El ojeo para el Córdoba B, todo un valor añadido

La presencia de Christian Delgado y Ale Marín, de nuevo utilizados en Copa, y el reciente estreno liguero de Tala, en el que se piensa para cubrir algún descanso puntual de Ekaitz Jiménez llegado el caso, otra buena noticia en blanquiverde por el hecho de marcar una tendencia

Tala recibe la felicitación de Álex Bernal tras su debut. Foto: CCF

Tala recibe la felicitación de Álex Bernal tras su debut. Foto: CCF

Suele decirse en muchas ocasiones que lo que suceda en un primer equipo marca la realidad del club y no es algo incierto. Pero puede matizarse que el trabajo que se realice en otras parcelas o para otros conjuntos importantes dentro de la entidad es en realidad independiente y puede ser positivo o negativo de por sí. Y en el Córdoba es una realidad que el trabajo de scouting y fichajes que se está realizando para el Córdoba B está siendo notable y está aportando un valor añadido para ese cuadro A.

Es algo sabido que este año se han consolidado en el primer equipo y están siendo importantes jugadores que el área deportiva firmada por Infinity buscó para el filial en la temporada 2020-21, casos de Carlos Puga y Luismi, y en menor medida Julio Iglesias, con una participación más reducida. Álex Meléndez ha visto truncada su evolución por una nueva lesión y Visus es un caso diferente por pertenecer al Betis, aunque también entraron en el grupo de 23 que se le dio a Germán Crespo a principios de temporada.

Sin embargo, ya hay otros tres nombres, el último el de Tala, que están día a día trabajando con el primer equipo, y que también entran dentro de esa especie dentro del fútbol actual que no pueden llamarse canteranos, porque no han estado nunca en la cantera de un club en categorías inferiores, sino de fichajes para el Córdoba B con una doble misión. De un lado, competir al mejor nivel en su categoría, en este caso la Tercera RFEF, y de otro poder ayudar al primer equipo.

Buen rastreo

El zurdo de Pueblonuevo del Guadiana llegó al Córdoba desde el Extremadura y frente al Mérida se convirtió en el jugador número 24 en ser utilizado por Germán Crespo en liga. En él se ve al hombre que pueda cubrir las puntuales ausencias de Ekaitz Jiménez en lo que quede de temporada, aunque curiosamente en el filial Diego Caro le esté usando en una posición más bien de central, dejando el carril zurdo para Manolillo. Sólo tiene 20 años, cumplidos en junio.

Se ha unido como decimos a Christian Delgado y Ale Marín, llegados en diferentes momentos pero útiles para Germán Crespo no sólo a lo largo de la Copa RFEF sino para entrar en el duelo de Copa de ayer frente al Sevilla FC. Ale Marín, llegado desde el Castilleja, destacó mucho en el filial ya el pasado ejercicio y lo ha vuelto a hacer en el inicio de esta campaña, hasta el punto de anotar varios goles decisivos, mientras que Christian llegó desde el Málaga y su nivel como mediocentro de sostén no ha desentonado en absoluto cuando se le ha requerido.

Es de desear que en el futuro vayan llegando más jugadores de la tierra al primer equipo, por ese sentimiento de pertenencia que se requiere, aunque de momento el acierto en el ojeo del mercado y el compromiso de todos los que ya llegaron al Córdoba, sean de donde sean, está siendo otra noticia positiva en blanquiverde.

Etiquetas

Ale Marín | Cantera | canteranos | CCF | Christian Delgado | Córdoba B | Córdoba CF | CórdobaCF | debut | Germán Crespo | home7 | Tala |

Deja un comentario