El orgullo que tanto faltó pero que no alcanza (3-3)

El Córdoba se levantó tras un espantoso inicio en el Tartiere y firmó un punto compitiendo, aunque le valga de poco a estas alturas

La Impotencia de un empate que no le vale a ninguno, eso muestran los rostros de Álex Menéndez y el ex-cordobesista Joselu

Javier García

Dando por hecho, tras lo vivido ante el Lugo y con la nueva e increíble victoria del Extremadura esta tarde en La Coruña, que el descenso de Córdoba a Segunda B es una realidad, lo mínimo que se le puede pedir al equipo es que haga lo que hoy en Oviedo, si puede ser evitando los primeros diez minutos. Los blanquiverdes fueron capaces de levantar un 2-0 adverso y un 3-2 en el 82 para terminar empatando en casa de otro aspirante al play-off, en una demostración de lo que han sido en sus momentos más dignos del campeonato. Un equipo que concede mucho atrás, más que nadie y como pocas veces en toda la historia de la Segunda División, pero con capacidad ofensiva. Un momento clave, la lesión de Jaime Romero y la entrada de un Piovaccari inexplicablemente suplente, cambió el curso del partido para un equipo que hoy se aproximó a serlo.

Rafa Navarro anunció cambios en el equipo y también contar con jugadores con personalidad, aunque en cambio prescindió de varios de ellos, como Aguado y Javi Lara, que seguían de suplentes, y Piovaccari. En cambio jugaban Vallejo, con lo que Luis Muñoz volvía al centro de la defensa, y Carbonell, además de Alfaro, con la labor de engarzar con Andrés, hoy referencia ofensiva. Mientras, en el Oviedo la novedad era la presencia arriba de Ibrahima por Joselu y la ausencia de Mossa en su habitual lateral izquierdo.

Ibra celebrando el gol que abría el marcador

El Romero

Pero cualquier plan que hubiera podido pensar Navarro duró un minuto y pico. Lo que tardó Álex Menéndez en regalarle el 1-0 a Ibra. Un centro que se iba fuera, y que en cualquier caso era en ventaja para Lavín, lo metió el asturiano hacia dentro, lo que nunca debe hacerse, por lo que el delantero sólo tuvo que empujarla de zurda a la red. Otro tanto ridículo.

Golazo de Saúl Berjón

No fue ridículo, sino un golazo, el segundo, que apenas tardó ocho minutos desde el inicio en llegar. Dos buenos toques previos de Bárcenas e Ibra llevó la pelota a los dominios de Saúl Berjón, que le mandó de rosca desde la frontal lejos del alcance de Lavín. El partido se había acabado y con el riesgo de una goleada, que estuvo cerca de establecerse ya poco después del cuarto de hora con un cabezazo picado de Ibra que se fue fuera por poco. El Córdoba, más allá de algún centro lateral o acción a balón parado, no atacaba.

Tras otras acciones de los astures, con dos tiros pifiados de Carlos Martínez y Saúl Berjón, llegó el primer cambio del Córdoba, forzado. Jaime Romero sintió una molestia muscular y Navarro le suplió por Piovaccari, que al poco de entrar tuvo la primera opción seria de los blanquiverdes. Le habilitó Chus Herrero, pero el italiano tardó un mundo en decidirse y al final golpeó al suelo. Poco después, el delantero tuvo otra, en un buen pase de Carbonell, aunque su tiro, con poco ángulo, se estrelló en el lateral de la red.

Piovaccari recorta

El cuadro cordobesista entró en una fase de dominio, ayudado seguramente por la relajación oviedista, y el caso es que ya no volvió a avisar, sino a marcar. Una perfecta combinación de Piovaccari y Andrés Martín la llevó a la red el transalpino con un perfecto zurdazo lejos de Champagne. Quedaban siete para el descanso y el duelo parecía tomar otro cariz.

Piovaccari cabeceando un balón en Oviedo

LFP

De hecho, el Córdoba pudo haberse ido al descanso con el 2-2 en el marcador del Tartiere, porque en el 44, una pelota que no pudo domar Piovaccari pero que tocó bien hacia atrás acabó en un tiro de Andrés Martín que por desgracia le salió potente pero muy centrado, fácil para Champagne. El de Aguadulce tuvo una opción de la que tuvo que haber sacado más partido.

El cuadro cordobesista empezó la segunda parte mejor que la primera, porque al menos no encajó gol nada más empezar. Y estuvo cerca de empatar otra vez, cuando un centro de Álex Menéndez lo cabeceó Chus Herrero al alimón con Christian Fernández, quizá en falta, y la pelota besó el palo izquierdo de la meta asturiana. Los silbidos y el temor volvieron a las gradas del Tartiere, aunque en el cinco Ibrahima probó a Lavín desde la frontal con buena respuesta del madrileño.

Fase movida…y el empate

El choque entró en una fase muy movida, con el Córdoba encontrando espacios a la espalda de los medios del Oviedo, aunque sin la precisión necesaria para culminar las acciones, aunque en alguna se señaló fuera de juego cuando no era. Lavín hizo otra gran parada en el 56, a remate en plancha de Carlos Hernández, aunque la acción se anuló por off-side. Aguado, Javi Lara y Quim Araujo calentaban en la banda.

Tras una jugada en la que Vallejo se plantó solo en la frontal del área, pero no supo qué hacer y lanzó de manera defectuosa, Anquela hizo un cambio significativo, al quitar a uno de sus atacantes, Yoel Bárcenas, para meter a otro centrocampista, Javi Muñoz. Lo cierto es que el duelo estaba igualado, pese a que los acercamientos de los locales daban sensación de problemas para el Córdoba por su inherente fragilidad.

Luis Muñoz intentando cortar la internada de Yoel Bárcenas

Miki López

El ejemplo estuvo en el paso por el ecuador, cuando una pérdida absurda en la medular entre Andrés y De las Cuevas acabó en los pies de Ibra, que tiró raso para que Lavín despejara. Ahí la respuesta del Córdoba no pudo ser mejor. En una falta forzada por Andrés Martín y lanzada por Álex Menéndez a la barrera, un toque dejó la bola en los dominios de Alfaro, que celebró su primera titularidad desde la jornada cinco haciendo el empate.

Del 2-3 de Miguel de las Cuevas a la venganza de Joselu

El Oviedo tocó a rebato, con las entradas de todo su arsenal, Joselu y Toché, por Folch y Alanís, mientras en el Córdoba se lesionó Piovaccari, que dejó su sitio a Javi Lara. Los locales llevaban más peligro por sensación, por lo que es este Córdoba, que por claridad ofensiva. Así, la ocasión clara la tuvo De las Cuevas, con un tirazo raso en acción de Javi Lara que Champagne sacó a córner.

Cuando se vio esa jugada, y viendo la temporada del Córdoba, estaba claro que el que iba a marcar era el Oviedo. Una falta en la frontal, evitable, de Chus Herrero a Ibra, la llevó a la red Joselu con un sutil lanzamiento. Sin embargo, hoy el cuadro cordobesista sí tuvo coraje al menos, y también se repuso a ese golpe. En otra acción de Alfaro, medio cojo, que sacó Champagne a córner, el servicio de Aguado lo enganchó a la perfección Andrés Martín para hacer el 3-3.

Fue un final entonces loco, en el que los dos se descosieron. Toché tuvo el 4-3 en un córner nada más entrar en el añadido, pero también hubo un ataque del Córdoba CF en el que De las Cuevas disparó arriba. Al final, 3-3 que tampoco vale de mucho pero que al menos cumple la misión del lavado de imagen tras el ridículo ante el Lugo.

Javi Jiménez en solitario en la grada visitante del Carlos Tartiere como único cordobesista en Oviedo

FICHA TÉCNICA

3.- REAL OVIEDO:  Champagne; Carlos Martínez, Carlos Hernández, Alanís (Toché, m. 75), Christian Fernández, Javi Hernández; Ramón Folch (Joselu, m. 70), Jimmy; Saúl Berjón, Yoel Bárcenas (Javi Muñoz, m. 60) e Ibrahima.

3.- CÓRDOBA CF: Marcos Lavín, Fernández, Luis Muñoz, Chus Herrero, Álex Menéndez; Vallejo, Carbonell (Aguado, m. 84); Jaime Romero (Piovaccari, m. 28 (Javi Lara, m. 75)), Alfaro, De las Cuevas; Andrés Martín.

ÁRBITRO: Arcediano Monescillo (Colegio castellano-manchego). Amonestó a los locales Jimmy, Alanís, Carlos Hernández y Javi Muñoz y a los visitantes Carbonell, De las Cuevas y Álex Menéndez.

GOLES: 1-0, m. 2: Ibrahima. 2-0, m. 8: Saúl Berjón. 2-1, m. 38: Piovaccari. 2-2, m. 68: Alfaro. 3-2, m. 82: Joselu. 3-3, m. 87: Andrés Martín.

INCIDENCIAS: Partido de la trigésimo quinta jornada de Segunda A, disputado en el Carlos Tartiere ante unos 13.362 espectadores, entre los que se encontraba en solitario el cordobesita Javi Jiménez tras atraversarse toda la penísula en su ‘tiburón on tour’.

Etiquetas

Carlos Tartiere | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Crónica | Liga Smartbank | Real Oviedo |

Deja una respuesta