Marrero y un nuevo contrato que no entró en vigor porque no se tramitó en la Federación

La ampliación del vínculo con el técnico del filial que tuvo lugar en marzo para evitar su dimisión y su marcha entonces al primer equipo del Extremadura incluía unos nuevos honorarios desde esa fecha que nunca se abonaron, sino que se siguió pagando el sueldo del que expiró el pasado 30 de junio | Por eso los de Almendralejo pudieron tramitar su nueva relación laboral en la Española para dirigir al Extremadura B

Juan Marrero en una de las últimas sesiones con el filial en mayo

Juan Marrero en una de las últimas sesiones con el filial en mayo

En el Córdoba vuelve a haber caso Juan Marrero, que data en realidad desde aquel 1 de marzo en el que el técnico del filial pasó más de ocho horas en las oficinas de El Arcángel, en turno de mañana y tarde, tras presentar su dimisión en la jornada previa luego de un partido del Córdoba B. Entonces hubo fumata blanca para evitar su salida del Córdoba CF y que no acabara en el Extremadura, pero nunca se explicó a qué acuerdo llegaron ambas partes.

Cuatro meses y medio después el valenciano federativamente es entrenador del filial del equipo de Almendralejo, después de que expirase el pasado 30 de junio el contrato que en verano de 2018 firmó con el Córdoba cuando Luis Oliver era su director deportivo.

Pese a esa realidad objetiva, ayer saltaba la noticia en Diario Córdoba de que Marrero tiene contrato con el Córdoba CF hasta 2021 para dirigir a su filial, con una cláusula de rescisión de un millón de euros. Sin embargo faltaban muchos datos en esa información. No se informó de que ese nuevo contrato, que se firmó el reseñado 1 de marzo, fue la solución a aquella crisis institucional con el técnico valenciano. Fue la manera de evitar su salida, asegurándole su continuidad en el club elevándole sus honorarios, un nuevo salario que debió empezar a cobrar desde el propio mes de marzo, pero nunca fue así.

A la Federación Española no le consta ese nuevo contrato

La otra cuestión importante es que ese contrato nunca lo tramitó el club federativamente, algo que constataron fuentes de la Federación Española de Fútbol a Cordobadeporte.com. De hecho, informaron de que la vinculación de Marrero con el Córdoba finalizó el pasado 30 de junio. Ése fue el motivo también por el que Marrero siguió cobrando sus honorarios antiguos de marzo a junio, aunque el valenciano no pudo comprobar ese extremo hasta que el club no abonó en mayo las hasta tres mensualidades que llegó a adeudar a su personal.

Juan Marrero aquel 1 de marzo esperando en la puerta de las oficinas de El Arcángel a ser atendido por Jesús León

Juan Marrero aquel 1 de marzo esperando en la puerta de las oficinas de El Arcángel a ser atendido por Jesús León

Pese al incumplimiento de lo pactado y la irregular situación, Marrero siguió dirigiendo al filial para evitar más conflictos, hasta que en plena Feria el club le notificó de un día para otro que ya podían disponer de vacaciones. Pese a ello Marrero continuó en Córdoba hasta el pasado 30 de junio esperando recibir unas instrucciones que nunca llegaron. Ni él ni su cuerpo técnico tenían ninguna notificación para incorporarse al trabajo en esta segunda semana de julio. Por todo ello, el último día de junio quedó libre y el Extremadura tramitó su contrato de alta laboral el pasado lunes 8 de julio.

No se llegará a unos tribunales que se podrían volver en contra

Ayer el presidente del Córdoba CF, Jesús León, en medio de la presentación de Enrique Martín, dijo que “nosotros tenemos la legalidad y haremos saber a los organismos competentes que Marrero tiene contrato con el Córdoba”. Esos organismos sólo podrán ser los judiciales, porque federativamente no ha lugar.

De forma que en caso de litigio el caso sería parecido, aunque nada tenga que ver, con la denuncia que Pedro Cordero interpuso al club en agosto pasado por aquel contrato firmado en una servilleta como director deportivo blanquiverde antes de que llegara Rafa Berges.

Así que los Tribunales de justicia obrarán, si se interpone denuncia, sobre un contrato no dado de alta y sobre el que Marrero no recibió ninguna notificación para su cumplimiento en un último mes y medio en el que el Córdoba contactó con Diego Delgado para ser sustituto, después de ofrecer también en marzo la renovación a Javi Moreno para promocionar en la cantera y hacerse cargo del filial. Otro compromiso que luego nunca se plasmó por escrito, aunque tampoco tuvo mucha validez el contrato firmado por Marrero, que ahora se esgrime de forma extraña tras incumplirse desde marzo.

One Comments

  • Utrerano 12 / 07 / 2019 Reply

    De lo cual se vuelve a domostrar lo falso que es este dirigente.

Deja un comentario