Teo Brea, hombre de Oliver, volverá a ser investigado por posibles delitos en el Córdoba

El juzgado de instrucción 5, que dirige Antonio Rodríguez Moyano, pide al 7 que retome la causa contra el director financiero que el navarro puso en el club por presunta apropiación indebida y corrupción entre particulares | Hay indicios de "conductas gravemente perjudiciales para el club en junio y julio de 2018"

La investigación judicial en torno a la gestión sufrida por el Córdoba CF SAD desde 2012 en adelante, con especial atención a lo sucedido desde enero de 2018, cuando Jesús León acordó adquirir el paquete de acciones mayoritario blanquiverde, puede tener consecuencias incalculables. Pese a que la intención de aquella denuncia inicial de Joaquín Zulategui ante la Guardia Civil de Dos Hermanas era destapar los posibles delitos cometidos por el montoreño, y hubo hasta cuatro por lo que está investigado, de esas pesquisas ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 5 ya han surgido o se han reactivado investigaciones también tanto contra el propio Zulategui como de nuevo contra el que fuera otro hombre de confianza de Luis Oliver en el club, Teodoro Brea.

Según ha avanzado La Jugada de Córdoba, Brea, que rezó como director financiero del CCF SAD aunque ese cargo sólo se conoció cuando Oliver y su equipo fueron despedidos por León en julio de 2018, va a ser investigado de nuevo por presuntos delitos de apropiación indebida y corrupción entre particulares, en base a “conductas gravemente perjudiciales para el club en junio y julio de 2018” aprovechando su cargo. A Brea ya se le investigó por estos hechos, pero la investigación se archivó porque el Córdoba CF, gobernado entonces por León, abandonó esa causa, que él había presentado, dentro de las negociaciones con Oliver

Tras los atestados de la Guardia Civil, el juzgado de instrucción 5, que dirige el juez Antonio Rodríguez Moyano, al que denunciaron hace unas semanas Oliver y Zulategui en una querella ante la que no vio caso la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, concluye que “al menos indiciariamente” Brea pudo cometer varios ilícitos penales, por lo que ha solicitado al juzgado, el de Instrucción 7, que vuelva a investigar los hechos, bien reabriendo la anterior o abriendo una causa separada contra él.

En concreto, según Canal Sur, Instrucción 7 debe investigar las acciones sospechosas que había detectado el club. Son tres transferencias por un valor total de 270.000 euros a favor de Bitton Sport, la apropiación de 200.000 euros de venta de abonos, el cobro de dos cheques por valor de 48.000 euros y el cobro injustificado e indebido de dos facturas por valor superior a los 70.000 euros.

Y lo curioso de todo esto es que, al menos en este apartado y según los atestados de la Guardia Civil, Jesús León, que era el presidente en esa etapa aunque era conocido que Oliver, Zulategui y demás campaban a sus anchas en la entidad, “no interviene como partícipe en ninguna de sus modalidades” en estos hechos, según aparece en el informe. El exdirigente contó en su idea que Brea había hecho incluso modificaciones electrónicas para poder firmar las transferencias, y que algunos de los hechos se habían producido el mismo día en que Oliver y los suyos fueron despedidos.

Loading...

Deja un comentario