El Pozoalbense se lleva el derbi ante el Córdoba (1-2)

Las de Los Pedroches vencieron con tantos de Karla Riley y la exblanquiverde María Marín a un cuadro local que marcó por medio de Nati en el inicio del Grupo Sur A de la Liga Reto Iberdrola

Natalia Montilla´y María Marín celebran el 1-2 definitivo. Foto: Pozoalbense Femenino

Natalia Montilla´y María Marín celebran el 1-2 definitivo. Foto: Pozoalbense Femenino

El Pozoalbense se llevó el derbi inaugural del Grupo Sur A de la Liga Reto Iberdrola, tras derrotar en la Ciudad Deportiva al Córdoba Femenino. Las pupilas de Manuel Fernández se adelantaron con un gol de Karla Riley, Nati de Francisco igualó poco después y la exblanquiverde María Marín estableció el 1-2 definitivo justo al borde del descanso.

Tras los clásicos minutos de tanteo entre ambos equipos, sin ocasiones claras que anotar, el Córdoba iba a ir generando llegadas in crescendo en peligrosidad. Primero fue una de Cintia, en mejor posición que el remate acrobático y flojo que le salió, a las manos de Ana. Luego la tuvo Nati de Francisco, pero su remate, forzado, se estrelló contra el lateral de la red. Y la gran opción llegaría pasado el primer cuarto de hora, cuando Wifi resolvió con una genialidad, un taconazo, una llegada ante Murga. La pelota se encaminaba para hacer el primero, pero Victoria Arévalo llegó rauda para despejar en la misma línea.

El equipo de Los Pedroches reaccionó a partir de esa jugada y empezó a merodear con más frecuencia el área de una inusualmente insegura Carmen Gordillo. Una salida en falso cerca del ecuador acabó con la pelota fuera por poco, en el preludio de lo que pasaría a la media hora de juego. Un despeje poco resolutivo de la sevillana en un balón colgado a la caldera del diablo fue a parar al balcón de área, desde donde la panameña Karla Riley la colocó en la misma escuadra.

El marcador era algo injusto por lo visto hasta ese momento, pero eso iba a cambiar rápido porque al cuadro de Manuel Fernández apenas le dio tiempo a celebrar su tanto. En el 32, Cintia se coló al espacio rompiendo el fuera de juego por el piquito derecho del área y sirvió en paralelo para que Nati anotara a puerta vacía.

El choque recuperó la igualdad en el tanteador y en el juego, que se volvió algo espeso y con poco ritmo, sobre todo tras una doble atención a Karla Riley. Acaso por eso el Córdoba se desconcentró y al hilo del descanso, María Marín recibió un pase tras un córner cordobesista, regateó a Lidia, que actuaba de cierre, se plantó ante Gordillo y la batió por bajo, con algo de ayuda al tocar la jugadora cordobesista y coger la bola un efecto extraño que la terminó llevando mansamente a la red.

Fútbol control

La segunda parte fue completamente diferente a la primera. El Pozoalbense se pertrechó atrás buscando mantener el resultado, jugando inteligentemente con el cronómetro desde el primer momento, mientras el Córdoba se intentaba volcar aunque con más corazón que cabeza. Nati de Francisco remató arriba en la opción más llamativa en el inicio de la reanudación para un equipo en el que Montenegro metió toda la pólvora posible. Prácticamente reunió a cuatro delanteras a la par a situar en el campo a Potassa y Ali Muñoz, con Nati y Wifi como extremos.

Loba intenta robar la bola a su par. Foto: Pozoalbense Femenino

Loba intenta robar la bola a su par. Foto: Pozoalbense Femenino

En el 20 de la segunda, en una salida errónea de Ana de Murga, la pelota quedó clara a Tanaka, que disparó por encima del larguero. Pero esa fue prácticamente la única ocasión como tal del Córdoba. El Pozoalbense dio una lección de orden táctico y compromiso sobre el césped, al tiempo que su entrenador iba refrescando el equipo. Nora de Torres, una de las que entraron, anduvo cerca de aprovechar algún ataque esporádico, lo mismo que María Marín.

El Córdoba, sin excesivas ideas, se intentó volcar en el tramo final, aunque sus balones al área desde los costados o en accione de estrategia fueron bien resueltas por la defensa pozoalbense o la misma Ana, que aportó seguridad a las suyas. Al final, tres puntos para el Valle de los Pedroches, como ya pasó en la Ciudad Deportiva a inicios de este año 2020.

Karla intenta un pase en largo en la Ciudad Deportiva. Foto: Pozoalbense Femenino

Karla intenta un pase en largo en la Ciudad Deportiva. Foto: Pozoalbense Femenino

FICHA TÉCNICA

1.- CÓRDOBA FEMENINO: Gordillo; Schell (Tanaka, m. 46), Celia, Yanire, Lidia; Ocón, Encarni; Cintia (Ali Muñoz, m. 54), Aina Torres (Potassa, m. 54), Wifi (Michi Goto, m. 69) y Nati.

2.- POZOALBENSE: Ana Murga; Loba, Victoria Arévalo, Rocío, Sara; Ayaka, Hamidouche; María Marín (Naomi Vagre, m. 80), Natalia Montilla, Sana Guermazi (Nora de Torres, m. 61); Karla Riley (Nwabouku, m. 86).

ÁRBITRA: Isabel Buendía (Comité Andaluz). Amonestó a la local Yanire y a las visitantes Sana Guermazi y Sara, además de a Manuel Fernández (entrenador).

GOLES: 0-1, m. 30: Karla Riley. 1-1, m. 32: Nati. 1-2, m. 45: María Marín.

INCIDENCIAS: Partido de la jornada 1 del Grupo Sur A de la Liga Reto Iberdrola, celebrado a puerta cerrada en la Ciudad Deportiva.

Loading...

Deja un comentario