El IMDECO adeuda unos 600.000 euros a los clubes gestores de las salas de barrio

La licitación de las actividades en Fátima, Fuensanta, Ciudad Jardín, Valdeolleros, Guadalquivir, Margaritas y Naranjo sigue en precario un año después y ahora con cuatro mensualidades de retraso desde abril

Manuel Torrejimeno departiendo en El Arcángel con el alcalde José María Bellido y Salvador Fuentes.

Manuel Torrejimeno departiendo en El Arcángel con el alcalde José María Bellido y Salvador Fuentes.

Las concesiones de las salas de barrio de la capital cordobesa siguen siendo un quebradero de cabeza para el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO). Desgraciadamente siempre fue un mal endémico de cualquier legislatura en las dos últimas décadas. Su penúltima incidencia es la deuda acumulada a los clubes gestores que asciende a cuatro mensualidades, desde abril a julio, lo que supone unos 600.000 euros. De modo que el IMDECO se fue de vacaciones en agosto sin tener todos los deberes hechos, más allá de que hace una semana se anunciara el inicio de la obra de la nueva cubierta de Fátima con una inversión de unos 50.000 euros, es decir, menos de un diez por ciento de la citada deuda.

De manera que desde la Fuensanta, Ciudad Jardín, Valdeolleros, Fátima, Guadalquivir, Margaritas y Naranjo, más las pistas de tenis Santuario y Fidiana, Adesal, Adeba, Apademar o Adecor esperan una doble respuesta desde el organismo municipal de deportes.

A la espera de la respuesta

Distintas fuentes de los referidos clubes gestores confirmaron a Cordobadeporte la complicada situación. Unos impagos que difícilmente se solventarán hasta septiembre dada la parálisis burocrática de agosto. La mejor muestra es que puestos en contacto con el IMDECO no se obtuvo una respuesta o explicación al respecto a este periódico.

Las cantidades adeudas por cada instalación, y por ende a sus clubes gestores, es de unos 80.000 euros, a razón de 20.000 euros mensuales aproximadamente, ya que depende del número de horas de cada línea de trabajo. En el caso de las pistas de Santuario y Fidiana esa cifra es algo menor dada que su actividad es inferior.

El concurso de licitación de las instalaciones con la patata caliente de la Asomadilla

Así que el IMDECO tendrá que ponerse al día a vuelta de las vacaciones, pero al margen de regularizar los necesarios pagos, la otra gran cuestión a resolver es abandonar la situación de precario de esas concesiones. En junio del pasado año, en plena erupción de la pandemia, se inicio una tercera prórroga sobre el esperado y necesario pliego de licitación de las instalaciones. Un año después el panorama sigue igual. En junio salió un concurso, pero fue impugnado como hace un año. De forma que se está pendiente de una resolución del Tribunal del Ayuntamiento.

Manuel Torrejimeno en una de sus últimas apariciones públicas antes iniciar el periodo vacacional en el Ayuntamiento.Manuel Torrejimeno en una de sus últimas apariciones públicas antes iniciar el periodo vacacional en el Ayuntamiento.

Manuel Torrejimeno en una de sus últimas apariciones públicas antes iniciar el periodo vacacional en el Ayuntamiento.

Ahora ese proceso debe acelerarse más allá de la necesidad legal. La razón, la desaparición del Deportivo Córdoba que deja sin gestión, y por tanto sin mantenimiento, a los campos de fútbol de la Asomadilla. De manera que indirectamente el resto de instalaciones, y por tantos los clubes, se verían beneficiados de una licitación que se viene alargando en el tiempo y ya acumula un par de años de bandazos, igualmente heredados de la anterior legislatura. Hasta que no exista ese pliego de licitación ningún club podrá concurrir para gestionar instalaciones públicas en la capital, incluida la de la Asomadilla, que podría correr el riesgo de abandono sufrido por ejemplo en las pistas de pádel de Parque Azahara, que siguen sin una solución y se remonta a diciembre de 2018.

Etiquetas

Adeba | Adecor | Adesal | Apademar | deudas | Fátima | Fuensanta | home14 | IDM Guadalquivir | Imdeco | Manuel Torrejimeno | Salas de barrio | Valdeolleros |

Deja un comentario