El positivo de Mario Ortiz se produjo en la sala de fisios de El Arcángel

El contagio procedía de un jugador del filial que se trató previamente en el mismo lugar donde luego se trató el centrocampista cántabro, que tiene que guardar una cuarentena de diez días, por lo que aunque diera negativo en el PCR de este viernes no debería entrar en la convocatoria para cumplir el protocolo Covid de la Junta, aunque la Federación lo permite y el Córdoba quiere que viaje a Cádiz

Víctor Salas durante el entrenamiento de este miércoles junto a Moutinho y Bernardo Cruz.

Víctor Salas durante el entrenamiento de este miércoles junto a Moutinho y Bernardo Cruz.

El pasado domingo en la previa del partido ante el Linense, Mario Ortiz mostraba su pesar en su cuenta de Instagram por no poder estar presente sobre el verde de El Arcángel por el positivo de coronavirus que le obligaba a permanecer aislado en su casa, desde donde vio el partido por televisión. La frustración se apoderaba del futbolista cántabro, sobre todo teniendo en cuenta su vida monacal con un escaso contacto en la sociedad cordobesa para evitar precisamente un contagio, que a la postre se descubrió que tuvo su origen en el propio estadio de El Arcángel, según informaron a Cordobadeporte fuentes del propio Córdoba CF.

En concreto el hasta ahora único contagio de la primera plantilla se produjo por un contacto con un futbolista del filial, conjunto que sí sufrió varias infecciones a lo largo de la temporada. En este caso el jugador contagiado del B se había tratado en la sala de fisios, denominada diatermia, justo en el turno anterior al paso de Mario Ortiz por la misma dependencia a finales de la pasada semana, donde se sospecha que debieron quedar restos del virus. Hasta ahora el Córdoba era uno de los pocos equipos del fútbol español que no había sufrido positivos en su primera plantilla, notoriedad conseguida gracias a unos meticulosos protocolos internos del club.

Mario Ortiz intenta controlar el balón ante un compañero.

Mario Ortiz intenta controlar el balón ante un compañero.

Cuando Ortiz empezó a tener síntomas en la noche del viernes, que vinieron a confirmarse en forma de positivo el sábado, los servicios médicos de la entidad establecieron rápidamente la relación. Previamente se descartó cualquier posibilidad llegada de su entorno familiar, porque incluso el jugador dejó de llevar a su hijo a la guardería para evitar este tipo de contactos externos.

Este miércoles volvió a dar positivo

El futbolista sigue sin entrenar con sus compañeros, dado que ayer miércoles volvió a dar positivo en el nuevo test que se le practicó. Con todo este viernes volverá a hacerse otro y en caso de que dé negativo el club pretende que pueda entrar en la convocatoria para viajar en la tarde del sábado a Cádiz.

En principio tras un contagio cualquier persona debe guardar una cuarentena de diez días según indica el protocolo Covid de la Junta de Andalucía, aunque la Federación permite a los clubes que los futbolistas vuelvan a estar aptos si pasados unos días se consigue un negativo. Por ello en el Córdoba CF buscarán ese resultado entre el viernes y el sábado. Si éste se da, Mario Ortiz entraría en la convocatoria pese a que en el mejor de los casos sólo entrenaría dos días con sus compañeros. Desde su primer positivo el futbolista sólo pudo hacer pesas en su casa, pero ante la delicada situación del equipo en el club ven necesaria su aportación al equipo de Pablo Alfaro, que siempre tendría la última palabra para su alineación.

Etiquetas

CCF | contagios | Córdoba CF | COVID-19 | El Arcángel | home7 | Mario Ortiz | Segunda B |

Deja un comentario