El limbo de los currantes de la cantera

Casi dos semanas después de cumplirse los tres meses de impagos de nóminas, el personal de las categorías inferiores es el único que no cobró la de febrero a diferencia de los empleados no deportivos, las féminas y los chicos del filial

Varios canteranos a la conclusión de un entrenamiento en la Ciudad Deportiva

El pasado 10 de mayo se cumplían tres meses sin que el Córdoba CF SAD abonase a su personal, deportivo o no, sus nóminas. Justo en aquel día, pasadas las 15:00 horas, se supo que los empleados no deportivos, los integrantes del filial y el equipo femenino empezaron a recibir transferencias con su nómina de febrero desde Grucal Properties, una de las empresas de Jesús León. Sin embargo en esa relación, al margen de los jugadores de la primera plantilla, tampoco estaba el personal de las categorías inferiores, fundamentalmente, entrenadores, utilleros y multitud de colaboradores que quedaron en el limbo de ese pago testimonial.

Ese retraso aún más acentuado pasó desapercibido, pero internamente éstos se quejaron al club. La respuesta de éste fue que este miércoles 21 de mayo se les abonaría al menos esa mencionada nómina de febrero, extremo que a esta hora aún no ha ocurrido.

Por esa razón ahora mismo ese grupo de empleados, con salarios que podrían parecer ridículos dentro del organigrama de un club profesional y una sociedad anónima deportiva, es el que se encuentra en una situación más extrema, aunque todo apunta a que este viernes se podría solventar su situación y la del resto de empleados del club, dado que la materialización de los manidos pagarés del Real Valladolid, por los traspasos de Sergi Guardiola y Álvaro Aguado, enfila la recta final para que puedan hacerse efectivos, junto a otras cantidades que entrarían en la tesorería del club la próxima semana y en las primeras de junio.

Todo apunta a que esa esperada comparecencia de prensa pública de Jesús León, para dar explicaciones no a los medios sino al cordobesismo y que fue el club el que la anunció, nadie más, podría estar más próxima. Una opción es que sea el viernes, pero todo parece indicar que se retrasaría al lunes o al martes, por lo que ésta llegaría finalmente con el real de la Feria en plena efervescencia a unos metros de El Arcángel. Muy propio de lo que está siendo el Córdoba en los últimos tiempos.

De cualquier forma, la tranquilidad reina en la zona noble de la entidad, a la que no afecta el cúmulo de dardos envenenados lanzados desde el exterior por parte de Carlos González y el escuadrón escindido de Luis Oliver. El montoreño confía en salir adelante en breve y presentar su proyecto de Segunda B, porque la idea de León es continuar tras sanear el club en los próximos días, al menos en lo que se refiere a las citadas nóminas adeudadas.

Loading...

Deja un comentario