El orgullo de pelear, la obligación de perseverar

El Pozoalbense quiere estrenar su casillero en la fase de ascenso en la cancha del Real Unión Tenerife, en tanto que el Córdoba Femenino necesita no fallar ante el filial del Levante UD en la de permanencia en la Liga Reto Iberdrola

El Pozoalbense no pudo aún sumar en la fase de ascenso. Foto: CD Pozoalbense Femenino

El Pozoalbense no pudo aún sumar en la fase de ascenso. Foto: CD Pozoalbense Femenino

Nuevo fin de semana de competición en las dos fases en las que subdividió el Grupo Sur de la Liga Reto Iberdrola. En el C, el de ascenso a la máxima categoría, un Pozoalbense ya sin opciones de alcanzar el premio gordo buscará estrenar su casillero de puntos ante el Real Unión Tenerife, denominación este año del Tacuense, en tanto en el D, el de permanencia, el Córdoba Femenino necesita no fallar ante el filial del Levante UD, junto al que comanda la clasificación.

En cuanto a otros duelos de la jornada, en el Sur C se juegan Villarreal-Granada (sábado, 12:00 horas), Alhama-Granadilla Tenerife B (sábado, 19:00) y CD Alba Fundación-Femenino Cáceres (domingo, 11:00); mientras que el D, en el que descansa este fin de semana el Aldaia, se disputarán La Solana-Joventut Almassora (sábado, 17:30), Juan Grande-Valencia Féminas B (sábado, 19:30) y Málaga Femenino-Femarguín (domingo, 10:00).

 

FASE DE ASCENSO A PRIMERA IBERDROLA

 

Real Unión Tenerife-Pozoalbense (La Salud, domingo, 13:00 horas), por Julia López

El cuadro pozoalbense viaja hasta Tenerife para medirse al Tacuense con el único objetivo de sumar sus tres primeros puntos en la fase por el ascenso. Las pozoalbenses buscarán algo más de fortuna de la que han encontrado hasta la fecha, para dejar así atrás una racha negativa donde acumula tres derrotas consecutivas. Los dos equipos están en la tabla con 30 puntos, aunque el coeficiente de las de Los Pedroches es mejor por haber jugado dos partidos menos (1,76 frente a 1,58).

Con todo, el equipo se encuentra bien anímicamente y con ganas de afrontar un nuevo compromiso liguero tal y como confirmó su entrenador, Manuel Fernández, en las horas previas al choque. Eso sí, el técnico prefiere dejar a un lado la “buena imagen” dada hasta el momento y sumar ya sus primeros puntos, entre otras cuestiones, porque entiende que “el equipo lo está mereciendo”.

Estoy muy satisfecho con lo que está dando el equipo, a pesar de que no estamos obteniendo los puntos que quisiéramos. Estamos manteniendo nuestras señas de identidad, el estilo que venimos demostrando durante toda la temporada”, apuntó, para después reconocer que “hay deseos de ganar ya un partido”, lo que esperan que pase ante el equipo isleño. Las claves para Fernández pasan por las habituales: “Seguir trabajando y luchando como venimos haciéndolo, aunque tenemos que estar más afortunadas de cara a gol y corregir esos errores que tanto daño nos están haciendo”.

Respecto a su rival, el preparador señaló que “es un equipo muy reestructurado con respecto al del año pasado y que ha mejorado muchísimo con jugadoras de altísima calidad”. Para hacer frente a un elenco “muy rocoso” como local, Fernández deja claro que las suyas tendrán que estar “muy bien asentadas” y contrarrestar el juego con “la calidad”. Los ánimos siguen estando arriba principalmente porque entiende que están dando su “mejor versión”, aunque el técnico reconoce que les está penalizando en exceso el escaso acierto de cara a gol a pesar de las ocasiones generadas por las suyas.

Una de las señas identidad a las que aludía el preparador es la de no bajar los brazos y por eso en el seno del equipo la consigna es “seguir dando la talla y competir al máximo”. Para conseguirlo, el técnico no podrá contar con Bruna Tavares, mientras que Victoria Arévalo sigue “entre algodones” a pesar de haber entrado ya a trabajar con el grupo.

El futuro

Por cierto que a pesar de que todavía restan algunos partidos para la conclusión de la temporada, Manuel Fernández dejó entrever que en la planificación de la próxima temporada su nombre podría no estar vinculado al banquillo del Pozoalbense. “Este es mi cuarto año y puede que ya sean muchos para un ciclo. No cierro puertas a nada pero algunas veces se necesita oxígeno”, desveló. “Ha sido un ciclo en el que hemos quedado campeonas de liga, hemos ascendido a la Reto Iberdrola y ahora lo que queda es subir a Primera División. Creo que ha sido un ciclo muy bonito; no sé si tenemos ocasión de volver a vivirlo”, expuso.

 

FASE DE PERMANENCIA

 

Córdoba Femenino-Levante UD B (Ciudad Deportiva, sábado, 17:00 horas)

Los dos equipos al mando del grupo se miden en feudo califal. El equipo de Roberto Ramírez, con 23 puntos, se las ve con el filial granota, que le superó en la última jornada y posee 25, con coeficiente también mejor (1,39 por 1,28). Aunque en realidad lo que cuenta aquí es salvarse de la quema, que afectará a los cuatro últimos clasificados.

El Córdoba Femenino está invicto en esta segunda fase, aunque es cierto que tres de sus cuatro encuentros acabaron en empate. En el equipo se afronta el duelo “con mucha ilusión” y recalcando lo positivo. “No haber perdido y que en tres de los cuatro encuentros no hayamos encajado refuerza nuestros conceptos defensivos. Por contra, es cierto que el empate apenas suma, no te rentabiliza tanto. Pero creo que el equipo está bien. Somos el único invicto y vamos a seguir trabajando en esa tesitura pero buscando marcar un gol más que el contrario porque si no, no se refleja lo que el equipo está haciendo”.

Ahora viene un duelo ante un segundo equipo, con los condicionantes habituales: “Los filiales son melones por abrir. Si les sale su partido te pueden complicar mucho las cosas. Tiene jugadoras en la vertiente ofensiva muy rápidas, dinámicas y verticales y nos pueden hacer daño en las transiciones. En ataque organizado no son tan potentes, pero en robos y contragolpes sí y pueden complicarnos por su velocidad y juventud”.

En cuanto al tipo de partido que puede darse, Roberto espera “un Levante atrevido, porque no deja de ser un filial y con una buena propuesta de juego, pero con un punto reservón y viendo si el equipo de casa lleva la batuta del encuentro”. “Creo que por momentos estarán agazapadas esperando la contra, porque en eso son muy buenas. Y sobre nosotros, tengo esperanzas en el balón parado, porque tenemos jugadoras que van bien de cabeza y otras buenas sacadoras, por lo que a ver si así podemos abrir la lata para que todo sea más fácil”, añadió.

En el capítulo de bajas, se ha sumado Ana Ocón, con una rotura, a Sofía Schell, que ya está entrenando pero que aún no se ha calzado las botas de juego, y Lidia, también cada vez un poco mejor. Vuelve Carmen Gordillo, tras cumplir finalmente cinco partidos de sanción, y habrá que estar atentos al estado de Natalia Mills, ya ha afrontado un viaje muy largo, desde Japón, tras jugar con su selección, Panamá. “Valoraremos si está entera, a nivel medio o para nada. Lo normal es que en la convocatoria esté y ya veremos para cuantos minutos. Es una jugadora diferencial y si está bien puede ayudar a conseguir un buen resultado”, concluyó.

Etiquetas

Córdoba Femenino | deporte femenino | Fútbol Femenino | Levante B | Liga Reto Iberdrola | Pozoalbense | Tacuense |

Deja un comentario