex compañeros del Córdoba CF

Ayer saltaba a la palestra el último informe de los administradores judiciales del Córdoba CF, y en el mismo, entre otras cuestiones, se ponía sobre la mesa la reclamación por parte de la AFE de cerca de 150.000 euros por deudas aún pendientes con los futbolistas Domingo Cisma y el uruguayo Bruno Montelongo. Pues bien, como ocurriera a la llegada de Infinity Capital a la entidad, de nuevo el grupo bareiní hará frente a su abono debido a la vinculación deportiva del asunto. En ambos caso vuelven a ser impagos generados por Carlos González, en el caso del defensa sevillano, que se vio obligado a la retirada en 2017  por una grave lesión saldada con la rescisión unilateral de su contrato que ganó en los tribunales. El de Montelongo es aún más curioso, porque como varios jugadores en la historia reciente del club, no llegó a defender su elástica ni un minuto, tras ser presentado por Luis Oliver como un jugador con gran trayectoria tras pasar por el Milán.

Ese abono que permita saldar la deuda con AFE saldrá del depósito inicial que allá por noviembre de 2019 realizó la Unión FutbolísTica Cordobesa (UFC) de 3 millones de euros para saldar deudas deportivas de la vieja y conflictiva SAD, montante del que aún quedan en custodia del Juzgado cerca de 500.000 euros. Ese montante acumula ya más de cuatro meses bloqueado, justo desde que fue revocado el juez Fuentes Bujalance, de ahí que hasta que no sea confirmado como sustituto el magistrado Fernando Caballero no podrá hacerse uso del mismo.

Ese es el motivo por el que por ejemplo el CD Pozoblanco aún no percibió los aproximados algo más de 5.000 euros por los derechos de formación del juvenil Fran Gómez tras su debut con el primer equipo, una cantidad que el club vallesano reclamó a mediados de febrero, un mes antes de la pandemia, y por la que sigue esperando pacientemente bajo el compromiso verbal que el consejero delegado blanquiverde, Javier González Calvo, transmitió en su día al presidente pozoalbense, Patricio Moreno. Incluso también hay reclamaciones de agentes y hasta la del despido en 2017 del técnico Juan Merino.

Otra cuestión diferente será comprobar si AFE valida esa intención de pago de Infinity y el depósito existente en el juzgado de cara a su análisis anual para determinar qué clubes pueden descender administrativamente por no estar al corriente de pagos con sus jugadores y técnicos, que en el caso de Segunda B fija la fecha en el próximo martes 30 de junio.

Precisamente este miércoles es el último día de plazo en el que AFE revisar las posible deudas mediante las denuncias de los afectados junto a la comisión mixta de la Federación, para posteriormente sacar a la luz pública el listado de clubes afectados en el fútbol no profesional, por lo que tendrían poco menos de una semana para ponerse al día. Todo indica que el Córdoba no debe tener problemas en ese sentido, para quedar centrarse en la dilatada espera de la inscripción de la conocida unidad productiva, de la que ya tienen poder ejecutivo, pero que se vería reforzada por la ratificación de Caballero, cuyo nombramiento sigue demorándose una semana más y ya supera el mes y medio de espera.

Loading...

Deja un comentario