El Dobuss Córdoba Básket, a por la cuarta criba para su gran reto del ascenso

Las cordobesas encaran como anfitrionas en Cervantes la fase interautonómica de la Liga Nacional N1 Femenina, con los ya conocidos Náutico y Alhaurín y un Clarinos canario del que no se fía el técnico Miguel Ángel Luque: "Si vienen con todo su arsenal será un duro rival a batir" | Sebastián del Rey: "Llegamos en muy buenas condiciones, en el estado que queríamos"

El Dobuss Córdoba Básket afronta este fin de semana en el colegio Cervantes la fase interautonómica de la Liga Nacional N1 Femenina de baloncesto, considerada de ascenso, pero que en realidad no lo es plenamente. Y es que en ella se consigue seguir adelante para ese reto, pero aún quedará la fase nacional y definitiva, en el mes de junio.

Este viernes arrancará la competición con los partidos Asisa Alhaurín de la Torre-Náutico de Sevilla (17:30 horas) y Dobuss Córdoba-Clarinos de La Laguna (20:15 horas). El sábado se jugarán Dobuss-Náutico (17:15) y Alhaurín-Clarinos (20:00), y la fase acabará el domingo con los choques Clarinos-Náutico (11:00) y Dobuss-Alhaurín (13:15). Los dos primeros de esta fase se ganarán una plaza en la fase final nacional por el ascenso a la Liga Femenina 2.

Según informa el departamento de comunicación de la entidad, el Dobuss intentará salir triunfante de una fase en la que desde el 2003, hace 18 años, no gana ningún club cordobés. Es la cuarta criba de la temporada en la lucha por subir a la Liga Femenina 2. El conjunto capitalino ocupó la tercera plaza del duro Grupo B en la fase regular. A continuación eliminó en los cuartos de final al GMASB Granada, un conjunto que llegó a esa eliminatoria como campeón del Grupo C e invicto. Y posteriormente ocupó el segundo lugar en la fase final andaluza de la N1 Nacional femenina, celebrada en el Colegio Cervantes hace dos fines de semana.

Atentos al campeón canario

El primer rival de esta fase y la novedad con respecto a la anterior es el Clarinos La Laguna, al que hay que vencer para luego, a priori, tratar de vencer otra vez al Náutico y casi sentenciar el pase. El entrenador del Dobuss, Miguel Ángel Luque, no se fía de las canarias: “Me parece un equipo bastante complicado, pues si vienen con todo su arsenal será un duro rival a batir. Su columna vertebral la forman jugadoras que este año han estado en Liga 2 cedidas o en Liga 1 con su primer equipo”.

Luque detalló que la referente del Clarinos es Esther Montenegro, una jugadora veterana, de las más expertas de la Liga Femenina 1 y renovada para el año que viene. Todo gira en torno a ella, aunque está bien secundada por jugadoras de calidad y experiencia en Liga 2 como Carla Rivero y Samira Olano, sus dos africanas, Coulibaly y Haidara, la eslovena Hana Ivanusa o Bercedo.

Luque recuerda que el Clarinos es “un equipo que fue primero en su fase autonómica ganando a las máximas favoritas, La Salle Tenerife, lo que dice mucho” y cree que las claves para derrotarlo serán “no permitirles realizar su juego pausado, dominar el rebote y tener paciencia para atacar la zona, su principal arma defensiva”.

El presidente, esperanzado

Mientras, el presidente de la entidad, Sebastián del Rey, ve a su equipo de cara a la nueva fase en “muy buenas condiciones”. “Llegamos en el estado que queríamos y que habíamos perseguido, pues quizás fuimos un poco verdes a la fase anterior y ahora, dos semanas más de entrenamiento van a situar al equipo a un alto nivel competitivo”, comentó.

El reto para el Dobuss es clasificarse para la fase de ascenso a la Liga Femenina 2 y además como ganador de la fase que se avecina, pues el campeón entrará en el grupo más asequible de la fase nacional. “En ningún partido vamos a poder darlo todo por ganado, pues todos los partidos serán finales y el mayor éxito será hacernos con las tres victorias, paso a paso, pues los tres rivales son de envergadura”.

Etiquetas

Alhaurin de la Torre | CB Clarinos | deporte femenino | Dobuss Córdoba Básket | Fase de ascenso | home12 | Miguel Ángel Luque | Náutico de Sevilla | Primera Femenina | Sebastián del Rey |

Deja un comentario