El IMDECO evitó in extremis el cortocircuito de las salas de barrio de Córdoba

Una aportación extraordinaria de algo más de un millón de euros impidió el cese de las actividades deportivas este 1 de octubre en los centros de Ciudad Jardín, Valdeolleros, Naranjo, Margaritas, Guadalquivir, Fátima y en las pistas de tenis del Santuario, que seguirán con sus actuales concesionarios durante los próximos nueve meses hasta que se licite el nuevo pliego de servicio

Paco Saavedra, gerente de Apademar, posando en la entrada de la Instalación de Fátima

Paco Saavedra, gerente de Apademar, posando en la entrada de la Instalación de Fátima

Las instalaciones deportivas municipales de Ciudad Jardín, Valdeolleros, El Naranjo, Margaritas, Guadalquivir, Fátima y la pistas de tenis del Santuario pudieron abrir sus puertas este 1 de octubre gracias a la actuación sobre la bocina del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO), cuyos nuevos dirigentes evitaron otro desaguisado provocado por la dejadez del gobierno municipal saliente y la presidencia de Antonio Rojas (PSOE).

El nuevo Consejo Rector presidido por Manuel Torrejimeno (Ciudadanos) encontró la forma jurídica que evitaba el cese de las actividades deportivas de las citadas salas de barrio. Ayer lunes 30 de septiembre expiraba la prórroga de tres meses firmada el 30 de junio para la prestación del servicio en estas salas de barrio, para las que la anterior legislatura no había sacado a concurso la licitación del pliego de condiciones para continuar su explotación de cara a la ciudadanía.

De modo que esa señalada primera prórroga se amplió en otros nueves meses, y se hizo inyectando un presupuesto de 1.093.401,58 euros, y de esa forma poder dar continuidad del servicio durante el periodo indicado. De esta forma durante éste la nueva corporación tendrá tiempo para licitar el nuevo concurso al que podrán concurrir los clubes que en la actualidad regentan las instalaciones.

La entrada de acceso al pabellón del Guadalquivir

La entrada de acceso al pabellón del Guadalquivir

Éste es el tercer marrón o herencia en materia deportiva que ha tenido que afrontar la nueva corporación, después de aquel primero acontecido en junio con la apertura de las piscinas municipales de La Fuensanta y la calle Marbella, y el posterior retraso cercano a los tres meses de las inscripciones de la Media Maratón de Córdoba.

Sin la reseñada medida de urgencia las instalaciones no podrían haber abierto este martes, pero afortunadamente ahora tienen garantizados los servicios de coordinación, asistencia técnica, auxiliares de información, gestión administrativa y gestión de accesos para la práctica de la actividad deportiva.

Ahora el IMDECO trabajará paralelamente para que en este mes de octubre se puedan publicar los pliegos de condiciones para la contratación definitiva de estas prestaciones. La intención es que no se agoten los nueve meses y que en torno a abril de 2020 puedan estar funcionando las salas de barrio con los nuevos adjudicatarios. El contrato será entonces de un año prorrogable a otro más, según se informó en un comunicado desde la concejalía de deportes del Ayuntamiento de Córdoba.

Etiquetas

Ciudad Jardín | Fátima | home14 | IDM Guadalquivir | Imdeco | Margaritas | Naranjo | Salas de barrio | Santuario | Valdeolleros |

Deja un comentario